ALFIL NEGRO

412
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Haz la cadena, porque la tierra está llena de crímenes sangrientos y la ciudad llena de violencia” (Ezequiel 7:23)

Herencia Maldita
Oscar D. Ballinas Lezama

El flagelo de la inseguridad y la corrupción, son los retos más grandes que tiene ahora el Gobierno de la cuarta transformación, considerando que la nación azteca está dentro de los países más violentos del planeta.
La delincuencia organizada se apoderó de todas las entidades de la geografía mexicana, las administraciones de los sexenios del PRI y el PAN no pudieron o no quisieron combatirla, dejándosela como herencia maldita al presidente López Obrador, que ya no ve la duro sino lo tupido, aunque ha dejado claro que tiene miedo como todos, pero que no es un cobarde y está demostrando que se va a morir en la raya.
El ‘Señor de Macuspana’ también explicó que no cree en la ley del Talión, en el ojo por ojo, diente por diente, porque si a eso fueran se quedarían todos chimuelos o tuertos; así que ya empezó a procesar y enchiquerar a los exfuncionarios que, presuntamente, robaron o desviaron para sus amigos y familiares miles de millones de Pesos propiedad del erario.
No obstante el esfuerzo de López Obrador, los mexicanos siguen atrapados en los laberintos de la inseguridad y la corrupción, al grado de que México se ubica entre las naciones como Siria, Afganistán e Irak, en donde la vida no vale nada porque los asaltos, asesinatos, violaciones, secuestros y extorsiones están a la orden del día.
Si bien es cierto que el año más violento de la historia de México ha sido el 2018, según el Instituto de Economía y Paz, quien afirmó que en el sexenio de Enrique Peña Nieto cerraron sus estadísticas con aproximadamente 34 mil víctimas del crimen organizado.
El Ejecutivo Federal pidió una tregua al crimen organizado, hizo un programa de paz y seguridad para contener el trasiego de drogas e indocumentados, por las exigencias del ‘rey del norte’ que todo lo quiere ‘peladito y en la boca’, amenazando al Gobierno mexicano con imponerle y aumentarle aranceles, si su ‘cooperación es insuficiente’ en el combate a estas plagas sociales.
Según el semáforo delictivo de este país la guerra contra el crimen organizado, hasta ahora, no ha dado los resultados que se esperaba, el número de muertos sigue aumentando, así como las víctimas de secuestros, asaltos, robos, violaciones, extorciones y demás delitos que están agotando la paciencia de la ciudadanía; así se ha empezado a sentir en la Ciudad de México, donde las mujeres han empezado a rebelarse y levantar sus voces protestatarias.
La violencia parece imparable y de seguir así el ‘año del cerdo de tierra’ (año chino); ojalá que los augurios negros no se hagan realidad y que éste año y los demás no aumente más la inseguridad, ya que provoca miedo e incertidumbre entre la sociedad, en la que prevalece el mercado negro de las drogas y los daños colaterales de la violencia.
No se puede minimizar el enorme esfuerzo que vienen haciendo el Ejecutivo Federal y el Estatal en Chiapas, quienes recibieron un país en crisis, “nos entregaron un cochinero”, dijo el dueño de la silla del águila, quien no puede dejar de sonar los tambores en la guerra contra los corruptos capos de cuello blanco, huachicoleros, narcotraficantes, asesinos, violadores, ladrones y extorsionadores; tiene ante sí, el mayor reto de la historia que quiere escribir con letras de oro.
Para acabar con estos flagelos que lastiman al país, es necesario implementar una estrategia con la buena voluntad de usar los abrazos en vez de los balazos: ”El fuego no se puede combatir con fuego, sólo así se logrará una transformación pacífica y ordenada, al mismo tiempo que sea profunda y radical”, asegura López Obrador.
Y en esa misma sintonía está en Chiapas, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, que apoyado por su equipo de trabajo mantienen titánica lucha contra la inseguridad, sin embargo, la ‘hidra de mil cabezas’ no se rinde, por lo que necesitaran algo más que una Guardia Nacional que está entrampada en el acatamiento de las órdenes superiores de no tocar a nadie, ni con el pétalo de una rosa.
En la región del Soconusco, existe una diversidad de grupos policiacos, entre ellos la GN, desafortunadamente parece ser que aún no se acoplan y de todos no se hace uno, lo que aprovechan los grupos delincuenciales para hacer lo que se les viene en gana; algo no encaja en el actuar de las policías civiles y militares, lo que deberán resolver los altos mandos antes de que surjan más inconformidades sociales, como ya está sucediendo en la capital del país.
Tapachula, Suchiate, Cacahoatán, Mazatán, Metapa, Tonalá y Arriaga, entre los municipios más calientes por la inseguridad; sus Alcaldes y Alcaldesas van a tener que meter a fondo el acelerador, deben trabajar en la búsqueda de soluciones al problema del aumento de crímenes, asaltos, extorsiones, robos, etcétera, ya no pueden seguir esperando que la ayuda les caiga del cielo.
Un abrazo para mis hijas Irma Abril y Gloria, en su cumpleaños, Dios les bendiga y proteja siempre.