Detienen al Director del Penal de Huixtla y a Tres Reos que Utilizaba Para Extorsionar a la Población

1859
El CERSS No. 7 con sede en Huixtla, es señalado de ser una escuela de la delincuencia en vez de un centro de reinserción, ya que delincuentes operan desde dentro del reclusorio amparados por la corrupción e impunidad de los mismo directivos; un ejemplo es el de Pablo Salazar, quien tras permanecer un tiempo en dicho penal, poco después logró su libertad a pesar del daño causado a los damnificados del Huracán Stan.
El CERSS No. 7 con sede en Huixtla, es señalado de ser una escuela de la delincuencia en vez de un centro de reinserción, ya que delincuentes operan desde dentro del reclusorio amparados por la corrupción e impunidad de los mismo directivos; un ejemplo es el de Pablo Salazar, quien tras permanecer un tiempo en dicho penal, poco después logró su libertad a pesar del daño causado a los damnificados del Huracán Stan.

* LOS INTERNOS LEONEL, ANTONIO Y DANIEL “N”, OPERABAN DESDE LA CÁRCEL BAJO LAS ÓRDENES DE RODRIGO HERNÁNDEZ, CON QUIEN COBRABAN CANTIDADES DE DINERO A LAS VÍCTIMAS, LA MAYORÍA EMPRESARIOS DE HUIXTLA, PARA DESPUÉS REPARTIRSE EL BOTÍN.

Huixtla, Chiapas; 21 de Noviembre.- Fuentes extraoficiales confirmaron la detención del Director del Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados (CERSS) No. 7, con sede en Huixtla, Rodrigo Hernández Ríos, así como tres reclusos, ya que, presuntamente, están involucrados en una extorsión de grandes cantidades de dinero.
De acuerdo a los primeros datos, el director del penal, junto a los internos Leonel “N”, Artemio y Daniel “N”, acudieron en las últimas horas a un hotel de esa ciudad, en la salida rumbo al Ingenio, en donde cobrarían una fuerte cantidad de dinero a un reconocido empresario que, supuestamente, estaban extorsionando.
Sin embargo, un grupo especial de la Fiscalía Regional -con sede en Tapachula- en coordinación con agentes ministeriales, realizaron un operativo y lograron atrapar en flagrancia del delito a los señalados.
Se dijo además que hay otra persona detenida, de nombre Jorge Luis “N”, que se cree es familiar de uno de los reclusos.
Con ello se confirma que desde el CERSS de Huixtla, se realizaban llamadas telefónicas a empresarios de la región.
Eso ha causado gran indignación entre la sociedad, porque hay quien considera que ese reclusorio, lejos de ser un centro de rehabilitación, se ha convertido en una escuela para la delincuencia.
Por lo contrario, el sector empresarial reconoció el trabajo de la Fiscalía al realizar el operativo que dio como resultado la detención de esas personas, quienes fueron remitidos a las oficinas en Tapachula.
Se sabe que horas después, los internos fueron regresados al penal de Huixtla para continuar con sus sentencias, pero esta vez con el cargo adicional de extorsión.
Se esperan más denuncias por parte de empresarios de la región que han sido víctimas de las extorsiones, para que se proceda en contra de los responsables.
Se sospecha que los detenidos pudieran estar relacionados en varios atracos a empresas y a otros actos delincuenciales, por lo que la sociedad espera los resultados de las investigaciones que realizan las autoridades.
Cabe mencionar que, en lo que va de este año y de acuerdo a datos oficiales, se han abierto otras cuatro carpetas de investigación por denuncias de extorsión realizadas en Huixtla.
Con relación a ese mismo penal, la Visitaduría General Especializada de Atención de Asuntos de Migrantes, perteneciente a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), radicó la queja y orientación por parte de internos, por el presunto abuso de autoridad y la prestación ineficiente de servicio público.
Ante eso, el organismo remitió un Acta de Acuerdo en la que se determinó iniciar -de oficio- la queja, derivada de una denuncia sobre supuestos cobros en el reclusorio.
Y es que los denunciantes señalaron que «familiares de reos ingresados en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados número 7, acusan al Director de ser presuntamente responsable de las extorsiones que se dan dentro de este centro penitenciario».
En su queja, solicitaron que se hiciera una investigación al Director del penal, Jefes de celdas y de áreas, incluso hacia algunos presos, “con quienes se reparten las cuotas que van desde los mil hasta 20 mil pesos”.
Las irregularidades en ese penal se han convertido muchas veces en escándalos en los que forzosamente se hace pensar en la corrupción.
Por ejemplo, un sujeto que purgaba condena por el delito de violación se fugó de esa cárcel, ante lo cual el personal fue sometido a investigación.
Durante la revisión y el pase de lista de los internos, las autoridades detectaron que no se encontraba el preso Luis Alberto Salas Pérez, al que supuestamente buscaron por todas las instalaciones de la penitenciaría, pero no lo encontraron, ni tampoco supieron cómo se escapó.
Por su parte, el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, Filial Chiapas, Sismondi Esparza Flores, alertó a la ciudadanía sobre las llamadas de extorsiones que se están registrando en los comercios, hoteles y operadoras en diferentes regiones de la entidad.
Puntualizó a los medios de comunicación que quienes están realizando estas actividades ilícitas, permanecen recluidos en las cárceles y de manera reiterada buscan las formas de hacerlo. EL ORBE/Luis Javier Ramos