EJERCITO MEXICANO, SU HISTORIA.

227
EJERCITO MEXICANO, SU HISTORIA.

El Ejército de la Colonia

Uno de los motivos de la creación de fuerzas armadas en la Nueva España fue el predominio naval de la Gran Bretaña en el siglo XVIII y la “Guerra de los siete años”, esto obligó a la corona española a cambiar su estrategia militar en defensa de sus posesiones en el nuevo continente.
Hasta 1762 la fortificación de los principales puertos se consideró suficiente para proteger a la Nueva España, estas débiles defensas funcionaron hasta el siglo XVI y primera mitad del siglo XVIII. Pero cuando los ingleses invadieron La Habana, España tomó medidas preventivas para evitar que los ingleses tomaran a la isla de Cuba como base de operaciones y de ahí continuar con su plan de conquista y dominar las demás colonias españolas continentales.
Las medidas consistieron en organizar fuerzas armadas en América y en el caso de la Nueva España, se ordenó a Francisco de Villalba y Angulo la creación de un ejército capaz de rechazar cualquier agresión inglesa.
Villalba arribó a Veracruz en 1764 marcando con esto el inicio de la organización histórica de un ejército en tierras novohispanas, pero antes de su llegada a Veracruz, existían dos fuerzas armadas irregulares; las milicias provinciales y las milicias urbanas, este último cuerpo fue dirigido y pagado por los ayuntamientos y algunas corporaciones civiles, cuyo objetivo fue preservar la paz de las ciudades.
La Guerra de Independencia.
Una de las medidas de las autoridades españolas para restar fuerza a los movimientos independentistas fue la publicación en el mes de junio de 1811, del reglamento político militar, llamado “Plan Calleja”, en el que se exigía crear cuerpos de infantería y caballería en las ciudades, conseguir que los propios habitantes de haciendas y ranchos se defendieran de los ataques insurgentes y aumentar el número de cuerpos irregulares, por lo tanto el “Plan Calleja” culminó la novohispanización del ejército.
La Real Ordenanza de Milicias de 1767 estipuló que el ejército obtendría los remplazos a través de banderas de reclutas, levas y sorteos, además de que las milicias custodiaban los caminos, protegían la salida de los caudales por los puertos, sofocaban las rebeliones y apoyaban los cambios introducidos por las reformas borbónicas.
En esta etapa, las fuerzas se conformaron por voluntarios, entre los que podemos destacar a los sirvientes de Hidalgo, los presos liberados de la prisión de Dolores (menos de 100), una parte (probablemente dos compañía) de Dragones del Regimiento Provincial de la Reina, leales a Allende y unos centenares de campesinos, empleados y artesanos.
Sin una estructura definida, el ejército insurgente creció con rapidez, a su paso por San Miguel El Grande, Celaya y Guanajuato, los seguidores lograron contar con un efectivo aproximado de 80,000 insurgentes, entre hombres y mujeres de todas las edades.
El Periodo del Porfiriato.
Con la caída de Maximiliano, México recuperó a plenitud su soberanía. El Presidente Benito Juárez se dedicó a reorganizar la administración civil y militar, reduciendo el efectivo del Ejército.
Al asumir la Presidencia el General Porfirio Díaz, se dio a la tarea de reestructurar el Ejército; creó el Cuerpo Especial de Estado Mayor, que tenía como función formar la Carta General de la República, redujo las unidades militares y las que quedaron las profesionalizó. Impulsó la Educación Militar con la creación de la Escuela Naval militar, Escuela Militar de Aspirantes y la Escuela Militar de Esgrima.
Fue durante este periodo que el Colegio Militar vivió sus años dorados al pasarse de las instalaciones del Arzobispado en Tacubaya, a Chapultepec; en que se formaron grandes militares que destacaron en campos de la ingeniería, industria, finanzas, arte, periodismo, literatura, etc… como los Generales Felipe Ángeles, Heriberto Frías, etc…
De igual manera se modernizó el armamento y la industria militar, para lo cual se compró maquinaria en Europa, se dio mantenimiento a las armas, se restableció la Fábrica de Pólvora, se impulsó la tecnología militar con el diseño del sistema de cerrojo «Mondragón» que fue el primer fusil semiautomático, además de mejorar el sistema de disparo de los cañones franceses Saint Chamond.
