ALFIL NEGRO

442
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

La Caravana del Diablo
Oscar D. Ballinas Lezama

“Tenemos todo para los migrantes que ingresan por la frontera sur, albergues, atención médica y cuatro mil plazas laborables”, dijo Andrés Manuel López Obrador, refiriéndose a los integrantes de la nueva caravana de indocumentados, que llevan ya varios días viajando viajan rumbo a la frontera sur de México.
Añadió que en el país azteca, sí hay manera de que los indocumentados de Honduras y El Salvador, que vienen en la llamada Caravana del Diablo, tengan trabajo: “Mi ideal es empleo pleno, trabajo para todos”, afirmó el nuevo dueño de la silla del águila.
Por otro lado, la Secretaría de Gobernación informó que ya se atiende conforme a la política migratoria a los migrantes hondureños que ya entraron a México; aunque no se dijo nada, sobre los más de 70 mil indocumentados africanos, cubanos, haitianos salvadoreños, etcétera, que llevan meses varados en Tapachula, sin que se les extiendan sus documentos migratorios.
En recientes visitas que han hecho algunos legisladores que buscan ansiosos los reflectores de la opinión pública, los habitantes de la Costa chiapaneca les han exigido que cumplan con su trabajo legislativo y dejen a un lado las actividades electorales, sobre todo en el Soconusco que se está convirtiendo en tierra de nadie.
“Necesitamos una voz que nos represente realmente en el Congreso de la Unión, la sociedad de la costa chiapaneca está sufriendo su peor crisis económica de su historia, lo que ha provocado que el sector empresarial esté muriendo, ante esta crítica situación financiera”, dijo el empresario Paulino Navarro.
Manifestó que mientras en la frontera norte del país y entidades como Tabasco, donde nació el actual Presidente de la República, están siendo considerados y beneficiados por la administración de la cuarta Transformación, la costa de Chiapas sigue perjudicada por la CFE, como los consumidores, lo que aunado al problema de la inseguridad, hace muy difícil poder desarrollar la economía en esta región del sur de la nación azteca.
Explicó que la Tarjeta de Visitante Regional (TVR) que es necesaria para que los vecinos de Guatemala continúen viajando a divertirse y hacer compras en Tapachula y otros municipios chiapanecos, casi han dejado de hacerlo porque se dejó de expedirles estas tarjetas, argumentando las autoridades migratorias que no hay recursos económicos para adquirirlas, aseveró el empresario costeño.
Argumentó que, al no haber flujo de turistas centroamericanos, las empresas restauranteras, hoteleras y las que viven del turismo, que son generadoras de empleos, están muriendo debido a la falta de circulante, al exceso de impuestos y otros beneficios que se otorgan a los empleados, a quienes ahora, difícilmente pueden sostener en su trabajo porque no hay ingresos.
Reconoció que el Gobierno debe ayudar a la iniciativa privada del Soconusco para que el desarrollo económico no siga quebrado; añadiendo que el vandalismo o la inseguridad ha crecido por la pobreza, la falta de fuentes de trabajo y la necesidad de sobrevivencia de la gente, en especial de los campesinos, habitantes de las colonias paupérrimas y la gran mayoría de los migrantes indocumentados.
“Se nos ha venido a decir desde el Palacio Nacional, que Puerto Chiapas se va a desarrollar, que sería un gran negocio porque habrá muchos inversionistas, sin embargo, hasta ahora no se ha movido nada y seguimos olvidados y empolvados”, mencionó, Paulino Navarro, ante uno de los legisladores que están haciendo visita de doctor al Soconusco; como diría mi abuela, ’de pisa y corre’.
“Somos los menos apoyados, los más olvidados y empolvados, pero no queremos que vengan a echarnos porras, diciendo que somos los peor tratados, queremos ver acciones que bajen el IVA, el ISR, los precios de la luz y las gasolinas; queremos resultados, no deseamos que el sector empresarial chiapaneco se muera“, finalizó.