Zafarrancho en Asamblea del SUICOBACH, Deja Autos Destrozados Bloqueo de Calles y Cierre de Negocios

2039
Zafarrancho en Asamblea del SUICOBACH, Deja Autos Destrozados Bloqueo de Calles y Cierre de Negocios
Zafarrancho en Asamblea del SUICOBACH, Deja Autos Destrozados Bloqueo de Calles y Cierre de Negocios

Tapachula, Chiapas; 29 de Junio.- Un grupo de alrededor de 30 personas armadas con palos y machetes, trataron de impedir la entrada a la asamblea ordinaria a miles de integrantes del Sindicato Único Independiente del Colegio de Bachilleres de Chiapas (Suicobach) que, por primera vez, se realizaba en la Feria Mesoamericana de la ciudad, motivando un enfrentamiento.
Dentro de las instalaciones se pretendía llevar a cabo esa reunión sindical que, curiosamente, debió haberse realizado en diciembre del año pasado, pero también fue cancelada por otro disturbio similar.
De acuerdo a los manifestantes que quedaron afuera, en el acto se tenía previsto que el secretario general en funciones del Suicobach, Víctor Manuel Pinot Juárez, rindiera un informe de actividades y, de paso, se reeligiera por quinta ocasión en el cargo, ininterrumpidamente.
Como antecedente, el 24 de Junio del año pasado, una gran parte de los sindicalizados de esa institución educativa decidieron desconocer a Pinot, convocar a una asamblea en la que, supuestamente, hubo mayoría y eligieron como sucesor a Fernando Serrano Monroy.
Sin embargo, indicaron que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en la Entidad no reconoció los cambios, porque argumentó que el proceso no cumplió con lo establecido en la ley.
Eso causó una gran división entre los alrededor de 4 mil 700 sindicalizados, y se conformaron dos grupos. Uno, que se empecina a mantener a Pinot en el poder, aunque sea en contra de sus propios estatutos y, otro, que está harto, que señala actos de corrupción y que quiere democracia, la aplicación de la ley y, obviamente, los cambios directivos.
Según narró la parte disidente, alrededor de las 08:00 horas se fueron presentando a la Feria Mesoamericana, al sur de la ciudad, para participar en la Asamblea y tratar de destituir a Pinot.
Para ello tenían que registrarse -en ambos accesos- como miembros del Sindicato, pero una vez que lo hicieron, las personas con machetes se los impidieron.
Es decir, la versión de ellos señala que únicamente podían entrar al evento las personas que tuvieran simpatía con el todavía dirigente.
Conforme pasaron los minutos y los sindicalizados fueron arribando de todas las regiones del Estado, los ánimos se fueron haciendo ríspidos hasta que, lamentablemente, se llegó al enfrentamiento.
Se lanzaron piedras, se dieron garrotazos y se liaron a golpes. Se incendió una camioneta de los que impedían el paso a la Asamblea, se destruyó otro vehículo, y varias personas resultaron heridas.
En el combate campal, fueron retenidos cinco de los que presuntamente cuidaban las entradas con machetes y palos, y estuvieron a punto de ser linchados, pero la prudencia lo evitó.
Estos fueron amarrados y cuestionados públicamente. Uno de ellos dijo ser trabajador del Cobach, otro aseguró ser estudiante universitario, y el resto guardó silencio.
Hasta ese momento se decía que el grupo en total había sido contratado por un ex Presidente Municipal de Cacahoatán, para que protegiera la Asamblea y se concretara la imposición, por quinta vez, de Pinot.
Los retenidos fueron obligados a caminar amarrados y descalzos, desde ese lugar hasta la glorieta erigida en honor a Belisario Domínguez, justo en las inmediaciones del Instituto Tecnológico de Tapachula, en donde se realizó un plantón y el cierre de esa transitada avenida.
Una comisión de ese grupo de inconformes se dirigió a la Unidad Administrativa del Gobierno del Estado, para sostener una mesa de diálogo, en la que se pactó la entrega de los retenidos.
Mientras, el grupo de Pinot marchó desde las instalaciones de la Mesoamericana hasta llegar al Parque Bicentenario, en donde aparentemente se hizo el informe.
El Operativo Policiaco y la Psicosis.
Ante el bloqueo de la 4ª Sur, el plantón y la marcha, las autoridades policíacas montaron un operativo para el desvío de los vehículos en diversos puntos de la ciudad, y solamente se dejaba pasar a las ambulancias o unidades con casos de emergencia.
Alrededor del medio día se activó una alerta de seguridad, porque un grupo de jóvenes que se creía eran normalistas, se estaba concentrando en la Pérgola del Parque Central.
Ante ello, se ordenó el desalojo del Palacio Municipal, se acordonó ese edificio con decenas de elementos antimotines y se desplazaron uniformados de varias corporaciones hacia al primer cuadro de la ciudad.
Para esas horas, los comerciantes ya tenían conocimiento del enfrentamiento y de lo que estaba ocurriendo en el sur de Tapachula, por lo que optaron por suspender sus labores y bajar las cortinas de sus negocios, una actitud que contagió rápidamente a sus vecinos.
Todo estaba listo para impedir, con el uso de la fuerza pública, que se cometieran actos de vandalismo en el centro de la ciudad, locales o en las oficinas gubernamentales, como ha ocurrido en varias ocasiones este año.
Por alguna razón, los jóvenes concentrados en el parque se fueron retirando a partir de las 14 horas y, con ello, las actividades comerciales volvieron a la normalidad, aunque el Palacio permaneció cerrado.
La Firma de los Acuerdos.
Por la tarde, los disidentes, los representantes del magisterio y las autoridades, firmaron una minuta de acuerdos en la Unidad Administrativa.
En el documento se estableció, en primer lugar, entregar a los retenidos que se identificaron como: Edgar Ricardo Piedra, Jorge Alberto Sánchez León, Braulio Cacildo González, así como a Gustavo y Alexis, ambos con apellidos Mazariegos Palacios, quienes serían recibidos por funcionarios estatales y municipales.
En el segundo punto, se aceptó que María Cristina González Meléndez y Sinar Cruz Moreno, docentes del Cobach, no participaron en actos de violencia, por lo que fueron deslindados de cualquier responsabilidad.
De igual forma, que con la entrega de las personas retenidas, dejaron en claro que “ellos no fueron los agresores, por lo que solicitan se deslinden de toda responsabilidad; ni participaron en los hechos vandálicos en propiedad ajena, por lo que las autoridades establecen el compromiso de no ejercer ninguna acción en contra”.
Al firmar el acta de entrega recepción de los retenidos, manifestaron dar por terminadas sus acciones de protesta de éste día.
El documento fue firmado, por parte de la Subsecretaría de Gobierno Zona Costa, el delegado, Israel Guzmán, así como los operadores políticos, Francisco Aguilar Guillén y Álvaro Aguilar Moreno; mientras que por el Ayuntamiento local, Octavio Zavala Peña, secretario de Educación Municipal, además del fiscal del Ministerio Público, Alejandro Rodas Mendoza.
En tanto que, por el Bloque Democrático de las Secciones VII y 40 del Sindicato y la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), Ervin Herrera Estudillo y José Leonardo González de León; además de Raúl Rodríguez Rosales y .Fernando Serrano Monroy, del Suicobach.
La Farsa de la Detención de los Rijosos.
Una vez que se firmó el documento, la comitiva y los funcionarios se trasladaron hasta donde estaba el plantón, se le dio lectura y se permitió que llegara una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SPM-366), y se hiciera la entrega de los retenidos.
Estos fueron subidos a la unidad, y después esposados por los municipales. Supuestamente serían trasladados a la Fiscalía Regional, para que se deslindaran las responsabilidades.
Sin embargo, lo ocurrido en realidad es que a mitad del camino fueron bajados de la patrulla y subidos en carros particulares, un sedán blanco y uno gris, ambos con placas de Chiapas, y trasladados a un domicilio ubicado en el fraccionamiento Los Laureles, al oriente de la ciudad, donde fueron entregados a unos civiles.
Se desconoce si ayer jueves hubo alguna denuncia penal por los hechos ocurridos en las instalaciones de la Mesoamericana y sus alrededores, tanto de las dos partes en disputa del sindicato, como de las autoridades.
Los Millones que no Aparecen.
Al concluir la protesta y ser liberadas las calles, Fernando Serrano Monroy, secretario general electo del Suicobach el 24 de Junio del 2016, dijo en entrevista para éste rotativo, que en la Asamblea del año pasado, también fue destituido Pinot Juárez, a quien ahora responsabilizó de los disturbios ocurridos.
“Estamos responsabilizando a Pinot de estos actos vandálicos que él provocó, porque tenía una emboscada para el Bloque Democrático del Suicobach. Somos la disidencia, que no estamos de acuerdo con él; somos la mayoría y él ya no ya no tiene legitimidad”, agregó.

