El QUINTO PODER DE MÉXICO

571
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

“El Carcelero Glotón”
Ernesto L. Quinteros

Faltan unos días para que las nuevas administraciones municipales en Chiapas cumplan su primer mes de gestión, empiecen a desembuchar todo lo que han encontrado y notifiquen de todas las irregularidades al Órgano Superior de Fiscalización del Congreso del Estado y a la Auditoría Superior de la Federación, de no hacerlo, recaerá en los funcionarios actuales pagar los platos rotos.
Y mientras esto sucede, les contaré la historia de un exedil al que hoy sus mismos excolaboradores le apodan “El Carcelero Glotón”.
Hace unas semanas me contaron esa historia, pero no la quise creer, pero cuando el comentario viene de alguien de sus cercanos entonces confirmé la realidad.
Resulta estimado lector, que hubo un ex presidente municipal en un importante municipio de la región de la Costa de Chiapas, que no sólo está enfermo de poder, también tiene problemas mentales y emocionales, trataba a sus colaboradores peor que a animales, pues cuando le daban ataques de ira, los mandaba a detener por 72 horas en los separos de la Policía Municipal.
Comentan testigos que ese exmunícipe, de quien no digo su nombre, ya ve que andan bien sensibles, como piel de gallina, en una ocasión mandó a llamar a una reunión a varios titulares de área, incluyendo a Directores y Jefes de departamento, a quienes los hizo esperar por varias horas en su despacho.
En el privado de la Presidencia los funcionarios de aquel entonces preguntaban desesperados al secretario particular “¿a qué hora llegará el Presidente?”, pues ya había oscurecido y no habían comido mientras daban vueltas como leones enjaulados, y observaban la hora en sus costosos celulares y relojes, con las tripas hechas nudo.
En una de esas, el Director del Sistema de Aguas, se le ocurrió abrir el frigobar que tenía el Presidente en su privado, y encontró una gran cantidad de golosinas y pastelitos, sin pensarlo llamó a sus demás compañeros y empezó a repartir, se comieron todo, pues el hambre era demasiada.
El Secretario Particular del exedil, al entrar a la oficina casi se infarta, pues al igual que su jefe también sufre de exceso de peso, de inmediato tomó fotos con su celular al frigobar, a los envoltorios y a los ahí presentes que todavía se chupaban los dedos, para reportarlo con su jefe.
De inmediato, el Edil llamó a su particular quien puso en altavoz su celular para que todos escucharan las molestia del Presidente, quien cuestionó “¿quién fue el abusivo que se comió mis pastelillos?”, de inmediato los presentes culparon al Director del Sistema de Agua Potable.
Nadie de los seis exfuncionarios presentes hubiera imaginado tan desagradable momento que pasarían, pues con palabras groseras y altisonantes, le dijo al culpable del atraco de sus golosinas que sería detenido y encarcelado en la Policía Municipal, por 72 horas.
La reacción del Director de Aguas fue de entre risa y nervios, ofreció al Edil que pagaría los pastelillos, que nunca pensó que fue para tanto, que lo disculpara.
El colérico Alcalde dijo que no, que se iba detenido, y que si no le parecía presentara su renuncia con carácter de irrevocable en ese preciso momento.
El exfuncionario optó por la humillación, fue detenido por varias horas. Total, supo después que varios de sus compañeros ya habían pasado por lo mismo. ¿Usted qué hubiera hecho estimado lector?
Sin embargo, analizando todo esto, creo que al “Carcelero Glotón” al final del día también se la cobraron sus colaboradores, y pasaron trayendo al pueblo también, pues resulta que ese Sistema de Aguas Municipal hoy tiene una deuda millonaria de más de “200 millones de pesos”. Entonces esa humillación tuvo un costo muy alto. ¿No cree?
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx