ALFIL NEGRO

233
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Convocan a elecciones del Suicobach, Víctor Pinot se aferra a la dirigencia de ese sindicato”. (Cobachenses)

Arriaron Banderas
Oscar D. Ballinas Lezama

Después del proceso electoral en Chiapas las aguas empiezan a tomar su nivel y los candidatos perdedores están aceptando su derrota; han decidido enterrar el hacha de guerra y se concretaron a manifestarle a sus seguidores que estarán pendientes de que los triunfadores hagan bien su trabajo.
Prácticamente los participantes le han dado vuelta a la página, aunque algunos con su actitud sólo lograron su tumba política, otros, más optimistas, se animaron a prometer o amenazar que regresarán por sus fueros en el 2024.
Ahora tocará a los ganadores de las contiendas electorales del pasado 6 de Junio demostrar que quienes votaron por ellos no se quivocaron; en el Soconusco hay mucho trabajo por hacer, el pueblo depositó su confianza en ellos (los ganadores de las elecciones) y tendrán que responderles trabajando como Dios manda.
La mayoría de la ciudadanía coincide en que los actos violentos no conllevan a nada bueno, por lo que siempre pidieron a quienes se inconformaran que lo hicieran por la vía legal, sin embargo, en pocos municipios se dieron acciones fuera del orden; en Tapachula hubo una reacción protestataria que no duró mucho, debido a que los que exigían abrir las urnas y contar nuevamente los votos, no presentaron pruebas reales y contundentes para que procediera su petición.
Hubo muchos rumores sobre el presunto mal manejo de las elecciones, sin embargo, nadie ha demostrado que esto realmente sucediera, por lo que el IEPC validó el triunfo de la ganadora del proceso electoral en la Perla del Soconusco.
Lo mismo sucedió en otros municipios en donde los candidatos perdedores intentaron protestar la contienda, lo que no procedió por la falta de pruebas para impugnarlas, al final han tenido que aceptar que les ganaron en las urnas, ’haiga sido, como haiga sido’, diría el expresidente de México, Felipe Calderón.
La mayoría de los electores decidieron quiénes deberían ser sus gobernantes municipales, así como legisladores locales y federales; la voluntad mayoritaria de un pueblo bueno y sabio debe respetarse, así lo asegura también el Presidente de la República y mucha razón debe tener, porque millones de mexicanos están de acuerdo con su manera de gobernar, si así decidió la mayoría, los demás deben respetar y dejar que gobiernen o legislen los que por su popularidad, capacidad y experiencia se ganaron a pulso ese derecho.
Será a partir de Octubre cuando los Alcaldes o Alcaldesas inicien su administración municipal; los Diputados sus gestiones estatales y federales, que se supone lo harán buscando siempre el beneficio de sus conciudadanos, así lo espera el pueblo bueno y sabio.
En otro orden de ideas, ahora se acercan las elecciones en Chiapas para elegir a los integrantes del sindicato del Colegio de Bachilleres; para nadie es secreto que durante más de 18 años el actual dirigente del Suicobach, Víctor Pinot Juárez, llevó la batuta de ese sindicato.
Al parecer, Pinot Juárez está empecinado en no soltar las riendas del Suicobach y según los cobachenses ya integró otra planilla participante en las elecciones con gente de su confianza, presuntamente para evitar que le vayan a comer el mandado y triunfe la planilla que de entrada, lo ha sentenciado sentarlo en el banquillo de los acusados para que entregue cuentas claras, sobre todo, diga en dónde están los más de 300 millones de Pesos que les descontaron a más de 7 mil trabajadores de esa institución educativa, dinero que era de sus pensiones de retiro y que les fueron descontando quincenalmente en una nómina secreta, denuncian los afectados.
Hay mucha tela de donde cortar dentro de dicho sindicato por lo que no le conviene a Pinot Juárez que la planilla opositora gane y saquen sus trapitos al sol por lo del mega fraude de las pensiones de retiro y otros cuotas que manejó a su antojo; además, tiene la denuncia de haber permitido que ingresara toda su parentela a la nómina del Cobach, los inconformes argumentan que pueden probar este acto ilegal de nepotismo, ya que es público y notorio.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.