Arriba la Caravana de Migrantes a Huixtla; Cierran Comercios por Temor a Saqueos

758
Arriba la Caravana de Migrantes a Huixtla; Cierran Comercios por Temor a Saqueos
Arriba la Caravana de Migrantes a Huixtla; Cierran Comercios por Temor a Saqueos

Los casi 7 mil migrantes partieron ayer de Tapachula y por la noche pernoctaron en Huixtla.

*Pernoctan en Albergues, Otros en el Parque de la Ciudad.

*ALREDEDOR DE SIETE MIL MIGRANTES PROCEDENTES DE HONDURAS, EL SALVADOR, NICARAGUA Y GUATEMALA DURMIERON EN HUIXTLA. PARA ESTE MARTES CONTINUARÁN SU RECORRIDO, MIENTRAS UNOS MENCIONAN QUE SEGUIRÁN POR LA COSTERA, OTROS SEÑALAN QUE SERA POR MOTOZINTLA.

Huixtla, Chiapas; 22 de Octubre.- Alrededor de siete mil migrantes procedentes de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala, hicieron su arribo a La Ciudad de la Piedra, aproximadamente a las 14 horas.
Mujeres, niños, ancianos, familias enteras, en su marcha con rumbo al sueño americano, al entrar a la ciudad, ya se encontraban personas altruistas de buen corazón quienes le brindaron alimentos, agua y ropa, todos acompañados de la Delegación de la Cruz Roja, a cargo de Juan Ruperto Hernández, de Protección Civil, la Policía Municipal, así como la prensa internacional, nacional y local, que los acompañaron hasta el parque central “Francisco I. Madero”.
Debido a las inclemencias del sol, una parte fue llevada al domo del parque del barrio Guadalupe, en donde ya habían puestos de atención médica por parte del Centro de Salud, con su titular Gloria Olvera Hernández; del Hospital General y del Gobierno Municipal.
Debido a la insuficiencia de los lugares habilitados como refugios-albergue, otro tanto fue dirigido a la Unidad Deportiva, donde les brindaron todo tipo de atención, alimentos, ropa, agua y un lugar donde poder descansar, toda vez que se quedaron a pernoctar en esta ciudad.
Los testimonios de las familias coincidían en su mayoría, argumentando la misma situación que vivían en sus países, indicando que huyen de las pandillas, de la delincuencia que tienen el control de esos países, donde son amenazados de muerte o asesinados, y el Gobierno no hace nada para devolverles la tranquilidad; las pandillas son las que controlan la vida económica de esos países, en donde no cuentan con oportunidades para trabajar, no cuentan con medicamentos, no hay empleos, y están cansados de estarle pagando a los pandilleros para proteger sus familias.
Consideran que Honduras es el país más violento del mundo, que por cada 100 mil habitantes matan a 30 personas, como los transportistas, quienes son obligados a pagar una cuota para que les perdonen la vida; en fin, viven un calvario, afirmaron.
Denis Omar Gonzaga, quien coordina la caravana, dio a conocer que en la caravana son ocho mil 500 personas que huyeron de Honduras y de otros países, fue quien hizo la convocatoria, que partió el día 12 de Octubre de la Gran Central de San Pedro Sula, con 400 personas, salieron por el occidente del país, pasando por la vía Santa Bárbara, La Cofradía, la entrada de Copal, Ocotepeque, Nuevo Ocotepeque y entraron a Guatemala con cerca de cuatro mil migrantes.
Dijo que en los lugares donde han estado como en Tapachula, fueron recibidos con mucho amor por parte de la ciudadanía y las autoridades, en reciprocidad, ellos han exhortado a comportarse, no alterar el orden, levantar la basura cuando van abandonar los albergues, porque son ciudadanos, son familias humildes que huyen de la pobreza, de los malos tratos, los malos gobiernos, y van en busca de mejores oportunidades, incluso arriesgando la vida como fue el caso de un migrante que viajaba en un tráiler a la altura del poblado Poste Rojo, en la carretera Tapachula-Huixtla, lamentablemente cayó y le pasaron las llantas del vehículo encima; así también, otra persona de la caravana fue arrollada por un vehículo, afortunadamente no fue de mayores consecuencias y fue atendido por la Cruz Roja, Delegación Huixtla.
Líderes que encabezan la caravana de migrantes manifestaron que han visto la posibilidad de continuar su marcha por la carretera que conduce a Motozintla para evitar las inclemencias del tiempo, pues eso les ha provocado deshidratación, como a los niños, que son los más vulnerables. EL ORBE/Luis Javier Ramos