Avanza Nueva Caravana Hacia Chiapas, Tenemos en Tapachula 75 mil Migrantes en Pobreza Extrema y con Enfermedades

1073
Según reportes de autoridades Guatemaltecas, miles de migrantes de Honduras, El Salvador y hasta Costa Rica se dirigen a tierras chapinas, buscando llegar a México por el Suchiate.

* ALBERGUES PARA MIGRANTES CONTINÚAN CERRADOS POR LA PANDEMIA.

* FLUJOS MIGRATORIOS PROVOCAN CRISIS HUMANITARIA Y ECONÓMICA EN LA REGIÓN.

Tapachula, Chiapas; 20 de Junio del 2020.- César Augusto Cañaveral Pérez, presbítero responsable de la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica, advirtió que se avecina una crisis humanitaria y un aumento en los flujos migratorios.
El también director del Albergue Diocesano ‘Belén’, dijo en entrevista para rotativo EL ORBE, que tanto el tema migratorio como el de la pandemia, ya son de carácter global.
“Primero los migrantes salían de sus naciones de origen por cuestiones de pobreza o violencia. Ahora esto se va a incrementar, principalmente en los países más pobres, como Guatemala, Honduras y El Salvador”, indicó.
Por lo pronto se desconocen si esos éxodos serán a través de caravanas, por grupos o familias, “porque la pandemia está dejan a su paso más pobreza y la gente, tarde o temprano, tendrá que salir de sus lugares”.
En el caso de los centroamericanos, los migrantes están planteando ir en busca del sueño americano o llegar a México, para tratar de salir de su pobreza extrema, señaló.
Aunque dejó en claro que gran parte de los mexicanos están en la misma posición, es decir, abandonar sus lugares de origen para ir en busca de mejores oportunidades de vida.
Reconoció que la contingencia de más de 90 días ha ocasionado desempleo que está orillando a la sociedad a emigrar.
En relación a la crisis humanitaria venidera, señaló “los gobiernos no van a tener la capacidad para poder afrontar el tema migratorio porque se está atendiendo el de salud. Aquí se tiene que identificar mucho la fuerza del Estado para poder hacerle frente a esos dos problemas”.
Al mencionar a la situación de salud, recordó que había sido muy precaria para los ciudadanos mexicanos, “ahora imagínense cómo será para los migrantes en territorio nacional”.
Adelantó que no hay una fecha para reabrir las instalaciones del albergue en Tapachula, “porque todavía estamos en semáforo rojo en Chiapas y lo más triste es que ya hay muchos comercios abiertos donde se está exponiendo mucho más a la gente”.
Desde su punto de vista “no están disminuyendo los contagios, al contrario, van en aumento; además de que el índice de mortalidad es muy fuerte también”.
De antemano dejó en claro que, cuando algún día se abra de nuevo ese albergue, tendrá que ser con otras normas diferentes, debido a la pandemia.
Mientras, tal y como lo dio a conocer oportunamente EL ORBE la semana pasada, grupos de organismos defensores de los derechos humanos advierten que siguen avanzado grupos de migrantes desde Centroamérica hacia Chiapas.
Se estima que alrededor de 2 mil de ellos ya se encuentran en la frontera entre Honduras y Guatemala, mientras que otros grupos están próximos a salir de El Salvador.
Se habla de al menos 30 extranjeros que partieron de Costa Rica en grupos hacia territorio mexicano, habrían dado positivo al Covid-19 y se desconocía su ubicación actual.
Si bien la frontera entre México y Guatemala está cerrada por disposición de esa nación centroamericana, el trasiego de mercancías y personas a través de caminos de extravío y el uso de balsas, sigue operando con toda normalidad todos los días, como siempre ha ocurrido.
Aún cuando el Gobierno Federal no ha fijado su postura sobre este nuevo éxodo de extranjeros indocumentados hacia Chiapas en plena contingencia, se teme que será “con los brazos abiertos”, como ha ocurrido en el último año y medio.
Mientras, unos 70 mil migrantes, según cifras de los mismos organismos civiles, continúan varados en Tapachula en espera de regularizar su situación migratoria, desde el año pasado; muchos de ellos viviendo en extrema pobreza, condiciones infrahumanas y padeciendo enfermedades, entre ellas el Coronavirus. ELORBE / M. Cancino