Periodo de la Revolución.
Durante el desarrollo de la Revolución Mexicana, la violencia armada fue una constante ya que la conducción política de los principales gobernantes de ese periodo -Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Victoriano Huerta, Venustiano Carranza- no lograron el consenso de los grupos políticos que emergían, parte de la población fue guiada por líderes revolucionarios, quienes levantaron en armas sectores de la sociedad a la que escasamente instruyeron y adoctrinaron en el arte de la guerra.
Carranza para poder cumplir con la misión asignada por el Congreso de su Estado, tuvo la necesidad de crear un ejército para enfrentar y sustituir al Ejército Federal, las bases de este ejército fueron establecidas en relación con los objetivos políticos, dados a conocer a la Nación en un Manifiesto, publicado en la Hacienda de Guadalupe, Coahuila, el 26 de marzo de 1913, conocido como «Plan de Guadalupe». Este plan en su artículo 4º expresó:
“Para la organización del ejército encargado de hacer cumplir nuestros propósitos, nombramos como primer jefe del ejército, que se denominará “Constitucionalista,” al ciudadano Venustiano Carranza, gobernador del Estado de Coahuila”.
Para la organización del Ejército Constitucionalista, Carranza emitió nombramientos y órdenes acordes para la integración del ejército con el que combatiría a las fuerzas huertistas, destacando el decreto del día 4 de julio de 1913, en el Cuartel General de Monclova, en el que se ordenó la creación de 7 Cuerpos de Ejército.
El objetivo de la organización de este ejército fue la aplicación de una estrategia acorde a los objetivos políticos del “Plan de Guadalupe”, para este fin Carranza y a sus jefes militares enseñaron a sus soldados las tácticas y técnicas de combate, el uso del armamento, material y equipo de guerra con el que se contaban. Los encargados de esta tarea fueron el entonces Teniente Coronel Jacinto B. Treviño, Jefe de Estado Mayor y el Capitán Primero Francisco L. Urquizo.
La creación de este Ejército Constitucionalista y el mantenimiento de los efectivos del Ejército Federal tuvo repercusiones en la sociedad civil, ya que ambos contendientes extrajeron de los poblados a los campesinos que convirtieron en soldados, a los hacendados y terratenientes se les impusieron préstamos forzosos, requisiciones de ganado y granos.
De la Segunda Guerra Mundial a Nuestros Días.
El 1/o. de septiembre de 1939, el Ejército de Alemania invadió Polonia, con lo que el mundo se vio nuevamente convulsionado por una conflagración bélica, la II Guerra Mundial, que habría de convertirse en la más grande de la historia.
Una vez declarada la guerra a las potencias del eje, el Gobierno Mexicano colaborará con el Gobierno Norteamericano, enviando al grupo de perfeccionamiento de aeronáutica a los Estados Unidos en julio de 1944, y a partir del 1o. de enero de 1945 recibió la denominación oficial de la Fuerza Aérea Expedicionaria, conocida popularmente como Escuadrón 201.
Con la llegada al poder del Lic. Miguel Alemán Valdés, ocurrida el 1/o. de diciembre de 1946, finalizó la etapa correspondiente a los mandatarios militares, durante su gobierno se creó el Departamento de Industria Militar; para evitar la fuga de divisas y que nuestro país fuera autosuficiente en esa materia. De igual manera, se fundó el Banco del Ejército.
A partir de la década de los 50´s, el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se han modernizado para estar a la altura de las crecientes necesidades de nuestro país. Para el efecto se han creado más planteles, teniendo a la fecha Escuelas de Clases, de Formación de Oficiales, de Aplicación y Especialización, Escuelas Superiores y Postgrado.
Asimismo, la Secretaria de la Defensa Nacional, cuenta con la Dirección General de Fábricas de Vestuario y Equipo, en donde se elaboran los uniformes y equipo del personal militar, para que se cumpla con eficiencia las misiones que le tiene encomendada la Carta Magna en beneficio del país y en especial del pueblo mexicano. Sun