Emisión de Bonos Azules, Convienen a Latinoamérica: BID

288

Leonor Flores

Un nuevo instrumento en los mercados ligados a los objetivos del desarrollo sostenible son una gran oportunidad para las economías de América Latina y el Caribe (AL), consideró el Banco Interamericano de Desarrollo Invest (BID Invest).
Se trata de los bonos azules, que ayudan a los inversionistas a financiar empresas como parte de una economía oceánica sostenible, con una orientación demostrada hacia proyectos relacionados con el agua y el mar, explica el brazo de inversión con el sector privado que tiene el Grupo del BID.
En un estudio, del BID Invest y el Pacto Global de Naciones Unidas (ONU), se pone de manifiesto que el mercado de bonos tradicionales es el activo más grande del mercado financiero global, estimado en 128.3 billones de Dólares al año.
Los especialistas de ambas instituciones consideran que puede desempeñar un rol significativo en la aceleración de inversiones para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Enfatizan que los inversionistas continúan mostrando un gran apetito por una gama de bonos temáticos, tales como los verdes, que satisfagan la demanda de mayor transparencia y alineación con los ODS.
Dentro de ese contexto, mencionan que los bonos azules emergen como un instrumento financiero innovador para movilizar capital, que resulta desafíos sociales y ambientales, creando oportunidades de negocios relacionadas con los océanos y el agua.
Se pondera que una economía oceánica sostenible puede desarrollar una triple ventaja para las personas, la naturaleza y la economía, al combatir el cambio climático, dar alimentos nutritivos para la población y brindar energía renovable ilimitada.
Los Verdes.
Para dimensionar la importancia de estos instrumentos, subrayan el éxito del arribo de los bonos verdes en los mercados de deuda globales, ya que han crecido con rapidez, con una emisión total de más de un billón de Dólares desde 2010.
Aunque se ha producido una transición de un mayor número de bonos verdes a una combinación más amplia de bonos sociales, verdes y de sostenibilidad.
No obstante, mencionan que por la pandemia se observó una marginal desaceleración compensada por el incremento en las emisiones de bonos sociales para mitigar el impacto del Covid-19.
Ahora, con el énfasis en la economía azul, se proyecta una inversión de 90 billones durante la próxima década sólo en infraestructura.
En América Latina y el Caribe se comparte una vasta parte de los océanos Atlántico y Pacífico, en donde el mar representa 60% o más del territorio de 22 países, con costa de 70 mil kilómetros.
Grandes Beneficios.
Por cada Dólar invertido en elevar la producción mundial de energía eólica marina, se genera un beneficio estimado de entre 2 y 17 Dólares.
Se calcula que por cada Dólar invertido en la descarbonización del transporte marítimo y en reducción de emisiones a cero dejará entre 2 y 5 Dólares.
Por cada Dólar para elevar la producción de proteínas de origen marino de manera sostenible, se prevé un rendimiento de 10 Dólares. Sun