Arranca Fase Final en la Contienda de EU

143
Arranca Fase Final en la Contienda de EU

Washington.- Ahora sí: llegó el disparo de salida definitivo que da inicio a la campaña electoral en Estados Unidos. Extraña pensar que, con el incesante bombardeo político que se vive en la Unión Americana constantemente, haya una marca temporal concreta que dictamine el inicio oficioso de la carrera hacia las elecciones del 3 de Noviembre, y más después de la distópica etapa de primarias vivida desde hace más de un año -especialmente en las filas del Partido Demócrata-.
Sin embargo, a partir de este lunes todo pasa a una nueva dimensión. Desde la semana pasada, las duplas de aspirantes de los dos principales partidos están por fin confirmadas. El demócrata Joe Biden postergó más de lo previsto la elección histórica de la senadora negra Kamala Harris como compañera de fórmula, y con ello se diluyó la única incógnita que quedaba para unos comicios que otra vez se consideran los más importantes de la historia.
El pistoletazo que dará pie a la recta final de la carrera electoral será este lunes con la inauguración de la convención política del Partido Demócrata, al que le seguirá una semana después la de su rival, el Partido Republicano. Dos cónclaves cuya función principal es coronar a sus aspirantes presidenciales, Biden y el actual presidente Donald Trump, respectivamente; dos eventos de gran tradición política que como todo en el planeta vivirán una edición distópica por la pandemia de Coronavirus que está afectando de una forma sin precedentes a Estados Unidos.
Normalmente, las convenciones eran una bacanal de poder, una orgía de influencias y lobbys, un festín de discursos políticos, un paseo de caras conocidas. Pabellones deportivos con miles de simpatizantes políticos, llenos de globos y pancartas; parafernalia, pomposidad, fiesta grande con un único objetivo: la proyección mediática de la unidad del partido, de la grandeza del candidato, de las opciones reales de llegar a la Casa Blanca en noviembre.
En el bando demócrata, lo que tenían que ser cuatro días de horas y más horas de actos en la ciudad de Milwaukee (Wisconsin, Estado que se prevé clave en las elecciones) se desmoronó por completo muy pronto, con un cambio de planes rapidísimo. En parte por precaución, en parte para contraponer su cautela y prevención al desbarajuste de las políticas de la Casa Blanca de Trump, decidieron desde hace semanas cancelar cualquier acto presencial y convertirlo todo en un encuentro virtual.
Donald Trump ha tenido que sucumbir a la realidad y renunciar a celebrar la convención republicana en un estadio lleno a rebosar de sus seguidores, la vitamina que le energiza y donde más cómodo se siente.
Durante días estuvo tratando de mantenerlo hasta las últimas consecuencias, incluso planteando un cambio de sede (de Charlotte, Carolina del Norte, a Jacksonville, en Florida) para tratar de sostener la posibilidad de rodearse de su base.
La realidad le ha hecho poner los pies en el suelo, y decidió cortar todo de raíz: en lugar de los correspondientes cuatro días de encuentro republicano, sólo se transmitirá en vivo su discurso de aceptación de la nominación, que hará desde la Casa Blanca. Sun