Imparable el Flujo de Maras Salvatruchas en la Región Enfrentamiento Entre Bandas Atemoriza a la Población

1451
Con la participación de las policías federales y de las fuerzas militares, se realizó un operativo interinstitucional antipandillas, permitiendo la detención de 13 personas relacionadas con la Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18, asegurando también droga y a presuntos homicidas.
Con la participación de las policías federales y de las fuerzas militares, se realizó un operativo interinstitucional antipandillas, permitiendo la detención de 13 personas relacionadas con la Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18, asegurando también droga y a presuntos homicidas.

* MILITARES Y POLICÍAS REALIZARON UN OPERATIVO EN EL QUE DETUVIERON A 13 MARAS EN TAPACHULA EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS.
* URGE UN COMBATE FRONTAL AL PANDILLERISMO PARA GARANTIZAR SEGURIDAD A LA CIUDADANÍA.

Tapachula, Chiapas; 18 de Agosto.- El combate frontal a las bandas delictivas que implementaron de manera simultánea los Gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala, está provocando un flujo migratorio de integrantes de la Mara Salvatrucha 13 y la Barrio 18, hacia Chiapas, donde buscan instalarse.
Ante ello, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, ordenó a los cuerpos de seguridad en el Estado a blindar a la región Soconusco, ante la inminente llegada de esos grupos delincuenciales.
El mandatario estatal solicitó también la participación de las policías federales y de las fuerzas militares, para que en forma interinstitucional, se realicen operativas antipandillas, permitiendo la detención de 13 personas relacionadas con esas organizaciones en las últimas 24 horas, incluyendo a homicidas.
En esas tareas, ha sido fundamental la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), a través del Ejército Mexicano, así como de la Secretaría de Marina, por medio de la Armada de México.
Esas bandas han logrado incluir como sus miembros no solamente a centroamericanos, sino también a mexicanos.
Según las investigaciones, los jóvenes maras que han sido detenidos en Tapachula y en municipios aledaños, ni trabajan ni estudian, sino más bien, salen a delinquir y regresan a sus casas o a sus colonias a vivir de manera ociosa, que es públicamente visible.
Lo que está sucediendo actualmente en la región hace recordar a lo acontecido en el 2005, cuando los ciudadanos estaban siendo acosados por ese tipo de delincuencia organizada.
Este fin de semana, el despliegue de las fuerzas militares y de los cuerpos policíacos federales y estatales, lograron inicialmente detener a seis integrantes de la MS-13 y de la Barrio 18, que presuntamente se encuentran involucrados en delitos contra la salud y otros delitos, incluyendo el homicidio.
En acciones similares, los uniformados detuvieron a otros siete jóvenes con tatuajes en sus cuerpos que los identifican como miembros de esos grupos.
De estos últimos, se informó que entre los detenidos está Roxi Yoni, de 16 años de edad; Mario Alberto, de 15; Abraham Josué, de 18, los tres de la MS-13.
Mientras que de la Barrio 18, Wilder Misael, de 24; Ángel Miguel, de 17; Adrián Williams, de 26, y Luis Arnoldo, de 30.
Se calcula que en lo que va del mes ya son más de 50 los detenidos, pero lamentablemente también varios muertos en los enfrentamientos que han ocurrido entre ambos bandos antagónicos.
Hace un mes, este rotativo dio a conocer que las autoridades de Guatemala advertían a los cuerpos policíacos de ese país y a sus homólogos de El Salvador, Honduras y México, la alta posibilidad de desmanes durante el mes de Agosto.
La recomendación son por el “Rompimiento del Sur”, como esos delincuentes llaman al fin del acuerdo pandilleril entre ambos, ocurrido el 15 de Agosto del 2005, y lo festejan cometiendo atentados y ataques.
Por su parte, autoridades de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), hicieron un llamado a padres de familia y maestros de escuelas, para que tengan cuidado cuando observen diferentes comportamientos de sus hijos y alumnos.
Esto porque hay informes que señalan que bandas juveniles, como el caso de los maras y otras pandillas, están reclutando por la fuerza a jovencitos y niños, los entrenan para que pierdan su sensibilidad y se vuelvan personas crueles al servicio de esos grupos delincuenciales.
Los voceros de esa institución confirmaron a los medios de comunicación que la MS-13 y la Barrio 18 están reclutando a niños para que pasen a formar parte de sus estructuras criminales.
Según detallaron, con la inclusión de los menores de edad intentan tener un escudo de impunidad, luego que las leyes establecen para los pequeños infractores sanciones leves, aún cuando los delitos sean graves.
La preocupación se sitúa en el reclutamiento forzado de esos menores de edad, así como de jóvenes mujeres, quienes podrían estar siendo amenazados de muerte si se resisten. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello