Trasladan 20 Reos de Alta Peligrosidad al CEFERESO 15 de Villa Comaltitlán

4793
Un avión Boeing 727 propiedad de la Policía Federal, arribó éste viernes al Aeropuerto Internacional de Tapachula con 20 reos de alta peligrosidad, provenientes de Ciudad Victoria, Tamaulipas, siendo trasladados al CEFERESO 15 de Villa Comaltitlán.
Un avión Boeing 727 propiedad de la Policía Federal, arribó éste viernes al Aeropuerto Internacional de Tapachula con 20 reos de alta peligrosidad, provenientes de Ciudad Victoria, Tamaulipas, siendo trasladados al CEFERESO 15 de Villa Comaltitlán.

* INTERNOS DE ALTA PRELIGROSIDAD TIENEN QUE SER ENVIADOS A LOS JUZGADOS DE TAPACHULA PARA ESPERAR SENTENCIA.
* DESDE QUE INICIÓ OPERACIONES EL CEFERESO 15 SE HA VISTO UN INCREMENTO DE LOS INDICES DELICTIVOS EN LA REGIÓN.

Tapachula, Chiapas; 16 de Junio.- La tarde de este viernes llegaron en un avión de la Policía Federal al Aeropuerto Internacional de Tapachula, aproximadamente 20 reos de alta peligrosidad procedentes de Ciudad Victoria, Tamaulipas, quienes fueron trasladados al CEFERESO 15 de Villa Comaltitlán.
Al filo de las 13:30 horas, aterrizó el Boeing 727 matrículas XC-NPF (P F-402) procedente de Ciudad Victoria, con 20 reos acusados de secuestro, delitos contra la salud en su modalidad de tráfico de drogas.
En el hangar se encontraban 10 vehículos oficiales de la Policía Federal División Gendarmería, 7 vehículos oficiales de Policía Federal División Regional, una autobús amarillo de la empresa Coordinados, con número económico 05, un autobús IRIZAR de OCC con número económico 2399 y vehículos de Protección Federal, así como un autobús blanco del Centro Federal de Reinserción Social.
Una vez realizada la entrega de los reos, mediante un operativo coordinado fueron trasladados al penal federal donde ingresaron al filo de las 15:00 horas.
Habitantes que se percataron de este traslado señalaron que a partir de la apertura de dicho penal, el robo de vehículos, asaltos con violencia, homicidios, entre otros ilícitos, se han incrementado; la delincuencia organizada que tiene familiares detenidos en este penal van llegando al Soconusco para estar cerca, y cuando se les agota el dinero salen a delinquir, por ello solicitan a las diferentes corporaciones policíacas de los tres niveles de Gobierno que refuercen la seguridad.
Esto aunado al peligro que representa para la ciudadanía cuando un reo tiene que ser trasladado a un juzgado en Tapachula para seguir su proceso, ya que el CEFERESO no cuenta con uno propio en sus instalaciones. Cada que ocurre esto, se aprecian los operativos policiacos en la 3ª Norte esquina con 3ª Oriente, y los alrededores del Juzgado No. 3, que es a donde llevan a los reos para revisar sus casos o recibir sentencia, justo en los alrededores del primer cuadro de la ciudad, donde además convergen algunas escuelas, tiendas de autoservicio, y hasta una pequeña plaza comercial, además de ser una avenida muy concurrida.
Vecinos de los juzgados federales, expresan que sienten temor por la presencia de reos de alta peligrosidad.
“Estamos enterados que los presos traídos a estos juzgados, están siendo procesados penalmente por delitos como narcotráfico, delincuencia organizada, portación de armas de uso exclusivo del ejército, entre otros más.
El CEFERESO de Villa Comaltitlán, fue construido durante los Gobiernos del panista, Felipe Calderón y el perredista, Juan Sabines, (en zona de alto riesgo, así calificado por el Instituto de Protección Civil y esta casa editorial).
Se dijo que sería una prisión para reos sólo del orden federal ya sentenciados y de mínima y mediana seguridad (antes los calificaban como de peligrosidad).
Sin embargo, entre los 1,630 presos, existen muchísimos, aun bajo proceso y también del fuero común; pero los primeros están por delitos como delincuencia organizada, secuestro, daños contra la salud (narcotráfico) y multihomicidas.
Es el Consejo de la Judicatura de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien autoriza la creación de los Juzgados de Distrito, pero en el caso del CEFERESO negó la apertura del juzgado por ubicarse en zona de alto riesgo (al lado de un río que se desborda cada año con las lluvias).
Este CEFERESO es un negocio de ¡90 millones de pesos! al mes para la empresa “Makobil” Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, cuyos empresarios son de nacionalidad chilena.
Pero depende de la Secretaría de Gobernación, concretamente del Órgano Administrativo y Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS).
Ala par de todo ello, al encontrarse en una zona porosa, por su cercanía con la frontera con Guatemala, ha provocado que grupos antagónicos del crimen organizado de Centroamérica incrementen sus actividades ilícitas, ya que desde que se abrió formalmente dicho centro penitenciario, se vio un aumento del índice delictivo en la región.
La presencia de los maras, la temida banda originaria de El Salvador, viene a repercutir en la seguridad de los ciudadanos de los municipios de la Cosa y Soconusco, donde se cree que se han aliado incluso con criminales procedentes del norte del país, quienes tienen a familiares presos en el CEFERESO.
Se espera que la federación tome cartas en el asunto y refuerce la seguridad, para evitar que esta zona fronteriza de Chiapas se convierta en un foco rojo de inseguridad, como ocurre en otros Estados de la República. EL ORBE/Álvaro Islas Hernández