De igual forma, señaló que se presumen actos de corrupción en el interior de ese sindicato, “porque nunca han rendido cuentas de las cuotas sindicales ni tampoco del Fondo para el Retiro”.
Así también, hay la posibilidad de que están siendo desviados los recursos de los trabajadores, “porque nuestros estatutos dicen que tienen que guardar el 30 por ciento de las cuotas sindicales para el Fondo de Resistencia, que es intocable en caso de que no haya alguna movilización, pero él dice que no hay un solo centavo, y sólo de ahí están desaparecidos unos 30 millones de Pesos”.
Por eso, hizo un llamado a las autoridades del Gobierno, “para que no lo sigan sosteniendo a ultranza, se le aplique una auditoría, y entregue cuentas claras”.
Descartó que por lo pronto se vayan a realizar más movilizaciones, pero dejó en claro que todo estará de acuerdo

las respuestas que tengan las autoridades.
En la solicitud principal del pliego petitorio que están haciendo, piden al Gobierno que sea garante, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, se extienda una solicitud de asamblea plenaria para la destitución de Pinot, de quien recalcó lo han desconocido como su representante sindical desde el año pasado.
La participación de los representantes del magisterio en esa movilización, dijeron, fue en apoyo a la parte que, consideran, es la agraviada. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello