ALFIL NEGRO

223
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Regidores y Síndico del Ayuntamiento de Huehuetán, exigen auditoría para la alcaldesa, presumen actos de corrupción” Javier Vázquez Moctezuma)

“La tía Toya”
Oscar D. Ballinas Lezama

“Tiene poco más de un año que los Regidores y Síndico Municipal del Ayuntamiento de Huehuetán, denunciaron con pelos y señas a la alcaldesa Victoria Aurelia Guzmán Reyes, por presuntos daños y perjuicios a la Hacienda Pública Federal, Estatal y Municipal, sin que hasta la fecha, la Auditoría Superior del Estado y el mismo Congreso local, resuelvan esta denuncia del cabildo en pleno”, afirmó Javier Kildare Ernest Vázquez Moctezuma, asesor jurídico de los demandantes.
El entrevistado aseguró que entre los regidores que representa están: José Alfredo Sandoval Rincón, Dionicio Velázquez López, Amable Hernández Rivera, Mariana Ríos Santos y Elva de Jesús Ibarra Citalán, así como el síndico José Antonio Guzmán Díaz, coinciden en que la presidenta municipal Victoria Aurelia Guzmán Reyes, no tenía el interés de realizar las reuniones de Cabildo y muchos menos rendir cuentas de los gastos realizados, así como tampoco les informaba de las “obras” que, supuestamente, se hacen en el municipio de los hombres viejos.
En el documento presentado el pasado 4 de Agosto del 2020, bajo el expediente número ASE/UAI/SI “C” /0034/2020, ante el jefe de la Unidad Anticorrupción e Investigación, licenciado Omar Rivera León, cuya copia se encuentra en poder de este medio de comunicación, los representantes de los intereses del pueblo huehueteco, añaden que la Alcaldesa les quitó toda autoridad y desde entonces, presuntamente administra el Ayuntamiento con la ayuda de su hermano Saúl Guzmán Reyes.
Lo peor del caso, según las declaraciones del asesor jurídico del Cabildo en pleno, es que la Alcaldesa pretende obligarlos a firmar una cuenta pública de la que ellos no tienen el menor conocimiento de cómo se manejó, por tal motivo se opusieron y decidieron denunciar los hechos ante la Auditoría Superior del Estado (ASE), así también lo hicieron en el Congreso Estatal, ya que desde el mes de Abril del 2020 no han firmado la sospechosa cuenta pública, los documentos ‘comprobatorios y justificativos de gastos’.
En el documento de demanda en contra de la alcaldesa Victoria Aurelio Guzmán, los denunciantes dan a conocer los presuntos malos manejos de los recursos económicos en la administración municipal huehueteca, considerando que existe no solo abuso de autoridad, sino que el asunto tiene un tufo de corrupción e ilegalidad.
Los Regidores y el Síndico Municipal de Huehuetán, hicieron del conocimiento de esta denuncia al Fiscal General del Estado en la Fiscalía de Combate a la Corrupción, firmándose el expediente de registro de atención número 403/2020, el cual esperaban se eleve a carpeta de investigación, sin embargo, al parecer no sucede, y eso mantiene tranquila a la Alcaldesa acusada, quien hasta ahora, se ha burlado de todas las leyes y autoridades, manifiesta el asesor jurídico de los demandantes.
Explicaron los afectados, que la Alcaldesa les ha negado la contratación de un asesor que les ayude a revisar la documentación de la cuenta pública, argumentando que para eso tiene como consejero a su hermano Saúl Guzmán Reyes, Bersaín Flores Rincón, Juan Hernández Gómez, esposo de Nelva Guzmán Reyes, presidenta del DIF Municipal y hermana de la Alcaldesa.
Argumentan que otra prueba de los presuntos actos de corrupción de la presidenta municipal, Victoria Aurelia Guzmán Reyes, es el otorgamiento de más de once obras públicas a la empresa constructora ‘El Cincel y el Martillo, S.A. de C.V., en la que ha invertido más de 23millones 311 mil 607 Pesos con 93 centavos, en el primer año de la administración de la morenista.
Explican los denunciantes, que esta empresa fue creada el 4 de Julio del 2019, diez meses después de que Victoria Aurelio, tomó posesión como alcaldesa de ese municipio, según la escritura pública número doce mil seiscientos cuatro, firmada por el notario público número 35, Eliecer Ozuna Borraz en la Ciudad de Huixtla Chiapas.
En la denuncia presentada ante la ASE, los Regidores y el Síndico en función piden una investigación a fondo sobre la propiedad de esta empresa constructora que nació al vapor unos meses después de que iniciara la administración municipal actual, ya que al parecer esa propiedad aparece a nombre de Yuriria Hernández Sánchez, sobrina de la alcaldesa.
En la denuncia por escrito presentada ante la Fiscalía General, los demandantes juran y perjuran que la sobrina incómoda nombró como socio de esa pujante empresa constructora a su esposo, Jaime Alberto Figueroa; lo raro del caso, añadieron, es que hasta antes de que ‘la tía Toya’ se sentara en la silla del pueblo de ancianos, los hoy poderosos y ricos empresarios estaban con una mano adelante y otra atrás. ¿Será?
Por esas y otras irregularidades dentro de la administración municipal de Huehuetán, los Regidores y el Síndico siguen pidiendo justicia para el pueblo; exigen una auditoría a la Alcaldesa, sin embargo, parece que van a tener que esperar sentados porque el tiempo de su administración está por terminar y nadie duda que ‘la tía Toya’ se irá como el jibarito, con su cargamento loca de contento.
¿Y el proceso de anticorrupción?…a saber, yo vengo de Tuxtla Chico, donde también hace aire.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.