Aumenta la Demanda de Nichos en Iglesias Para Depositar Cenizas de Víctimas del Covid

790
Aumenta la Demanda de Nichos en Iglesias Para Depositar Cenizas de Víctimas del Covid

* Villita de Guadalupe la más Concurrida.

Tapachula, Chiapas; 30 de Enero del 2021.- El incremento de decesos por Covid-19 en Chiapas y en específico Tapachula, ya se ve reflejado en el aumento en la demanda de nichos en las iglesias de la localidad para depositar las cenizas de las víctimas.
Tan solo en los últimos días, el Santuario Diocesano erigido en honor a la Virgen María de Guadalupe (Villita), ubicada al poniente de la localidad, ha recibido cinco urnas, pero otras más solo las presentaron a misa y se las llevaron a casa, reveló en entrevista para EL ORBE el vicario, Eddie Girón Díaz.
Aclaró que los templos no son la primera opción para los familiares de los fallecidos, sino, más bien, los restos se los llevan a sus propios domicilios.
En el 2020, reveló, alrededor de 20 nichos en ese lugar fueron contratados para esas causas, por lo que el número de lo que ha ocurrido en Enero, son altos.
“En realidad, la gente ha buscado también el panteón. La iglesia es una opción muy buena, para mí de manera personal, porque es un lugar de permanente oración y plegaria, para los fieles difuntos, a diferencia de los cementerios, donde las generaciones van olvidando a sus seres queridos”.
Recalcó que las recomendaciones a los creyentes es extremar los cuidados y acatar las medidas sanitarias. “Les decimos que no hay que bajar la guardia y no confiarnos; hay que aprender este nuevo modelo de vida, del protocolo de salud y seguridad, que tenemos que seguir muy atentos viviendo con madurez y responsabilidad estas normas”.
En el caso de Tapachula, informó que los templos que tienen criptas para el depósito de los restos de fallecidos está la de San Agustín, la Catedral San José, Jesús de la Buena Esperanza, San Felipe de Jesús y San Francisco, en el fraccionamiento Los Laureles.
Reconoció que hay un incremento considerable en los contagios en toda la región, “porque escuchamos a gente con el padecimiento muy cercana a nosotros, como el caso del obispo y otros sacerdotes. Por eso nos hemos puesto en guardia, confiándonos en Dios, pero reforzando las medidas de seguridad y de prevención”.
Además, que, a últimas fechas, “hay muchos hermanos que han partido a la casa de Dios, no sólo por Covid-19 sino también de otras enfermedades”.
Destacó además que gran parte de la sociedad ha empezado a replegarse en sus viviendas por la presencia del mortal virus, pero que también hay quienes se resisten en acatar las medidas sanitarias, poniendo en riesgo la vida de toda la población. EL ORBE / M. Cancino / Jesús Sánchez Martínez