ALFIL NEGRO

519
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12)

Laberintos de la Injusticia
Oscar D. Ballinas Lezama

Un video se hizo viral por mostrar la agresión de una muchedumbre en contra de dos indefensas mujeres, que supuestamente habían robado algunas prendas de vestir en una tienda del centro de Tapachula; con ello, se dejó al descubierto la cruda realidad moral que está viviendo gran parte de la sociedad soconusquense.
La proyección que está rodando desde el día de ayer en las redes sociales, muestran el rostro del hartazgo de muchas personas que están convirtiendo la supuesta justicia en injusticia, al castigar con sus propias manos a quienes consideran que cometen algún delito, sin ponerse a pensar que al actuar como juez y parte ha convertido esta frontera del sur de México en una tierra sin ley que pierde sus valores humanos en el laberinto de su falta de cultura y amor al prójimo.
Si bien es cierto que algunas personas celebraron con bombos y platillos, el castigo infringido por una turba con el corazón lleno de odio, rencor y desamor a sus semejantes, también hubo quienes estuvieron en desacuerdo con este salvaje proceder que sólo mostró un odio farisaico, en donde nadie manifestó un poco de misericordia para las dos mujeres acusadas del supuesto robo de unas prendas de vestir.
No es que defendamos el robo ni cualquier hecho ilícito, sin embargo, consideramos que no son las formas de hacer justicia a través de una injusticia, ni tampoco se puede celebrar esa ruin y cobarde acción en la que participaron también varios ‘hombres’, porque si esa fuera la forma de aplicar la ley habría que considerar entonces hacer lo mismo con los grandes capos, asesinos, vende patrias y ladrones de cuello blanco, éstos últimos han robado al pueblo miles de millones de Pesos (no dos o tres vestidos de segunda mano, como esas dos pobres mujeres), sin embargo, nadie los encarcela o si lo hacen de casualidad, tardan más en meterlos a la cárcel que en liberarlos.
Un Expresidente de un municipio costeño, opinó que es lamentable que estos hechos sucedan en Tapachula, una ciudad pluricultural en donde parecen haberse perdido los valores como el respeto y la misericordia, se está aplicando la ley del más fuerte: “es lamentable que Tapachula haya perdido su originalidad”, concluyó diciendo, al opinar sobre este caso de linchamiento moral y físico.
Hubo quien mencionó que estas cosas están sucediendo por el mal trabajo de las policías, los Ministerios Públicos y los Jueces, pues están orillando a la sociedad a hacerse justicia por su propia mano; es necesario que también se revise la ley con tantas lagunas jurídicas que permiten al rico y poderoso burlarse de los procedimientos jurídicos, mientras al pobre y débil se le aplica siempre todo el rigor del castigo legal.
Al parecer, los videos del ataque de la chusma a las dos mujeres en el centro de Tapachula ya se encuentra en poder de la Fiscalía General en la región, cuyo titular manifestó que se tomarán cartas en el asunto y se castigarán a los responsables.
Vamos a ver si como roncan duermen los cobardes que atacaron vilmente a dos mujeres, cuando la Fiscalía los procese por este flagrante delito, tomando en cuenta que las víctimas no son asesinas ni ladronas de la política que se roban millones de Pesos en las narices del pueblo y aunque lo fueran, nadie tiene derecho a hacerse justicia aplicando la injusticia en la cara de las autoridades que no mueven un dedo para evitar estos casos; como tampoco lo hacen para detener a los más peligrosos ladrones que traen en jaque a la sociedad, es por esa inoperancia e ineficacia de las autoridades, así como por la poca cultura y pérdida de los valores morales de mucha gente que suceden casos aberrantes y denigrantes como la del video.
Cabe aclarar que no conozco a ninguna de las mujeres linchadas, ni a las y los que les atacaron, sin embargo, basta ver sus actitudes y las acciones filmadas a plena luz del día, para preguntarse en qué sociedad estamos viviendo en el siglo XXI. Dios nos agarre confesados.
En otras cosas, trabajadores del Hospital General en Tapachula, piden al Gobierno Estatal y Federal se inicie una investigación a fondo sobre la presunta malversación de los fondos del presupuesto de gastos y demás apoyos que se envían a ese nosocomio, en donde supuestamente el administrador en jefe del almacén debe saber si en verdad se realizan compras fantasmas.
Los denunciantes manifiestan que, al parecer, se están llevando al baile al director Esaú Guzmán Morales, quien debe ser el primero en exigir que se investigue esa denuncia, ya que al parecer algunos materiales que se compran no entran en el almacén, no obstante haber sido facturados y pagados por la administración del hospital.
Añaden que el Director debe pedirle cuentas claras al Jefe de Finanzas, al Jefe de Almacén y Jefes de Piso de todos los turnos, quienes se suponen deben saber qué está pasando con este tema de las compras, así como la exigencia de varios médicos con los familiares de los pacientes para que compren material de curación y puedan ser atendidos, cuando se supone que los Gobiernos Federal y Estatal ya aportaron recursos suficientes para que este mal fuera erradicado.
Añaden que frente al hospital existen algunas casetas en donde venden materiales de curación y, al parecer, ese negocio pertenece a una persona que trabaja en el almacén del Hospital y de otro del área de Finanzas; ojalá que solo sean presunciones, sin embargo, el Director debe ordenar una investigación, no vaya a ser que empleados deshonestos le vayan echar a perder su buen trabajo, hasta ahora.