Enfrentamiento Entre Comerciantes Establecidos y Ambulantes; Impera Ingobernabilidad en Tapachula

683
En pleno centro de la ciudad y a unos cuantos metros de la Presidencia Municipal, estalló un local que expedía juegos pirotécnicos, causando alarma en los negocios y consumidores que se encontraban en el lugar.
En pleno centro de la ciudad y a unos cuantos metros de la Presidencia Municipal, estalló un local que expedía juegos pirotécnicos, causando alarma en los negocios y consumidores que se encontraban en el lugar.

* LA CANACO LAMENTA EL DESBORDAMIENTO DEL COMERCIO INFORMAL EN EL PRIMER CUADRO DE LA CIUDAD, QUE HA PROVOCADO CONFLICTO ENTRE LOS FORMALES Y LOS INFORMALES.
* DELINCUENCIA HACE DE LAS SUYAS: ASESINAN A EMPRESARIO Y LE ROBAN 150 MIL PESOS.

Tapachula, Chiapas; 29 de Diciembre.- Para la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco Servytur) en la localidad, el desbordamiento en el comercio informal, prostitución, inseguridad, antros de vicio, caos vial, entre otros, son signos irrefutables de que Tapachula tiene graves síntomas de sufrir ingobernabilidad.
Así lo declaró el Presidente de ese organismo empresarial, Carlos Murillo Pérez, luego de que en este sábado estalló un local con pirotecnia en el centro de la ciudad; se enfrentaron a golpes comerciantes establecidos y ambulantes; asesinaron a balazos a un empresario para despojarlo de su dinero y ocurrieron otros asaltos armados.
En el primero de los casos, los grupos empresariales habían advertido a través de las páginas de EL ORBE, que el comercio informal se había apoderado en los últimos tres meses de los espacios públicos en Tapachula.
El ayuntamiento que preside Oscar Gurría Penagos, señalaron, permitió que los ambulantes ocuparan banquetas, jardineras, calles, parques, bancas, Sendero Peatonal, así como pasillos, estacionamientos y áreas periféricas de los mercados de la ciudad.
Se le dijo, oportunamente, que toneladas de juegos pirotécnicos y otros artefactos con pólvora estaban siendo comercializados peligrosamente en esos puestos ambulantes, pero no atendió el reclamo.
Este sábado por la mañana esas advertencias se convirtieron en una realidad cuando un local ubicado a unos metros de las oficinas del Alcalde, explotó repentinamente.
El establecimiento fue ubicado este sábado en la esquina del Parque de Las Etnias, en donde se empezó a comercializar cohetes y otros artículos con pólvora.
Por alguna razón, aún desconocida, alguno de esos artefactos provocó que todo lo que se expendía prendiera fuego y explotara, pero afortunadamente no hubo lesionados.
La columna de humo literalmente cubrió la explanada externa de la alcaldía y, ante ello, fueron activadas las alarmas y se inició el protocolo de seguridad.
Los residuos de los juegos pirotécnicos se esparcieron hacia el interior de los comercios establecidos cerca del lugar, aunque tampoco se reportaron heridos.
Derivado de ello, Abel Campuzano Sánchez y otros propietarios de esos inmueble,s salieron a reclamar a los ambulantes por los hechos, pero fueron recibidos a golpes en un hecho que se convirtió en un zafarrancho civil, teniendo como escenario las oficinas gubernamentales de Tapachula.
Para ello, decenas de elementos de la Policía Municipal acordonaron ese edificio “para salvaguardar las instalaciones”.
De acuerdo a Campuzano, justo cuando varios ambulantes lo sometieron para tirarlo al piso y empezarlo a golpear sin piedad, intervino la policía, “aunque en lugar de detener a los agresores, los dejó huir y el detenido fue la víctima, o sea yo”.
Varios comerciantes establecidos impidieron que los uniformados lo trataran como un delincuente y se lo llevaran detenido.
“Ya no podemos vivir así. Esto se ha salido de control”, dijo Campuzano al revelar que apenas hace unos días recibió una amenaza de muerte de una persona que le advirtió que dejara de señalar a los ambulantes o lo mataría a machetazos.
Según el empresario, son solamente dos personas que se desplazan en un sedán negro los que distribuyen todos los artículos con pólvora en la ciudad, pero curiosamente las autoridades no se percatan de eso
Aseguró que, en las próximas horas, cuando sus lesiones se lo permitan, acudirá ante las autoridades a presentar su denuncia penal en contra de quienes resulten responsables.
Día Sangriento y Lleno de Pánico en Tapachula.
El Presidente de la Canaco dijo que las autoridades del Ayuntamiento han permitido el crecimiento de los ambulantes en aproximadamente el doble, en tan solo un trimestre y que, forzosamente, tienen que haber arreglos millonarios ocultos.
Señaló que desconocen los compromisos que tuvo Gurría Penagos durante su campaña de proselitismo, pero que el pago de esas facturas está ocasionando serios daños a la sociedad, de una u otra forma.
Lamentó que, a la par del ambulantaje, los altos niveles de inseguridad también estén afectando severamente a los comercios establecidos, empresarios, amas de casa, obreros, transeúntes y el resto de la sociedad.
Puso de ejemplo que este sábado fue arteramente asesinado a balazos el empresario ferretero, Andrés Mérida, de 50 años de edad, cuando se resistió a un asalto armado por parte de dos personas en una bodega de su propiedad, ubicada en la colonia San Agustín.
“No nos queda más que suplicar al Gobierno Federal que intervenga y se haga cargo de la seguridad en Tapachula y, a su vez, de la administración pública municipal, porque nos sentimos en estado de indefensión, en espera de ver qué día nos van a llegar a matar para robarnos”, indicó.
En el asalto del empresario, quien en esos momentos llevaba consigo alrededor de 150 mil Pesos, producto de la venta de mercancía en varios municipios de la región, resultó herido también su acompañante, a quien le pegaron en la cara con una pistola.
Por si eso no fuera suficiente, mencionó que, en otro punto de la ciudad, otro grupo de personas armadas encañonó a los trabajadores de una empresa ubicada en el fraccionamiento Guadalupe, por el hospital del ISSSTE.
De acuerdo con lo que han expresado las víctimas, dos personas llegaron hasta ahí en un taxi, bajaron, sacaron sus armas, exigieron todo el dinero de la caja y después huyeron en la misma unidad, señalaron.
Viendo la magnitud de la situación que se vive en Tapachula, por la noche, decenas de elementos del Ejército Mexicano, Armada de México, así como policías federales y estatales, montaron un operativo en el centro de la ciudad.
Según algunas versiones, se pretendía llevar a cabo el decomiso de toneladas de pólvora en la ciudad, pero, para sorpresa de los que intervinieron en las acciones, ya no encontraron nada, como si alguien les hubiera avisado. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello