Cientos de Militares Centroamericanos son Miembros de la MS-13 y Barrio 18

1268
Cientos de Militares Centroamericanos son Miembros de la MS-13 y Barrio 18
Cientos de Militares Centroamericanos son Miembros de la MS-13 y Barrio 18

*En El Salvador Cesan a Unos 600 Soldados Vinculados a Pandillas.

Tapachula, Chiapas; 7 de Agosto.- El Gobierno de El Salvador confirmó que alrededor de 600 efectivos de la Fuerza Armada de ese país, fueron separados en los últimos siete años de la institución, por sus vínculos con pandillas.
Se calcula que desde el 2010, las pandillas -principalmente la Mara Salvatrucha 13 y la Barrio 18- no han cesado en sus intentos de ingresar al Ejército y a las instituciones de Seguridad Pública, como una estrategia para contrarrestar los planes que hay contra ellos, en la lucha contra el crimen organizado.
Así también, les sirve para avisar con anticipación los periodos en los que se llevarán a cabo los operativos de capturas en colonias y comunidades.
Incluso, buscan extraer de las instalaciones militares, municiones, artefactos explosivos como granadas, lanzacohetes y armamento de uso exclusivo de la Fuerza Armada.
Por lo mismo, según el Gobierno de El Salvador, han endurecido los requisitos para entrar a las fuerzas castrenses.
Mientras tanto, la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala capturó a un militar en grado de Kaibil, quien supuestamente se encargaba de enseñar a disparar a adolescentes que pertenecen a la pandilla Barrio 18.
También confirmaron que un integrante de esa agrupación delictiva, se había infiltrado en las filas del Ejército de Guatemala, y que aprovechaba ese cargo para negociar armas.
Los kaibiles son los soldados guatemaltecos más capacitados en combate en casi cualquier situación, su conocimiento de montañas y rutas en zonas boscosas los hace atractivos para el crimen organizado y el narcotráfico.
Por si fuera poco, el Ministerio de Seguridad de esa nación, alertó que los ataques contra agentes de la policía podrían incrementarse, ya que informes de inteligencia revelan un plan orquestado por las pandillas para atacar a los uniformados centroamericanos.
Ante esa situación, indicó que la PNC se encuentra en máxima alerta por «inminentes ataques contra las fuerzas de seguridad».
Los atentados, que estarían orquestando las diversas estructuras criminales, serían una forma de represalia por investigaciones y capturas que ha realizado la Policía. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello