ALFIL NEGRO

437
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

“Las promesas nunca son olvidadas por el pueblo”(Giusseppe Mazzini)

La Gran Espera
Oscar D. Ballinas Lezama

“Los primeros tres años de mi gobierno, los precios de las gasolinas y la luz eléctrica se mantendrán estables y no subirán más allá de la inflación”, dijo el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, en una reunión sostenida con integrantes de la Confederación de las Cámaras Industriales.
El político tabasqueño se comprometió, en un mitin efectuado en Nayarit, que de ganar las elecciones del pasado primero de Julio congelaría el precio de las gasolinas y en dos años se reduciría el precio de los combustibles, el gas y la energía eléctrica.
Luego, añadiría que su Gobierno produciría lo que se consume en México para garantizar la soberanía alimentaria, y para ello, se rehabilitarían las seis refinerías que existen en el país y construirían dos más en el Golfo de México: ”Vamos a producir en México las gasolinas, y vamos a tener energía eléctrica suficiente, y gas, todos los combustibles y vamos a bajar el precio de estos, es un compromiso que vamos a convertir en realidad”.
Ante esta promesa del ahora Presidente Electo, los mexicanos piden de eso su limosna y ya no ven la hora de que el ‘Santón de Macuspana’ tome posesión del Gobierno, para ver si como ronca duerme.
Sobre de todo porque prometió también que de entrada no va permitir el aumento en los precios de las gasolinas ni de la luz, (pero sí se ve como una tomada de pelo que la gasolina ya cueste 20 Pesos el litro y la energía ha aumentado en gran porcentaje su precio; ya no habrá gasolinazos ni aumento de luz pero ¿a qué precio?, más bien parece un pacto con Peña Nieto quien, al parecer, no recibirá castigo, aunque sí le deja altos los precios para que no haya despeñadero en el Gobierno que está por llegar) comprometiéndose que en funciones como primer mandatario de este país, ya no habrán gasolinazos y en dos años tendrá listas al menos dos refinerías que le permitirán bajar los precios de los hidrocarburos; de ahí el enorme interés del pueblo azteca por verlo sentado en la silla del águila.
Para nadie es secreto que el Presidente Electo, quien ofreció iniciar la cuarta transformación de México, iniciará desterrando la corrupción y la impunidad de este país, advirtiendo que sobre aviso no hay engaño y echó en el mismo costal a sus compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares, argumentando que un buen juez por su casa empieza.
En su ofrecimiento de ser fiel al pueblo, sobre todo a los más humildes y olvidados, no permitirá el nepotismo: “nada de llenar de familiares a los gobiernos municipales, gobiernos estatales, no es el gobierno de la familia, no es el DIF, no es que ya llegaron mi primo, mi nuera, mi yerno, mi cuñada, mi tía y mi abuelo que van estar ocupando cargos en el Ayuntamiento, eso lo reprobamos, no luchamos para eso”, expresó claramente Andrés Manuel López Obrador, hablándole a Pedro para que le escuchara Juan.
Los Alcaldes de los diversos ayuntamientos del país ya están en funciones, sin embargo, parece ser que muchos de ellos no entendieron el mensaje o le están haciendo al ‘tío lolo’, importándole un cacahuate la ‘cuarta transformación’ ofrecida a los mexicanos por el tabasqueño, que después del próximo 8 de Diciembre deberá meter en cintura a quienes se le han salido del huacal y están llenando las nóminas municipales con sus familiares y amigos.
Mientras llega la hora ‘cuchi cuchi’, la mayoría de los Alcaldes hacen lo que les viene en gana en sus incipientes administraciones; por otro lado, los empresarios gasolineros siguen aumentando el precio de las gasolinas y CFE insiste en cobrar tarifas de la luz a precio de oro.
Desde Tonalá llegan vientos que cargan exigencias de una auditoría a la Secretaría de Pesca y Acuacultura, en la que, presuntamente, los últimos encargados cometieron todo tipo de actos de corrupción para llevar agua a su molino, principalmente un tal Manaco y el tristemente célebre ‘Sirenito’, que al parecer siguen siendo premiados con nuevos cargos de elección popular. ¿Será?
Entre las cosas buenas que suceden en Chiapas, el gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas, sostuvo que el proyecto del tren maya que enlazará las entidades del sureste de México, e impulsando el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, favorecerá a esta entidad fronteriza con el crecimiento del sector turístico, fomentando la generación de empleos que traerá una mejor economía a los habitantes de esta región.
Escandón Cadenas se comprometió que a partir del próximo 8 de Diciembre en que tomará posesión como gobernador de Chiapas, asumirá los programas federales en su justa dimensión e impulsará el turismo, la generación de empleos y el combate a la pobreza, entre otras cosas, con las que se buscará mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos.