¿Es Walmart la Demandada por Fraude Fiscal?

447

Raúl Rodríguez Cortés

En los primeros días de Abril, AMLO se refirió a 15 grandes empresas que adeudan al fisco 50 mil millones de Pesos. No precisó sus nombres.
El 16 de Abril informó que el SAT llegó a un acuerdo con algunas de ellas: abonarán 15 mil millones de los 50 mil millones de Pesos del adeudo, cantidad que, según dijo, se orientará al financiamiento de créditos para las pymes durante la contingencia sanitaria. No precisó nombres.
El lunes pasado dio a conocer que algunas de esas empresas persisten en no pagar ni negociar un arreglo y confirmó que, contra una de ellas, de las más grandes y multinacional, su gobierno ya presentó querella ante la FGR. Su adeudo es por 10 mil millones de Pesos de los que 1,500 quinientos millones corresponden a lo que podría tipificar como fraude fiscal, de ahí que recurra a la vía penal. Tampoco dijo su nombre.
Y si no lo dicen el Presidente ni la FGR, acaso sea para no incurrir en violaciones al debido proceso, pero hay huellas que sugieren se trata de Walmart México (WM), empresa que, consultada al respecto, respondió por medio de su directora de Asuntos Corporativos, Claudia de la Vega, “no tener conocimiento de la querella” y que si alguna estuviera en curso “estarían imposibilitados de comentarla”. Pero veamos algunos indicios.
1. Entre las diez empresas más importantes del país en el ranking de quinientas elaborado por Expansión, la única multinacional que aparece es WM. Con ventas anuales de 612 mil 186 millones de Pesos es, sin duda, una de las principales contribuyentes.
2. Desde el 18 de Febrero pasado, el SAT reclamó a WM el pago de impuestos por 10.5 mil millones de Pesos mediante un oficio cuya existencia confirmó en su momento la cadena de tiendas departamentales. Como se ve, el monto coincide con el referido hace unos días por López Obrador.
3. Una parte central de aquel reclamo fiscal estaba en la venta de la cadena de restaurantes Vips que WM hizo a la operadora de franquicias de comidas Alsea. El SAT argumenta que el precio de venta fue menor a su verdadero valor y podría ser que en el pago de impuestos derivados de esa operación esté el presunto fraude fiscal por mil 500 millones de Pesos, lo que las dos empresas involucradas niegan. Alsea (operadora de Starbucks, Burger King y Domino’s Pizza) pagó a WM hace seis años 8 mil 200 millones de Pesos por 361 restaurantes de los que 263 eran Vips, 90 El Portón, dos La Finca y seis Regazzi. El pago de un monto menor al real -señala el SAT- derivó en un pago menor de impuestos. Pero las empresas dicen que se pagó lo justo y que cumplieron con las obligaciones fiscales. La polémica está en esa discrepancia sobre los montos de la venta.
Desde la gestión en el SAT de la hoy ministra de la Corte, Margarita Ríos-Fajart, y ya en vigencia la ley que prohíbe la condonación de impuestos, WM inició con el Gobierno una negociación que continúa ahora con la dura Raquel Buenrostro, quien tiene como interlocutor a otro duro, el vicepresidente ejecutivo de la cadena de tiendas departamentales, Alberto Sepúlveda Cosío.
La negociación transcurría en aparente colaboración si se toma en cuenta que el Gobierno de la 4T intercedió el año pasado ante la CROC para evitar que las tiendas de WM se fueran a la huelga.
Pero dos planteamientos no gustaron a AMLO: el que WM solo haya ofrecido pagar 300 millones de los 10 mil millones de Pesos reclamados y el que sus fiscalistas le hayan dicho que litigarán el asunto hasta el año 3000.
De ser correctos estos indicios, lo que se viene es un choque de trenes: toda la fuerza del Estado contra la poderosa multinacional que dirige desde EU Doug McMillon y que en México da trabajo a más de 225 mil personas en dos mil 572 tiendas.
Instantáneas:
Rechazo. Las dirigencias y los grupos parlamentarios del PAN, MC, PRI y PRD expresaron ayer su total rechazo en bloque a la iniciativa enviada por AMLO que adiciona el artículo 21 Ter de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que lo facultaría a reorientar el presupuesto sin la aprobación de la Cámara de Diputados en caso de contingencia económica. Ni siquiera aceptan las modificaciones que la diputación de Morena ha hecho al texto original y que establecen que la reorientación del gasto aplicaría cuando la economía registre una caída de uno por ciento de uno a otro trimestre y que si el ajuste rebasa el 10% del gasto presupuestado tendría que ser aprobado por los Diputados. Los pronósticos advierten caídas trimestrales incluso mayores a la prevista en la iniciativa de marras. Sun