ALFIL NEGRO

535
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Tantos años de ser marquesa y no saber mover el abanico” (dicho popular)

Voces Protestatarias
Oscar D. Ballinas Lezama

Parece ser que algunos errores políticos del ‘Señor de Macuspana’ están llevando el barco nacional por un rumbo equivocado; miles de mexicanos están advirtiendo al Gobierno de la cuarta transformación, que es hora de enderezar el timón para enfilar el navío a puerto seguro.
Después de la debacle en Culiacán, siguió la confrontación con los alcaldes en el Palacio Nacional, fue como jalarle la cola al tigre o tratar de echarle gasolina al fuego, en un México donde la hierba está seca y una chispa lo puede hacer arder; con humildad el ‘gran tlatoani’ debe escuchar al pueblo, sin tratar de imponer siempre la sacrosanta voluntad, aunque se tengan otros datos.
Hablar de pacificación y reprimir a decenas de autoridades representantes de diversos municipios, no es congruente con el discurso de la cuarta transformación; sin embargo, parece ser que estos errores garrafales del Gobierno Federal no corresponden a la voluntad del primer mandatario, sino a la inmadurez, falta de capacidad y de tacto político de quienes han provocado directamente estos desaciertos políticos.
Ojalá que el Presidente de México logre detectar a tiempo a esos malos elementos y los cambie, porque de seguir sosteniéndolos en su gabinete, sería como ponerse la soga al cuello y atenerse a las consecuencias, sobre todo en una sociedad en donde el horno ya no está para bollos.
Por si fuera poco, una de las hijas de Rosario Ibarra de Piedra, quien llegó a recibir el galardón de la medalla Belisario Domínguez, dio una cachetada con guante blanco al Gobierno Federal en el momento menos indicado.
“Señor presidente Andrés Manuel López Obrador, querido y respetado amigo, no permitas que la violencia y la perversidad de los gobiernos anteriores sigan acechando desde las tinieblas de la impunidad y la ignominia”, fue el mensaje que envió Rosario Ibarra, quizás refiriéndose a la política del ‘borrón y cuenta nueva’ con que inició este Gobierno, permitiendo que exgobernantes como Felipe Calderón, Vicente Fox y Enrique Peña, fueran excomulgados de todas sus culpas.
En el ambiente de la vieja casona de Xicoténcatl, después de las palabras Claudia Piedra Ibarra, quedó flotando la angustia de miles de madres que han perdido a sus hijos e hijas, en secuestros y asesinatos que siguen dándose todos los días a lo largo y ancho del país; no parece haber remedio para este mal en México, con discursos y buena voluntad poco o nada se ha avanzado en la búsqueda de un poco de justicia.
Los desaparecidos de Ayotzinapa es un tema que tratan de cocinarlo aparte, sin embargo, no se puede soslayar que se trata de la misma inseguridad que prevalece en este país, de la misma impunidad con que actúa el crimen organizado al que hasta ahora, no se le ha combatido de la manera correcta, el caso del hijo del ‘Chapo’ es ya otro botón de muestra.
Es cierto que un año de este gobierno, es muy poco tiempo para resolver los miles de problemas que sexenio con sexenio se han venido acumulando en contra de los ciudadanos mexicanos, principalmente de la mayoría que son los más pobres, sin embargo, los de la cuarta transformación van a tener que apretar el paso y demostrar, que sus promesas no eran baba de perico.
No se puede descartar ni minimizar que los enemigos políticos de López Obrador, a quienes él decidió con su magnanimidad perdonarle sus culpas, puedan estar detrás de muchos movimientos políticos y con ello tratar de hacerle la cama para sacarlo de la jugada, sin embargo, el Peje es viejo lobo de mar y debería saber realizar sus contra jugadas en el ajedrez político del país.
La gente del sur, los que afirman que por décadas han sido marginados y olvidados por la Federación, le apostó todo a López Obrador y la mayoría no ha dejado de pensar que el político tabasqueño les va a cumplir a cabalidad.
No obstante, hay quienes aseguran que no ven a Chiapas dentro de los programas federales que se han cacaraqueado, para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos que en la frontera sur, ya no ven lo duro sino lo tupido; la falta de fuentes de trabajo, la política migratoria de puertas abiertas que atrajo a miles de indocumentados de diversos países del mundo, el aumento de la inseguridad, la violencia, la carencia de obras públicas y proyectos federales de envergadura, están desesperando a los chiapanecos, sobre todo, a los soconusquenses que desde hace décadas vienen siendo tratados como los hijos bastardos de este país.
Es por ello, que desde hace algunos meses se han empezado a escuchar las voces protestatarias de los soconusquenses, quienes hoy han convocado a una reunión en el Parque Bicentenario a las once de la mañana, con la finalidad de recabar firmas en un documento que piensan entregar en manos del presidente Andrés Manuel López Obrador, para exigirle se le dé a la frontera sur el mismo trato que le está dando a la del norte.
“Como mexicanos tenemos los mismos derechos que los del centro y norte del país, es urgente se instaure en esta frontera sur la zona libre y se reduzcan los precios de las gasolinas a 13 pesos por litro, también debe bajarse el precio del servicio de luz que da la CFE, debemos tener una tarifa preferencial; si yo fuera Presidente apoyaría el sur, una tierra bendita”, expresó Augusto Pérez López, en un video que hizo circular en las redes sociales.
Hoy a las 11 de la mañana, la sociedad soconusquense podrá demostrar con su presencia o su ausencia en el Parque Bicentenario, si realmente tienen interés en luchar por el beneficio de estas tierras olvidadas y marginadas, o sus protestas son únicamente de dientes para afuera.
Lamento profundamente la muerte de mi amado sobrino, Oliver Cárdenas Seis; hoy sus restos serán velados en una funeraria sobre el Central Oriente y 13 Sur. Dios en su infinita misericordia, lo reciba.