Vendedores Ambulantes Vuelven a Instalarse en el Hospital Regional

644
Comerciantes informales que fueron desalojados la semana pasada, al parecer llegaron a un arreglo con el Ayuntamiento, ya que no tardaron varios días para posicionarse de nuevo en las inmediaciones del nosocomio.
Comerciantes informales que fueron desalojados la semana pasada, al parecer llegaron a un arreglo con el Ayuntamiento, ya que no tardaron varios días para posicionarse de nuevo en las inmediaciones del nosocomio.

Tapachula, Chiapas; 17 de Mayo.- Las acciones emprendidas por el gobierno que encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, sobre la supuesta reubicación del comercio informal ubicado en las inmediaciones del Hospital Regional de Tapachula, fue solamente una farsa.
Como se recordará, el fin de semana pasado, las autoridades municipales desplegaron decenas de elementos de Seguridad Pública para sacar a los informales instalados en la calle principal del nosocomio, quienes llegaron ahí justo después de que tomara posesión la actual administración.
Las acciones fueron difundidas como un gran acierto de las autoridades locales, cuando ahora se sabe es que pretendían que funcionarios federales y estatales que llegaron el domingo a ese hospital, no se dieran cuenta sobre el desgarriate que hay en la ciudad con la venta informal en las calles.
Ese domingo se dio desde ese lugar el banderazo de salida de las tareas preventivas contra el Dengue y otras enfermedades transmitidas por zancudos.
Después de que se fueron los funcionarios, solamente unas horas duró el gusto de tener la calle limpia del comercio informal, que ahora ha reducido esa arteria a un solo carril.
Se cree que la farsa sirvió también para que las autoridades locales aumentaran las supuestas cuotas a los ambulantes.
Mientras, la reubicación de comerciantes informales en el centro de la ciudad también se paralizó desde hace ya cuatro meses.
Ahora las cosas han empeorado porque la presunta aplicación de la ley, de la que tanto se ufanaron en ese entonces, también fue una faramalla.
Se desconoce qué arregló hubo con el Alcalde, pero los comerciantes no solo se posesionaron nuevamente de banquetas y de otros espacios públicos, sino también de las calles, como la 5ª Poniente, entre la 10ª y 12ª Norte, que literalmente desapareció.
También las inmediaciones del IMSS, que habían sido desalojadas de ambulantes al concluir la administración anterior, ahora está peor que antes.
Situaciones similares se viven en la periferia de los mercados ‘San Juan’ y ‘Sebastián Escobar’; los tianguis ‘5 de Mayo’ y ‘Tapachula’, donde ya es casi imposible que circulen vehículos.
Mientras se sigue inundando Tapachula de comercio ambulante, el Ayuntamiento local está inmerso en un nuevo escándalo. Esta vez relacionado a la falsificación de la firma de una Regidora, coincidentemente para la integración de la Comisión de Mercados.
El hecho, comprobado ya por Peritos de la Fiscalía General del Estado, hacen ver que varios funcionarios de primer nivel debieron de haber sido cesados, tal y como lo marca la ley, pero no ha ocurrido.
Por esa y muchas otras razones, la credibilidad y la aceptación del Gobierno Municipal ante la sociedad, se ha desplomado en los ocho meses que llevan de vigencia. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello