Polígrafo Político

433
Polígrafo Político
Polígrafo Político

¿No es Igual ser Borracho que Cantinero?
Darinel Zacarías

¿Y qué decir del manager audaz y decidido que no me recibió, que siempre estaba ocupado? Hoy, moviendo la cola, se acercó como un perro, a pedir que le diéramos vela en este entierro.

Joaquín Sabina.

Parece que las cosas no van nada bien en algunas alcaldías de Chiapas. El llamado programa de austeridad parece no estar funcionando como debiera ser y empiezan los problemas y dolores de cabeza.
La primera teoría puede radicar en la falta de experiencia en la conformación de los equipos de trabajo que rodean a los Ediles. Otra, en la fuga o desviación de de recursos.
Y la más dolorosa es la apatía y la falta de compromisos promovidos en campaña, y que a un año de mandato han entendido aquel proverbio ¡No es lo mismo borracho que cantinero!
Y es que ni en plena temporada navideña, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) le declaró la guerra a las alcaldías, principalmente a los Ediles morosos y les cortó el suministro/servicio.
Parece que el peor dolor de cabeza de los Gobiernos Municipales es el pago de este servicio a la paraestatal.
Sin embargo, pese a que las prácticas de jineteo de la paga ya son, en esta Cuarta Transformación, un delito, la cosa se pone color de hormiga.
Bajo la premisa que los rubros establecidos para solventar este servicio estén etiquetados, parece que las deudas heredadas dificultan mucho más y los estragos financieros son cada vez más insostenibles.
Si a ello agregamos la herencia maldita de los laudos, esto pone en jaque aún más a los Presidentes Municipales. A pesar de tratar de dar resultados y evitar andar de gemebundos, hay herencias que de verdad son el resultado de rapiña y el cinismo de sus antecesores.
Recordemos que la paraestatal en un documento fechado en Enero de 2019, dirigido al gobernador de Chiapas Rutilio Escandón Cadenas, describía que eran 724 millones de Pesos lo que le adeudan a la CFE varios municipios.
Adeudos cuantiosos que parecen no dar tregua y son la amenaza más clara de continuar ahorcando a las aldeas y con ello, perturbar la gobernabilidad.
Pues el principio de muchas acciones es la luz y si se carece de este servicio, impide brindar otros servicios.
Sin embargo, habrá que cuestionarse, ¿estarán jineteando la paga? Recordemos que cada mes, las alcaldías reciben su partida presupuestal y de eso, debe estar ya, destinado el pago a la paraestatal.
El proceso es sencillo, no necesitamos ser doctos en economía para entender que la Secretaría de Hacienda distribuye la paga a las Presidencias Municipales.
Sí, provisiona a través del Fondo General de Participaciones, que alimenta a las Tesorerías de las comunas.
Antes, se podía jinetear la paga. En términos coloquiales, los Ediles instruían tapar aquí y destapar allá. Se supone que con la 4T esto debió acabar. ¿Entonces?
La urgencia de buscar convenios y modalidades de pago, es la solución. Acatar compromisos es la posible salida transitoria, de lo contrario estarían metiéndose en severos aprietos.
La opresora CFE dice que una vez hecho el reporte de las alcaldías morosas, serán ingresadas al Buró de Crédito y eso imposibilitará a los Ediles y sus comunas, tener acceso a financiamientos.
La pregunta obligada es ¿no es igual ser borracho que cantinero? ¿Usted qué opina amable lector?
PD: Falta mucho trabajo de concientización entre quienes se dicen turistas de aventura, montañistas o quienes escalan el volcán Tacaná. No sólo hubo un incendio que afortunadamente se sofocó a tiempo. También se recolectó cerca de cinco toneladas de basura. Las autoridades en la materia lamentan la falta de cultura ambiental. Pero también hay que decirlo, una autoridad municipal infructuosa y estéril como la de Doni Alan Verdugo, no abona en absolutamente nada.
¿Quién dijo que tengo sed?