Desmantelan Células de Maras en Centroamérica Llegan a Chiapas Para Escapar de las Autoridades

1033
Un frente común conformado por los Gobiernos de Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador, ha permitido la captura y desmantelamiento de varias células de MS-13 y Barrio 18, quienes mantienen en jaque a la población de esos países.
Un frente común conformado por los Gobiernos de Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador, ha permitido la captura y desmantelamiento de varias células de MS-13 y Barrio 18, quienes mantienen en jaque a la población de esos países.

* EN SEIS MESES FUERON DETENIDOS CASI 4 MIL DELINCUENTES LIGADOS A LAS PANDILLAS.
* TAMBIÉN SE REALIZARON OPERATIVOS EN VARIAS CIUDADES DE ESTADOS UNIDOS.
Tapachula, Chiapas. 29 de Septiembre.- Los Gobiernos de Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador, conformaron un frente común en contra de las organizaciones trasnacionales delictivas, incluyendo a las bandas Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18.
En seis meses de haber entrado en operaciones esas acciones conjuntas, se calcula que han sido detenidos y presentados ante las autoridades de los cuatro países, casi cuatro mil delincuentes, muchos de ellos vinculadas con narcotraficantes mexicanos.
En un informe presentado éste fin de semana, se dio a conocer que, además de su «mutación» al entorno internacional, las bandas están muy bien «estructuradas jerárquicamente, independientemente de las fronteras».
Se informó que hay pandilleros en Centroamérica, especialmente de la MS-13, que ordenan cometer delitos, ya sean homicidios o extorsiones, en Estados Unidos, y viceversa.
En el Salvador es donde más pandilleros han sido procesados, 3 mil 477, en su mayoría de la MS-13, a raíz de la Operación Escudo Regional realizada en los cuatro países durante el último semestre.
De los procesados, hay más de 2 mil 300 detenidos entre junio y septiembre, de las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, que asedian a estos países del Triángulo Norte de Centroamérica.
A la par de ello, según dijeron, también les están quitando los bienes que han adquirido esas bandas delictivas, producto de las extorsión y de la droga.
Los jefes de los ministerios públicos de esos países coincidieron en señalar que sólo trabajando en conjunto podrán hacer frente a las «sanguinarias maras”, las cuales, señalaron, están también vinculadas con el tráfico de armas y drogas.
Estados Unidos, a través del Departamento de Justicia, tiene varios fiscales asignados en Guatemala, El Salvador y Honduras, quienes se concentran en pandillas, carteles, crímenes financieros y corrupción pública, entre otras.
Los 76 maras detenidos en esa nación norteamericana durante este periodo, fueron en los estados de California, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Ohio y Virginia.
Como parte de la operación, que se inició en marzo pasado, las autoridades de Guatemala han enjuiciado a 284 pandilleros, mientras que las de Honduras arrestaron a otros 12.
Esta semana en Guatemala, se realizaron más de 300 cateos domiciliarios con la participación de 368 fiscales y 2 mil 400 agentes de la policía, que terminaron con 173 capturados y 113 procesados.
Con esas investigaciones se pudo resolver 30 casos de asesinatos, mientras que lograron salvar 55 vidas de personas que se habían rehusado a pagar las extorsiones de las pandillas y habían sido amenazadas de muerte.
La preocupación ahora es que miles de miembros de esas y otras pandillas estén huyendo de las autoridades hacia Chiapas, y luego hacia el interior de México.
Se cree que esos grupos delictivos están buscando la manera de cómo obtener recursos económicos lo más pronto posible, tanto para subsistir como para continuar con su viaje.
Según analistas, la gran mayoría de los maras optaría por quedarse en Chiapas, ya que están fuera de esa persecución, pero a un distancia relativamente corta de sus naciones de origen.
La detención de muchos pandilleros en Chiapas en lo que va de este año, hace suponer que ese flujo migratorio de delincuentes, estaría empezando a utilizar a la Entidad como centro de operaciones.
Estas operaciones conjuntas tienen como base que el 9 de febrero de éste año, el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva dirigida específicamente a desmantelar y erradicar las pandillas trasnacionales. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello