ALFIL NEGRO

223
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El Cuerno de la Abundancia
Oscar D. Ballinas Lezama

Representantes del Gobierno mexicano juran y perjuran que el 2020 será el gran resurgimiento económico de los habitantes de este país; consideran que habrá un repunte del crédito, así como en la inversión de la infraestructura pública y privada, habrá jauja.
Para acabar pronto, según los datos del Presidente de la República, el pueblo mexicano está feliz, feliz, feliz, ante los avances que ha logrado su administración en aspectos de salud, desarrollo social y otros aspectos, según sus datos.
Los temas de la inseguridad, la falta de fuentes de trabajo, los altos costos de las gasolinas y luz eléctrica, que provocan el aumento en los costos de productos y servicios, fueron tocados con pinzas por el ‘Gran Tlatoani’, quien se concretó a decir que ya no habrá aumento en los primeros meses del 2020, que los mexicanos no sufrirán otra cuesta de enero, como sucedía cada año con los Gobiernos que le antecedieron.
Solo eso nos faltaría, que al iniciar el 2020 salgan con su batea de baba que los precios de los energéticos y la luz eléctrica seguirán aumentando, cuando ya están hasta el tope y causando serios problemas en el bolsillo de los mexicanos; lo que deberían de hacer, es luchar por bajar los altos precios actuales que están causando más pobreza entre millones de mexicanos.
Además, esa fue la promesa de campaña de los que hoy gobiernan, nunca dijeron que lo harían en tres años; ahora al salen con su domingo siete, explicando que primero tendrán que construir suficientes refinerías, producir suficiente energéticos y así pensar en bajar sus precios.
Por qué no dijeron eso en campaña, por qué dieron falsas esperanzas al pueblo, siguiendo el mal ejemplo de Enrique Peña Nieto, y otros exgobernantes mentirosos que cuentearon a sus conciudadanos, solamente para lograr suficientes votos para poder cumplir sus sueños presidenciales, no satisfacer las necesidades del pueblo.
Mientras el Presidente, Gobernadores y Alcaldes del actual gobierno hacen cuentas alegres y echan las campanas al vuelo, incluyendo a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, quien ayer manifestó en rueda de prensa, aseguró que la Federación ha cumplido en materia de migración, el pueblo ‘tiene otros datos’.
“México no es solamente un país de tránsito ocupado en extenderle salvoconductos a los migrantes, queremos ser una nación que le abre las puertas a la migración, dándoles empleos, servicios de salud y otros programas sociales que les beneficie, para que se queden y se integren a la sociedad mexicana, dejando en claro que esto no lo hacemos por el temor al aumento de aranceles con lo que nos amenazó el gobierno norteamericano”, expresó la responsable de la seguridad nacional.
Por otro lado, en los finales del 2019, el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, está metiendo en un berenjenal o callejón sin salida a la administración de Andrés Manuel López Obrador, defendiendo lo indefendible en la causa política de Evo Morales, un político de colmillo retorcido que los está llevando al baile, para tratar de recuperar la presidencia de Bolivia en la que pretende sostener una dictadura.
Funcionarios de los Gobiernos mexicano y boliviano, amenazan con echar mano a sus fierros e iniciar una guerra, la que solamente beneficiaría a los Estados Unidos, que al parecer es la mano que está meciendo la cuna, moviendo los hilos del tinglado de la política internacional, conforme a los intereses bastardos del ‘rey pelos de elote’.
La tensión aumenta entre Bolivia y México, aunque los conocedores del tema, sospechan que pudiera ser también otra de las cortinas de humo que se han venido utilizando para desviar la atención de los aztecas, en los casos de los 43 estudiantes de Ayotzinapa asesinados, del problema de la fuga del hijo del “Chapo” en Sinaloa, una espina que tampoco se han podido sacar, al igual que la masacre de la familia Lebarón, que fue emboscada en el Estado de Chihuahua y que al parecer, extrañamente, ha pasado a formar parte de los expedientes engavetados por el Gobierno, incluyendo el silencio de la familia de los asesinados.
Para seguirnos olvidando de las cosas pendientes en el país, hoy seguirá el circo en la televisión, dos conocidos equipos de futbol se encargarán de que miles de mexicanos concentren su atención en ese encuentro deportivo, dejando a un lado el juego del hambre (falta de fuentes de trabajo) y de la muerte (aumento de la inseguridad). Pero así somos los mexicanos, ¿y qué?