El INE Favorece la Politización del Evangelismo Conservador

86

Bernardo Barranco

El INE volvió a equivocarse al otorgar registro al Partido Encuentro Solidario. Mientras los reflectores están enfocados en la querella con México Libre, poco se han considerado las consecuencias de una decisión polémica que puede comprometer el comportamiento social y político de las minorías tanto religiosas como seculares. Los Consejeros vuelven a otorgar el registro al PES, como en 2014, un partido de corte confesional y conservador. La errónea decisión del Consejo General atenta contra los principios constitucionales del Estado laico contenidos en los artículos 40 y 130 así como en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.
Como el Ave Fénix, el PES de Hugo Éric Flores regresa de sus cenizas del proceso electoral de 2018, recordemos, cuando no alcanzó el mínimo de 3% de la votación para conservar su registro.
En cuestión de días el INE se contradice de manera desconcertante con los principios de la laicidad. Con rigor baja el spot de AMLO por aludir al papa Francisco, argumentando transgredir la esfera de la separación entre el Estado y las Iglesias. Sin embargo, dicho principio histórico es omitido al otorgar de nuevo el registro al PES, un partido ligado abiertamente a Iglesias pentecostales y neopentecostales. Ninguno de los Consejeros que votaron por el registro del PES entraron al fondo del debate ni mencionaron el concepto de laicidad. ¿Acaso lo conocen?
La noche del viernes 4 el INE se divide frente al PES. Y lo peor, no hay discusión. Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, de arranque, colocan su oposición al registro con fundamento en el principio de la laicidad. No hay réplica. Los y las Consejeras limitan su argumentación a considerandos procedimentales.
Para Córdova y Murayama la presencia de 15 pastores religiosos en las asambleas de afiliados contraviene el principio de separación entre la política y la religión. La consejera Adriana Favela, en cambio, argumenta formalidades, reconoce en efecto la presencia de 15 ministros de culto, pero que han sido debidamente sancionados y las asambleas se restaron, por tanto debe prevalecer el principio de los actos válidamente emitidos.
La Secretaría de Gobernación queda mal parada pues los Consejeros referenciaron deficiencias en el registro de pastores y en su padrón que dificultaban realizar cruce de información. Ante el bizarro debate, Ciro Murayama invoca de nuevo a Juárez y defiende la laicidad amenazada.
Revela las organizaciones detectadas por el INE en este nuevo PES, de la siguiente manera: “Y me parece que es momento de hacer un llamado de atención, con toda camaradería pero también con claridad, porque están participando ministros de los Centros Cristianos Nueva Vida en la República Mexicana, las iglesias Locales en México, Iglesia Evangélica Pentecostés Universal de Jesucristo, Iglesia de Cristo Ministerios Tierra Fértil, Centros Cristianos de Cristianos en Acción, Unión de Iglesias Presbiterianas Príncipe de Paz, Iglesia del Pueblo de Dios, el Concilio Nacional de las Asambleas de Dios, Presbiterio Nacional en Nuevo León, Iglesia del Nazareno en México distrito norte, Fundación de la Iglesias Evangélicas, Alcanzando al Mexicano Marginado, Institución Evangélica Ministerio Vino y Aceite, Concilio Nacional de las Asambleas de Dios, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México ¡Por favor!”.
Silencio frente a estas evidencias. La mayoría de los consejeros evade abordar en forma sustantiva el debate. Los que aprobaron el proyecto de resolución fueron seis: Adriana Favela, Carla Humphrey, Dania Ravel, Jaime Rivera, José Roberto Ruiz Saldaña, Claudia Zavala. Y cinco consejeros en contra del registro: Lorenzo Córdova, Norma de la Cruz, Uuc Kib Espadas, Martín Faz y Ciro Murayama. Así Encuentro Solidario obtuvo su registro como partido político.
La senda del PES está ligada a su líder, Hugo Éric Flores, un evangélico cabildero con un discurso político ambiguo y pulido que ha transitado por Convergencia, PRI, PAN, y Morena. También se desempeñó entre 2015 y 2018 como diputado federal de la LXIII Legislatura del Congreso mexicano.
El registro político del pentecostalismo en México debe inscribirse en un fenómeno más amplio, cuyas coordenadas están íntimamente vinculadas a la dramática decadencia del catolicismo y a la crisis de la clase política. Nos referimos a la irrupción política de los evangélicos en América Latina. En muy poco tiempo, grupos neopentecostales han compuesto bancadas evangélicas en diferentes países, han constituido partidos políticos propios, han colocado candidatos en asambleas legislativas, municipios y conquistado alcandías en ciudades grandes. También ya han colocado presidentes, como Jimmy Morales en Guatemala y Jair Bolsonaro en Brasil. Ante la corrupción y el descrédito de la clase política, el neoevangelismo se propone la sanación del espacio público. Apro