Desalojo Carretero Deja al Menos 27 Lesionados

1305
Indígenas que protestaban por la disputa de la presidencia de Chenalhó fueron desalojados por policías estatales en la carretera San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla Gutiérrez.
Indígenas que protestaban por la disputa de la presidencia de Chenalhó fueron desalojados por policías estatales en la carretera San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla Gutiérrez.

 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 28 de Marzo.- Al menos 13 policías y 14 civiles lesionados y golpeados dejó el desalojo de la carretera de cuota de San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla Gutiérrez, que bloqueaban indígenas desplazados de Chenalhó, en el contexto de la disputa por la Presidencia del Ayuntamiento de ese municipio de los Altos de Chiapas, informó Javier López Santis, representante de los inconformes.
El portavoz de los desplazados, argumentó que cerraban la carretera a San Cristóbal de Las Casas para pedir “cooperación voluntaria” a los automovilistas y adquirir maíz y frijol, porque el apoyo recibido en el refugio es insuficiente.
Denunció que en el despliegue de un centenar de policías no se activó el protocolo de acción, es decir que no los conminaron a dejar el lugar.
“Nos encontrábamos los 241 desplazados, entre hombres, niños y mujeres, algunas embarazadas, y nos lanzaron gases lacrimógenos”.
López Santis agregó que los desplazados lesionados son Pedro López Méndez, Alberto Hernández Méndez, Uvencio Arias Gómez y una niña, además de otros diez golpeados.
Argumentó que cumplen diez meses como desplazados, y desean retornar a sus viviendas, “y que nos paguen los daños que nos ocasionaron los simpatizantes de Rosa Pérez cuando nos desplazamos”.
En la trifulca, de acuerdo con fuentes oficiales, 13 policías estatales fueron lesionados y golpeados con piedras y palos.
Los desplazados acudieron a las oficinas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), con sede en San Cristóbal de Las Casas, en cuyo interior aguardan en espera de respuesta a su demanda de retorno comunitario.
López Santis recordó que los 241 indígenas fueron desplazados del ejido Puebla, en Chenalhó, el 27 de mayo pasado, en medio de las pugnas y los enfrentamientos por la alcaldía entre la presidenta constitucional Rosa Pérez Pérez y el síndico Miguel Sántiz Álvarez.
En un segundo despliegue, la policía desalojó la carretera de Ocosingo-Palenque, en donde integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) cerraban la vía en demanda de justicia y castigo legal por campesinos reportados como desaparecidos. (Sun)