ALFIL NEGRO

247
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

¡Ya Basta!
Oscar D. Ballinas Lezama

La inseguridad aumenta en toda la nación, no obstante los esfuerzos del presidente Andrés Manuel López Obrador y los Gobernadores, con la exclusión de los Alcaldes que representan el primer contacto con la población, no saben o no han querido hacer su chamba.
Si bien 2018 fue uno de los años más violentos en el sexenio pasado, los primeros meses del 2019 están duplicando los números en las estadísticas de asesinatos y asaltos, por lo que la ciudadanía ya no sabe a qué santo encomendarse.
La sociedad es lastimada cada día más con este flagelo, hasta ahora, las diversas corporaciones policiacas del rango civil no solo han sido incapaces para dar la batalla frontal al crimen organizado, sino que al parecer, un gran número de policías están enredados con las mafias delincuenciales, según las denuncias públicas que se han hecho a través de los medios de comunicación.
Por otro lado, la cacaraqueada Guardia Nacional sólo ha servido hasta ahora, para tratar de contener el flujo migratorio dentro de la política migratoria, la que se ha usado como moneda de cambio con los Estados Unidos, convirtiéndose esta policía militar, en una especie de brazo ejecutor del ‘Rey del norte’, quien finalmente ha logrado llevar a cabo su capricho de la construcción del muro.
Los habitantes de la zona del Soconusco son quienes están pagando los platos rotos al no tener la seguridad de proteger sus bienes y sus vidas, lo que ha permeado entre la sociedad de los 15 municipios costeños, donde la gente está aprendiendo a jugarse la vida todos los días, sin tener la garantía de defenderla al amparo de la ley, porque desafortunadamente para las autoridades judiciales, la defensa propia no es aplicable en Chiapas.
Un caso reciente de esta incongruencia jurídica, es lo que le acaba de suceder a un maestro en Tonalá, quien afirmó ante las autoridades ministeriales, haber sido lesionado por dos desconocidos que entraron a su casa para asaltarlo, al defenderse y matar a uno de sus agresores, ahora le han iniciado una averiguación previa y al parecer, será encarcelado.
En ese punto, los legisladores y autoridades judiciales deben encontrar un mecanismo que aplique la legítima defensa, para evitar que la ciudadanía siga vulnerable ante los ataques del crimen organizado, así como también, es urgente que los diferentes cuerpos policiacos se coordinen en la prevención y la investigación de los hechos delictuosos.
Para nadie es secreto que la delincuencia y la xenofobia están aumentando en todo el país, debido a la presencia de miles y miles de migrantes que lograron ingresar a territorio nacional, con la esperanza de alcanzar la frontera norte y brincar ‘el charco’ norteamericano, en donde Donald Trump está levantando un enorme muro, afirmando que es para proteger a sus paisanos.
El problema es ahora para México, porque por un lado el ‘Gringo pelos de elote’ obliga al Gobierno mexicano a contener el éxodo migratorio, mientras que por otro lado, también lo fuerza a recibir los cientos de indocumentados que el Gobierno estadunidense está deportando al entregarle los indocumentados al Gobierno mexicano, con el pretexto de que solamente será temporal, mientras los deportados tramitan sus documentos de ingreso a los Estados Unidos, dándole así un estatus de ‘tercer país’, al igual que a Guatemala.
Pareciera que en México, incluyendo la Costa del Soconusco, la delincuencia ha tomado de rehén a la sociedad, por lo que es necesario que los legisladores locales y federales en Chiapas, se pongan a trabajar en serio, así como los Alcaldes que parecen haberse olvidado que su responsabilidad de primera autoridad, les obliga a buscar, gestionar y brindar seguridad a sus conciudadanos en su municipio correspondiente.
La hierba está seca y puede arder, la ciudadanía mexicana está siendo muy lastimada por la inseguridad, al grado que las voces protestatarias en el país se han empezado a manifestar, siendo las mujeres quienes han brincado primero en la Ciudad de México, para decir, ¡ya basta!