Enfrentamiento Entre Sicarios y Policías Tardó más de una Hora y Causó Terror en la Población

682
Luego del enfrentamiento registrado en la madrugada del viernes, sectores de la sociedad esperan que lleguen refuerzos federales y estatales a Tapachula para hacer frente a la delincuencia, que ha rebasado completamente a las autoridades locales y no pueden brindar seguridad a la población.
Luego del enfrentamiento registrado en la madrugada del viernes, sectores de la sociedad esperan que lleguen refuerzos federales y estatales a Tapachula para hacer frente a la delincuencia, que ha rebasado completamente a las autoridades locales y no pueden brindar seguridad a la población.

* FUERON SEIS LOS DETENIDOS, ADEMÁS DE UN POLICÍA MUERTO Y DOS HERIDOS. AL PARECER LOS AGRESORES PERTENECEN A UN GRUPO DELICTIVO DEL NORTE DEL PAÍS.
* CIUDADANIA EXIGE MEJORES ESTRATEGIAS DE SEGURIDAD ANTE LA CRECIENTE OLA DELICTIVA EN LA REGIÓN.

Tapachula, Chiapas; 16 de Noviembre.- Derivado del enfrentamiento a balazos entre miembros del crimen organizado y policías de diversas corporaciones ocurrido en la madrugada de este viernes, hasta el momento hay un saldo de seis detenidos, un policía muerto y otros dos que fueron intervenidos quirúrgicamente.
Los primeros informes señalan que los uniformados realizarían un cateo en un domicilio ubicado en la Calle Chopos número 17, entre Ceibas y Avellanas, del Fraccionamiento Los Laureles, al suroriente de la ciudad.

Y es que tareas de inteligencia habían confirmado que en ese domicilio se encontraba Juan de Dios “N”, a quien los policías ministeriales iban a detener, en cumplimiento de una orden de aprehensión girada por un Juez, por el delito de homicidio calificado.
Al arribar a la vivienda, el grupo anunció que buscaban a esa persona y que debería salir con las manos en alto. En lugar de ello, los que estaban dentro abrieron fuego sobre los policías y como resultado de esa agresión perdió la vida un elemento de la Policía Especializada, quien respondía al nombre de Eleazar Gómez Méndez.
Otros dos cayeron con lesiones, pero gracias a la operación médica a la que fueron sometidos en un hospital privado de la ciudad, en la tarde de este viernes se reportaron fuera de peligro y estables.
Ante ello, los ministeriales solicitaron refuerzos que, pocos minutos después, arribaron a ese populoso sector en el que cientos de familias vivieron el terror de pensar que pudieran ser alcanzados por una bala perdida
Se calcula que el enfrentamiento duró poco más de una hora y que se realizaron más de mil disparos, por ambas partes.
Gran parte del fraccionamiento fue acordonado para evitar que los delincuentes huyeran por las azoteas o brincando las bardas colindantes.
De esa manera, fueron detenidas seis personas, cuatro hombres y dos mujeres, que se cree pertenecen a un grupo delictivo con base de operaciones en el norte del país, y que buscaban asentarse en la frontera sur.
Los detenidos responden a los nombres de Abelardo “N”, originario de Villaflores; Isidoro “N” y Miguel Adrián “N” ambos de Tapanatepec, Oaxaca; Salvador “N” de Apatzingán, Michoacán; y dos mujeres: Verónica “N” y Keyla “N”.
Al poder entrar al inmueble, los policías lograron el aseguramiento de un fusil de asalto Avtomat Kaláshnikova, conocido popularmente como AK-47 o “Cuerno de chivo”, además de dos pistolas tipo escuadra.
Poco más tarde se presentó personal de Servicios Periciales, quienes realizaron el levantamiento del cuerpo de Eleazar Gómez Méndez, y lo trasladaron al Servicio Médico Forense (SEMEFO).
Mientras, se giró instrucciones para ampliar las investigaciones de todo lo ocurrido y deslindar responsabilidades.
Los detenidos fueron presentados ante un Agente del Ministerio Público para que rindieran su declaración sobre los delitos que se les imputan, entre ellos homicidio, portación de armas, asociación delictuosa, delincuencia organizada, entre otros.
Este mismo viernes, un grupo de especialistas se concentró en revisar minuciosamente la vivienda en la que se encontraban los delincuentes, en el ánimo de encontrar algún indicio que permita conocer la identidad de otros posibles miembros de la banda y si hay drogas en el inmueble.
A pesar de la magnitud del incidente, del cual no hay precedentes en Tapachula, no se reportó a civiles fallecidos o heridos a consecuencia del enfrentamiento.
Lo peor de todo es que los niveles de inseguridad en Tapachula han ido al alza rápidamente. En la última semana ha habido desde asaltos a mano armada a empresas, a cuentahabientes y a civiles; además de robos de vehículos, motocicletas y en viviendas; así como homicidios y otros delitos graves.
Esas acciones de la delincuencia se están dando a plena luz del día e, incluso, ante las famosas cámaras de vigilancia que costaron millones de Pesos, pero nadie sabe para qué sirven.
Casualmente o por mera coincidencia, todos estos sucesos se dan luego del paso de las caravanas de migrantes de Honduras y El Salvador que se dio en las últimas tres semanas.
Se espera que lleguen refuerzos federales y estatales a Tapachula para hacer frente a la delincuencia, luego de que las autoridades locales fueron rebasadas o son incapaces de brindar seguridad a la población. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello