ALFIL NEGRO

451
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Un Año de Esperanzas
“No hay mal que dure cien años, ni pueblo que lo aguante” (refrán popular)

Enero del 2019 será el parteaguas de las esperanzas del pueblo de México, ha iniciado la cuenta regresiva para saber si los nuevos gobernantes ‘como roncan duermen’; a partir de ahora, estarán bajo la lupa ciudadana y como lo ha afirmado el presidente Andrés Manuel López Obrador, no pueden darse el lujo de fallar en su encomienda.
Los proyectos, buenos deseos y la enorme voluntad de los nuevos gobernantes ya han sido puestos sobre la mesa, ahora la sociedad será testigo de sus hechos, aunque ya se les ha visto en este corto tiempo en que tomaron la batuta, realizar algunos movimientos sobre el ajedrez político para posicionar sus piezas, con las que buscarán dar jaque mate a las cosas nocivas que tanto daño han hecho a la gente de esta nación.
Nadie puede cuestionar que hay mucho por hacer, será como empezar de cero y nadando a contra corriente, ya que la llamada ‘mafia del poder’ ha mostrado que no está dispuesta a ceder tan fácilmente el control del poder, por lo que será determinante el apoyo de la ciudadanía hacia quienes pretenden un cambio positivo, la ‘cuarta transformación’ para esté país y su gente.
A nivel nacional en menos de un mes de estar gobernando, ‘El Señor de Macuspana’ no ha aflojado el paso, si bien parece ceder un poco de terreno de vez en cuando, nos parece que es una táctica política con la que sigue buscando un posicionamiento que le permita sacar avante su proyecto de nación; para nadie es secreto que López Obrador, ya ha enfrentado algunos ataques de sus contendientes políticos que no dejan de ponerle piedras en el camino.
‘Viejo lobo de la política’, el tabasqueño utiliza sus conocimientos en el deporte del diamante y les sigue ‘tirando bolas’ y ponchándolos con puras curvas, sin embargo, el grupo de depredadores que no quieren soltar la ‘teta presupuestaria’ y que habían secuestrado la democracia, evitando que el pueblo tuviera acceso real a la educación y que despertaran de su ignorancia, acabaron cavando su propia tumba política al llevar al hartazgo a una sociedad, cansada de sus mentiras, abusos, corrupción y la impunidad con que actuaron para hundirlos en la miseria y la desesperanza.
En Chiapas, considerada una entidad de las más marginadas y olvidadas por la federación, ve hoy en el actual presidente de la república un rayo de luz que puede llegar a brillar con gran esplendor, sobre todo porque al frente del gobierno estatal, el pueblo chiapaneco depositó su confianza en un político calado en su decencia, su capacidad y sencillez en su trato con el pueblo.
Rutilio Escandón Cadenas, tiene ahora la enorme responsabilidad de seguir levantando la tierra donde dejó el musch (ombligo),la tarea no será fácil porque el endeudamiento económico que por décadas ha ido creciendo en el gobierno estatal, habrá que trabajar duro y con estrategias diferentes a sus antecesores.
La amistad y el trabajo que han hecho juntos durante años, Andrés Manuel López Obrador y Rutilio Escandón Cadenas, no solamente solidificó una gran amistad entre ambos, sino que aprendieron a caminar políticamente en la misma sintonía; eso será otro aspecto positivo para los chiapanecos, ya ambos mandatarios entienden el mismo lenguaje de ‘primero hay que ayudar a los más fregados’.
Por cierto, el gobernador chiapaneco antes de concluir el año viejo se reunió con Jaime Valls, presidente de la Asociación de Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, con quien habló sobre el impulso y fortalecimiento de la educación superior en Chiapas.
No debemos olvidar que este proyecto fue un compromiso que hizo López Obrador, para impulsar la construcción de varias universidades públicas en Chiapas, y reforzar a las ya establecidas para que mejoren la calidad y cobertura, partiendo de una mejor dirección de los recursos públicos.
“Mediante programas integrales de desarrollo, se otorgaran becas y capacitación laboral a jóvenes que actualmente no tienen la oportunidad de estudiar ni trabajar, así como becas a estudiantes de escuelas públicas de nivel medio superior”, afirmó el ejecutivo chiapaneco, Rutilio Escandón Cadenas.