Tapachula Otra vez Sin Agua Potable; Pésimo y Caro el Servicio que Presta COAPATAP

1902
Tapachula Otra vez Sin Agua Potable; Pésimo y Caro el Servicio que Presta COAPATAP
Tapachula Otra vez Sin Agua Potable; Pésimo y Caro el Servicio que Presta COAPATAP

*SIN PREPARAR A LA POBLACION PARA ALMACENAR EL VITAL LIQUIDO, SUSPENDIERON EL SUMINISTRO.
*EL ORGANISMO TAMPOCO HA PREVISTO UNA LOGISTICA PARA ATENDER LAS NECESIDADES QUE PROVOCA LA FALTA DE AGUA, PRODUCTO DE LA IRRESPONSABILIDAD.

 

Tapachula, Chiapas. Julio 11.- La distribución del agua potable en Tapachula a manos del actual Ayuntamiento que encabeza el priista, Neftalí del Toro Guzmán, ha sido todo un fracaso.
Las flamantes autoridades municipales confirmaron en las últimas horas que a partir de éste martes quedó suspendida la distribución del vital líquido durante varios días.
La justificación del alcalde es que, debido al temblor ocurrido recientemente en la región, se quebró un muro de concreto que lleva el agua a las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ubicadas en la presa “Cecilio del Valle”.
Esa agua, que la suministra el río Coatán y que sirve para mover las turbinas y con ello generar energía hidroeléctrica, después es entregada como limosna a un canal del Comité de Agua Potable y Alcantarillados de Tapachula (Coapatap), que a su vez utiliza en lo que queda de la Planta Potabilizadora.
La reparación que realizará el personal de la CFE al muro en sus instalaciones, obligará a la paraestatal a suspender la entrada de agua y, por ello, el Coapatap tendrá que esperar a que se realicen esos trabajos para poder volver a distribuir el agua rodada a la ciudad, y eso puede durar varios días.
En el año y medio que lleva el actual Ayuntamiento ha ocurrido varias interrupciones similares, además de que ese organismo ha estado envuelto en escándalos, manifestaciones y un sinfín de señalamientos de parte de los usuarios.
El tufo a corrupción que salé de ese lugar, es inevitable. Así también, es una clara muestra de que, los que asumieron el cargo en el gobierno de Tapachula, han sido inútiles para cumplir con esa encomienda.
Y es que la única responsabilidad que tiene el Coapatap, es precisamente la de suministrar agua a los ciudadanos, pero le han fallado a la ciudad..
Al desabasto de agua en Tapachula habría que agregarle que las actuales autoridades locales decidieron incrementar las tarifas por ese servicio y, según algunos empresarios, el aumento fue de más de mil por ciento.
Eso causo un descontento generalizado, al grado de que diariamente hay cientos de quejas por el pésimo servicio y las tarifas impagables, incluso muchos usuarios tuvieron que acudir a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), para presentar su denuncia.
En éste segundo año al frente de la administración local, las autoridades no tuvieron tampoco la capacidad para gestionar un nuevo foso de captación en el río Coatán, para ya no depender del agua residual de la CFE.
En realidad, no hay una obra que sirva de legado al actual Ayuntamiento. Si hoy terminara su periodo, serían recordados por haber inundado las calles, banquetas y mercados con vendimia y comercio informal.
De igual forma, de permitir que las bandas delictivas cometieran los mayores destrozos y saqueos que se tengan registrados en la historia de Chiapas, y que los niveles de inseguridad colocaran a Tapachula en el peor a nivel estatal.
Su obra relevante es, quizá, la de pintar bancas e inaugurar tianguis en los espacios públicos que tanto le ha costado rescatar al Gobierno del Estado.
La recolección de la basura, las calles destrozadas, la prostitución en pleno centro de ciudad, los antros de vicio operando a todas horas, la proliferación de las máquinas tragamonedas, la falta de obras, entre otros grandes fracasos, ha hecho ver a éste Ayuntamiento, como el peor que ha tenido Tapachula, incluso por encima de los que tanto criticaron.
La destitución del director del Coapatap, José Antonio Ovando Macías, no fue suficiente para frenar la inconformidad de la población por las altas tarifas y, ahora, por el desabasto de agua.
Gran parte de la sociedad también perdió la confianza de los regidores, si algún día la tuvieron, porque aún cuando son de todos los partidos políticos, no han sabido defender a Tapachula, ni siquiera para justificar sus jugosos salarios.
Varios de ellos y uno que otro funcionario, sumidos en su egolatría y ambición, buscan afanosamente auto elogiarse y hasta fabricarse encuestas, en sus fantasías de seguir viviendo de la ubre gubernamental, como si los ciudadanos no contaran o no pasaran penurias por no contar con los servicios públicos, como el agua potable.
A partir de éste martes ha quedado suspendida oficialmente la distribución de agua en la ciudad. Sin embargo, hay pobladores de varias colonias que tienen muchos días atrás, de sufrir de ese desabasto.
Se desconoce a qué se dedicarán los casi 500 empleados del Coapatap durante todos estos días, si no habrá agua que distribuir, más que los recibos con las nuevas tarifas. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello