Indispensable Rescate del Nuestros Ríos: El Coatancito, Texcuyuapan y Cahoacán

666
Especialistas de la compañía Prestadora de Servicios Ambientales y Ecológicos S.A. de C.V. realizan un recorrido de verificación de las condiciones en las que se encuentra “El Coatancito”, con el objetivo de presentar posteriormente el proyecto de saneamiento citado afluente, además del Texcuyuapan y Cahoacán.
Especialistas de la compañía Prestadora de Servicios Ambientales y Ecológicos S.A. de C.V. realizan un recorrido de verificación de las condiciones en las que se encuentra “El Coatancito”, con el objetivo de presentar posteriormente el proyecto de saneamiento citado afluente, además del Texcuyuapan y Cahoacán.

*Son Focos Contaminantes.

Tapachula, Chiapas; 26 de diciembre. – Aun cuando la sociedad lo desconocía hasta ahora, en el 2006 las autoridades cerraron las compuertas que alimentaban el canal de riego conocido como “Río Coatancito” y, en su lugar, dejaron que se convirtiera en uno de los drenajes a cielo abierto más grandes de México.
Ante la problemática de la contaminación en Tapachula, especialistas en la materia y representantes de la compañía Prestadora de Servicios Ambientales y Ecológicos S.A. de C.V., presentaron sus proyectos de saneamiento al rotativo EL ORBE.
Derivado de ello, realizaron este miércoles un recorrido de verificación de las condiciones en las que se encuentra “El Coatancito”, el cual atraviesa toda la ciudad.
Luis Alberto Renaud, en representación de esa empresa, acompañado de varios directivos del Comité de Agua Potable y Alcantarillados de Tapachula (Coapatap), estuvieron en el recorrido en donde se tomaron muestras de laboratorio, videos y fotografías, en las que se evidencia lo grave del asunto.
Datos preliminares de esa investigación confirman que, durante los últimos 12 años, los tapachultecos y sus visitantes han respirado y comido alimentos contaminados por esas heces fecales, animales muertos y otros desperdicios.
Los funcionarios de ese entonces tomaron la determinación de cerrar esas compuertas, sin imaginar los altos niveles de contaminación que provocarían, porque ese canal recorre toda la ciudad y pasa por el centro de abasto más grande de Tapachula: El mercado San Juan.
Además, miles de viviendas que se encuentran en la ribera de ese drenaje -que no río- descargan sus residuos sanitarios directamente al afluente, que, gracias a que hay brotes naturales de agua, no se quedan estancados.
Quizá esa sea la explicación por la cual Tapachula es una de las ciudades de Chiapas con los mayores problemas de enfermedades gastrointestinales, incluso del mortal rotavirus, así como la presencia de bacterias como la E-Colli en agua y alimentos.
Se desconocen las causas por las que la Secretaría de Salud estatal y las administraciones municipales durante dos sexenios, guardaron silencio en torno a ello y tampoco hicieron nada.
En el recorrido de trabajo de este miércoles, se percataron que esas aguas negras no solo se dispersan en el aire de Tapachula, sino que también contamina los mantos friáticos que alimentan los pozos que hay en centenares de viviendas.
Las acciones iniciaron en la zona norte del municipio, justo en donde comienza ese canal. Ahí, los matorrales y animales muertos son parte del escenario.
Sin embargo, a lo largo de varios kilómetros, encontraron también lagunas apelmazadas con toneladas de basura, residuos sanitarios, lodo y desperdicios de diversos tipos.
Se cree que, en algunos sectores poblacionales, como el ubicado a un costado de las vías del tren a la altura de donde comienza el bulevar Akishino, pudieran estar la mayor contaminación del municipio.
Se pretende que, con toda la información recabada, se presente en los próximos días un proyecto especial para el saneamiento de ese canal y el embovedado de las descargas.
Dentro de las opciones están los ductos de alta capacidad y resistencia, que ya se están utilizando en diversas partes del país, incluso por debajo de algunos puntos de la carretera de la Costa de Chiapas, para evitar que los afluentes y las corrientes pluviales provoquen deslizamientos o la ruptura de la cinta asfáltica.
Paralelo a ello, durante el mes de enero se pretende que se lleven a cabo otras evaluaciones similares en los ríos que cruzan el municipio, como el Coatán y el Texcuyuapan, para presentar las consideraciones pertinentes.
También se prevé que en el primer mes del 2019 se concrete el análisis del proyecto para el reciclado de basura en Tapachula y se solucione de raíz esa problemática que afecta al municipio desde hace varias décadas.
EL ORBE desde hace varios años ha impulsado el proyecto de reciclado de la basura con tecnología de punta, pero los ayuntamientos que encabezaron Samuel Chacón Morales y Neftalí del Toro Guzmán, hicieron caso omiso y solo se concretaron a seguir tirando la basura en la salida de Tapachula-Huixtla y contaminando el ambiente.
Cabe manifestar que con el impulso del arquitecto Hans Kabs Vela, se está tratando de rescatar lo que antes fue la estación del ferrocarril (Ver nota por separado).
Por otro lado se propone,l a que se dé continuidad a la construcción de un parque ecológico donde fue antes la terminal de la Planta Pemex, ya que así lo prometió el gobernador saliente, quien ya había sostenido pláticas con altos ejecutivos de esa paraestatal. EL ORBE / Rodolfo Hernández González