México Cedió la Banca y el Petróleo “sin Obtener Nada a Cambio”

710
México Cedió la Banca y el Petróleo “sin Obtener Nada a Cambio”
México Cedió la Banca y el Petróleo “sin Obtener Nada a Cambio”

 

* Declara Carlos Salinas Sobre el TLCAN.

Ciudad de México.- En las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Estados Unidos está obligado a ceder en materia migratoria, pues México ya abrió a la inversión extranjera dos sectores estratégicos, la banca y el petrolero, sin haber obtenido “nada en reciprocidad”, considera el expresidente Carlos Salinas de Gortari.
En su más reciente libro, Aliados y Adversarios, TLCAN 1988-2017, el exmandatario priista, cuyo gobierno firmó con los de EU y Canadá el acuerdo comercial más importante de la región, donde habitan 450 millones de personas, relata los pormenores del surgimiento del TLCAN, las resistencias que los países superaron en las negociaciones, recuerda su importancia económica, analiza los logros obtenidos en casi 24 años, destaca el “peligro” que representa Donald Trump y advierte sobre los futuros retos del pacto comercial.
Salinas de Gortari, en esta obra de 338 páginas, si bien reconoce que es necesario renovar el pacto comercial que definió el rostro de México rumbo al siglo XXI, opina que “en el futuro no servirá ningún acuerdo limitado calificado de terminable, o sea renegociable por periodos, pues eso no daría la estabilidad necesaria a largo plazo para los intercambios comerciales o de inversiones para nuestros países”.
Para el priista, el actual presidente estadunidense, Donald Trump, “representa el proyecto dirigido a consolidar la visión y los intereses dominantes de la población blanca privilegiada y también la lastimada por la crisis”.
Sin embargo, como consecuencia de varias transformaciones de carácter demográfico, el político mexicano señala que esa parte de la población del país vecino se convertirá en una minoría inferior al sector hispano y similar al afroamericano.
“Desde esta perspectiva, el triunfo de Trump ocurre en los umbrales de una guerra perdida, la de los euroamericanos a punto de convertirse en minoría. Circunstancia que no mitiga, sin embargo, su efecto desestabilizador sobre las alianzas tradicionales de occidente y el eje del Pacífico”.
Para México, afirma el expresidente, la victoria del republicano representa “graves riesgos” porque desde posiciones “simplistas e ignorantes, Trump se propone revertir el proceso de desindustrialización de su país mediante la cancelación de acuerdos comerciales de carácter internacional”. Apro