Amplía el Senado la Tarjeta de Visitante Regional de 3 a 7 Días de Estancia a Turistas de Guatemala y Belice

1683
Amplía el Senado la Tarjeta de Visitante Regional de 3 a 7 Días de Estancia a Turistas de Guatemala y Belice
Amplía el Senado la Tarjeta de Visitante Regional de 3 a 7 Días de Estancia a Turistas de Guatemala y Belice

*Gestión del Diputado Federal Enrique Zamora Morlet.

Ciudad de México; 9 de Mayo.- El Senado de la República aprobó, en las últimas horas, la iniciativa del diputado federal, Enrique Zamora Morlet, que amplía de tres a siete días el permiso de estancia que otorga la Tarjeta de Visitante Regional (TVR), para que los residentes de los países vecinos de Guatemala y Belice, puedan ingresar a las zonas fronterizas con derecho a entrar y salir de las mismas, cuantas veces lo deseen.
Ese mecanismo migratorio se ha convertido en estos tres años, en el principal sostén económico de la región Soconusco y una estrategia para regular y dar orden al flujo de personas entre México y Centroamérica.
Sin embargo, la lucha del Diputado tapachulteco para lograr esa modificación a las leyes, no fue nada fácil, ya que durante dos años fue tema de discusión legislativa entre Diputados y Senadores, que concluyó con la aprobación, por unanimidad.
Para tener una idea de ese logro, en los primeros cuatro meses de este año, alrededor de 800 mil guatemaltecos utilizaron la TVR para llegar a Chiapas con fines turísticos, recreativos y para compras.
Es decir, hay un promedio diario de más de seis mil guatemaltecos que ingresaron a territorio chiapaneco y, de acuerdo a los representantes de los sectores productivos, dejan una derrama de alrededor de 3 millones de pesos cada día de estancia en la región.
En la última discusión de la iniciativa de Zamora Morlet, presidente de la Comisión de Asuntos de la Frontera Sur Sureste, se analizó la reforma a la Fracción III del Artículo 52 de la Ley de Migración, con el propósito precisamente de ampliar la estancia de los turistas centroamericanos.
El Diputado, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, impulsó ese proyecto desde el 6 de Octubre del 2015, a unos días de haber asumido ese compromiso popular.
Ese mismo día, la Mesa Directiva la turnó para estudio y dictamen a la Comisión de Asuntos Migratorios, y con ello empezó su largo y sinuoso proceso burocrático.
Los Estados beneficiados directamente con esa nueva ley, vertida de la propuesta de Zamora Morlet, son: Campeche, Tabasco, Quintana Roo y Chiapas.
El uso de la Tarjeta ha ido en aumento desde su implementación, generando importantes beneficios en diversas áreas, en sectores como el turismo, hotelería, gastronomía, comercio, entre otros.
La tarjera se tramita en puntos fronterizos de internación en esos Estados, así como en módulos itinerantes en Guatemala y Belice. En su primer año, en el 2014, fue utilizada por un millón 10 mil 330 personas; el año pasado fueron poco más de dos millones y en este se calcula superará los 2.5 millones.
El documento aprobado contribuye a crear una frontera más segura, toda vez que con ella el Instituto Nacional de Migración (INM) ha logrado también generar una base de datos que permite tener un mejor control de las entradas y salidas de las personas a territorio mexicano.
Al ampliar su estadía a 7 días, los visitantes pueden potencializar sus actividades, con los que tendrán mayor comodidad, seguridad y tiempo para aumentar sus compras y la prestación de servicios.
Y es que la vigencia del documento, de tres días, era una limitante para las actividades turísticas y comerciales que realizan las personas usuarias de ese este instrumento migratorio, dado que ese tiempo se consumía prácticamente en el transporte de los visitantes desde sus lugares de origen, hasta los de destino.
Hoy, el Senado reconoció que la ampliación de la vigencia de la TVR, y con ello de la permanencia de sus usuarios en territorio nacional en cada una de sus visitas, permitirá una mayor actividad económica en términos de consumo de bienes y servicios.
El dictamen precisa que, al permitir ampliar la permanencia de las personas extranjeras, también se genera mayor protección a los derechos humanos de los visitantes regionales, con flujos migratorios integrales con los países vecinos de México en la zona sur-sureste.
A través de esa propuesta se beneficia -además- la promoción económica que tiene la TVR; y que, junto con otras iniciativas, estimulan la economía de los estados receptores, sin poner en riesgo la seguridad fronteriza. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello