Detectan la Mortal Bacteria E Colll en Agua Purificada de la Región

1390
El titular de la Coordinación contra Riesgos Sanitarios de la Jurisdicción Sanitaria VII, Andersi Díaz Soto
El titular de la Coordinación contra Riesgos Sanitarios de la Jurisdicción Sanitaria VII, Andersi Díaz Soto

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria VII, Esaú Guzmán Morales.

 

*LA POBLACIÓN PIDE SANCIONES EJEMPLARES POR EXPONER LA VIDA DE LOS CONSUMIDORES

Tapachula, Chiapas. 15 de Enero. La Secretaría de Salud en Chiapas detectó en muestreos de agua potable envasada en plantas purificadoras de la región Soconusco, las cuales son distribuidas para consumo humano, la presencia de la mortal bacteria E-Colli.
De acuerdo al jefe de la Jurisdicción Sanitaria VII, Esaú Guzmán Morales, la bacteria, en su peor tipo, puede causar diarrea hemorrágica, insuficiencia renal y hasta la muerte. Esto, en general, ocurre en niños y en adultos con sistemas inmunitarios debilitados.
Las acciones emprendidas son en respuesta a un reportaje publicado por el rotativo EL ORBE, en el que reveló que se estaba comercializando en Tapachula y en los municipios aledaños, “agua purificada” de dudosa procedencia o empresas que estaban falsificando firmas reconocidas, y que con ello se ponía en riesgo la vida de la población.
Ante ello, dijo el funcionario, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, giró instrucciones para que se realizaran operativos de verificación a las 210 plantas purificadoras que operan en los 16 municipios de ésta región.
En Tapachula, indicó, ya se han checado 34 de las 71 empresas que se cree están operando y que por lo pronto ha sido suspendida temporalmente una y clausurado definitivamente a cuatro.
Mientras que en los otros 15 municipios, el personal de la Secretaría de Salud efectuó operativos en 58 de las 139 plantas, en las que se suspendió a 8 y se clausuró a otras nueve.
Indicó que en varios de los casos no contaban con licencias de funcionamiento, infraestructura adecuada, etiquetas no correspondientes,
Aún cuando no detalló en lo particular de que empresas se trataban, aseguró que serán sancionadas conforme a lo que establece la ley y que habrá un seguimiento para vigilar que no vuelvan a operar nuevamente.
Sin embargo, la petición de la población en general es que se realicen operativos en cada una de las colonias para detectar a las “purificadoras” con irregularidades, sancionar a los propietarios por poner en riesgo la vida de los consumidores y clausurar en definitiva los establecimientos.
Y es que de la noche a la mañana han aparecido pequeños establecimientos que aseguran ser “plantas purificadoras de agua”, la cual comercializan envasada en garrafones de 20 litros y las distribuyen regularmente en triciclos o carros chatarra.
Como operan cínicamente a plena luz del día, se cree que pudieran estar bajo la complacencia de inspectores, bajo algún tipo de arreglo.
A LA CACERÍA DE LAS PURIFICADORAS PATITO
Por su parte, la Coordinación contra Riesgos Sanitarios intensificó la vigilancia en los municipios del Soconusco para constatar que las plantas purificadoras de agua cumplan con las normas oficiales, ya que en los recientes meses el número de establecimientos se ha incrementado, y la mayoría no atiende las disposiciones, en cuanto al manejo adecuado del vital líquido.
El titular de la Coordinación contra Riesgos Sanitarios de la Jurisdicción Sanitaria VII, Andersi Díaz Soto, afirmó que la vigilancia es permanente en los negocios, ya que el agua es un producto que se consume de manera directa y, por lo tanto, la calidad de la misma debe estar garantizada para no exponer la salud de la población.
Señaló que, en meses atrás, se suspendieron 25 de esas empresas en la región, la mayoría se trataba de negocios nuevos que no cumplían con las normas oficiales en cuanto a los parámetros de calidad del vital líquido que estipula la Norma 201.
Hay empresarios, detalló, que ante las facilidades que brinda el sector comercial para echar andar un negocio de este tipo, invierten sus recursos sin antes cumplir con las normas oficiales que exige la autoridad y por eso en los operativos son los primeros en ser sancionados.
La Norma 201 exige al establecimiento pruebas de laboratorio, cumplir con las especificaciones sanitarias del lugar donde están instalados, además de contar con el permiso por parte de la autoridad, cuyos requisitos deben de cumplirse antes de operar.
TAMBIÉN HAY AGUA PIRATA EN TAPACHULA
El municipio de Tapachula y municipios aledaños han sido escenarios de situaciones que parecieran un tema increíble, como la comercialización de agua purificada “pirata”, es decir, una copia barata de las marcas verdaderas.
Cabe recordar que en la ciudad, a través de un operativo conjunto de verificación llevado a cabo en la región, entre la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), se inmovilizaron casi 18 mil envases de agua purificada por presentar incumplimientos de información comercial y, en algunos casos, engañar a los compradores, afectando su economía.
Para ello se desarrollaron acciones coordinadas en plantas purificadoras y establecimientos con venta de agua embotellada que operan no solo Chiapas, sino también en Campeche y Quintana Roo, atendiendo diversas denuncias presentadas por la industria en contra de ese segmento de mercado.
Con el operativo se vigiló el cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Federal de Protección al Consumidor y los requisitos de información establecidos en la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI-1994, en torno a las especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas pre envasadas, en tanto que el IMPI verificó aspectos de propiedad industrial.
De las 29 verificaciones que se hicieron, 21 establecimientos fueron emplazados a procedimiento administrativo por infracciones a la Ley, tales como: carecer en el etiquetado de razón social, domicilio y nombre del fabricante o importador.
Así también, identificación de lote; país de origen; expresión incorrecta de la unidad de medida; expender envases con doble etiquetado, induciendo a error o confusión al consumidor; ostentar leyendas prohibidas y designaciones de calidad; además de irregularidades en las tablas de información nutrimental.
En torno a las empresas purificadoras de agua en Tapachula, casi todas presentan irregularidades y por ello les han inmovilizado los garrafones, en tanto cumplan con una serie de disposiciones de ley. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello.