DEUS EX MACHINA

415
DEUS EX MACHINA
DEUS EX MACHINA

Gauguin, Viaje a Tahití
Oscar Sieber

@neosieber

En esta producción francesa que forma parte del 22 Tour de Cine Francés, revisamos un pasaje muy importante en la vida del pintor postimpresionista de Gauguin, durante su viaje a la Polinesia Francesa.
La historia se centra en 1891 cuando Gauguin se exilia a Tahití. Quiere encontrar su pintura, libre, salvaje, lejos de los códigos morales, políticos y estéticos de la Europa civilizada. Se adentra en la selva, haciendo frente a la soledad, la pobreza, la enfermedad. Allí conoce a Tehura, que se convirtió en su esposa y protagonista de sus grandes pinturas.
En ésta obra severamente criticada por diferentes críticos de cine, se puede apreciar mucho de la naturaleza que ostenta los hermosos paisajes de Tahití llenas de una naturaleza extraordinaria y mágica visualmente.
Probablemente la inspiración de su director Edouard Deluc resida en lo paradisiaco de esos lugares al que decidió imprimirle una historia interesante como fue una de las etapas más significativas del pintor francés.
Es una producción pulcra por el cuidado estético de su fotografía y la exuberancia de los colores de la vegetación que hay en la isla aunque la película al ser de un ritmo tedioso, arriesga al espectador de agotar su paciencia por seguir esas anécdotas que marcaron la sensibilidad del artista. Dicho sea de paso, considero que el Director resolvió sin éxito esa experiencia sensorial a cuadro.
Con lo anterior quiero evocar una película francesa que guarda similitudes en la intención, que por el contrario, el cienasta logró ejecutar con gran ardid esa impresión que implica el proceso creativo; «Mi Bella Mentirosa», del director Jacques Rivette.
Vincent Cassel, uno de los actores consentidos del gremio cinematográfico francés, es quien se encarga de darle vida al pintor postimpresionista, que en este trabajo no deja de deslumbrar su grandioso talento histriónico para interpretar a un personaje que por su naturaleza artística llega a desbordar matices de locura.
Para ésta película, Cassel llega a tener doble visibilidad dentro de la siempre esperada muestra francesa.