Contagiados, al Menos, 17.8 Millones de Mexicanos: UNAM

235

Diana Lastiri

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estimó que, a casi un año de la llegada del Covid-19 a México, se han contagiado de esta enfermedad un mínimo de 17 millones 810 mil 800 mexicanos.
De acuerdo con los datos de la Plataforma de Información Geográfica de la UNAM sobre Covid-19 en México, se calcula que un mínimo de 17 millones 810 mil 800 personas se han contagiado de esta enfermedad durante los últimos 11 meses y, como máximo, se estiman 53 millones 432 mil 400 casos acumulados al corte del 18 de Febrero a las 20:45 horas.
Malaquías López, profesor de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, explicó que estas cifras se calculan tomando en consideración que el total de los casos confirmados son una fracción menor a la cifra real y que en México hay contagios que no son registrados, que no se les toma muestra, que la muestra no sale positiva y que no entran a la cuenta oficial.
«Si, además de los datos que ya se tienen confirmados de personas a las que se les hizo la prueba y fue positiva, consideramos que hubo otros pero que son asintomáticos o no se registraron a pesar de tener los síntomas, se hace este cálculo de los estimados y el promedio es el que da entre estos 17 millones y 53 millones que son el mínimo y máximo posible», precisó el integrante de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus.
El Gobierno Federal también reporta en sus cifras oficiales este tipo de estimaciones; sin embargo, los números reportados por la UNAM distan mucho de los cálculos realizados por las autoridades sanitarias, que hasta este jueves reportaron un total de 2 millones 217 mil 621 casos acumulados, estimados al corte de ayer por la noche.
Malaquías López añadió que hasta las cifras estimadas en enero pasado por la Encuesta Nacional de Salud no coinciden con las reportadas por la Secretaría de Salud (Ssa).
«La encuesta nacional de salud reveló hace como un mes que 25% de las personas que estaban en esa muestra tenían anticuerpos; si uno extrapola eso a la población del país, quería decir que había habido alrededor de 25 millones de casos», dijo.
«Son estimados con base en una serie de supuestos, como el de que por cada persona con diagnóstico hay otra que no pero que está contagiada, y así tienes el doble de casos», añadió.
La UNAM también calcula el número de casos activos de Covid-19, es decir, de personas que adquirieron la enfermedad en las dos semanas anteriores y aún pueden ser contagiosos.
En las estimaciones de la UNAM, este número de casos va de 455 mil 577 a un millón 366 mil 730 personas que pueden contagiar a otros de Covid-19. La Ssa reportó, durante su conferencia de prensa vespertina de ayer, este cálculo en 56 mil 981 casos. La UNAM presenta en su plataforma el mismo número de decesos que el Gobierno.
El director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Rodolfo de la Torre, explicó en entrevista que el problema que provocó que las cifras del Gobierno tengan tanta diferencia con otros estudios es que al inicio la Ssa dio cifras estimadas, pero posteriormente suspendió este ejercicio, lo que provocó que investigadores y otras instituciones comenzaran a hacer sus propias estimaciones.
«En el caso de la UNAM no deja de ser una estimación, pero conociendo la seriedad de sus investigadores debe tomarse en cuenta. Mucho bien haría la Ssa si volviera a revelar las cifras que estima para confrontar sus cifras y sus métodos», señaló.
Reconoció que la propia Ssa declaró que el modelo Centinela, utilizado para contabilizar y reportar diariamente el comportamiento de la pandemia, no persigue detectar todos los casos de Covid-19, sino la tendencia.
Consideró que, pese a esta diferencia entre cifras, ahora que inició la aplicación y conteo de vacunas es más difícil que el Gobierno Federal pueda «disfrazar» la información.
«Es más difícil que se oculte, se disfrace o se subestime la información de las vacunas porque es un fenómeno directamente observable, se sabe cuántas llegan a México y el número de personas inoculadas. En el caso de contagios, a veces las personas ni siquiera saben que tienen la enfermedad y no hay pruebas que revelen quién la tiene y quién no», apuntó. Sun