Cesan a Mil 611 Agentes Del INM por Actos de Corrupción. La Frontera Sur en Total Desorden

193
Elementos de migración, solo mediante “dádivas” aceleran entrega de papeles a determinados extranjeros, para permitirles avanzar.

*EN CHIAPAS EXISTEN MULTIPLES SEÑALAMIENTOS DE SECTORES SOCIALES CONTRA AGENTES MIGRATORIOS Y NO SE HA ACTUADO. LOS ACTOS ARBITRIARIOS SIGUEN INPUNE.

Tapachula, Chiapas; 07 de julio del 2021.- El gobierno federal cesó a mil 611 agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), como parte de una estrategia para combatir la corrupción en el interior de esa dependencia.
El propio comisionado del INM, Francisco Garduño, confirmó los datos ante los medios de comunicación, durante la firma de un convenio de colaboración entre la Secretaría de Gobernación y la Unidad de Inteligencia Financiera, celebrado en la Ciudad de México en las últimas horas.
Ante la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, precisó que, en estos dos años y medio que lleva la presente administración federal, han sido separadas del cargo todas esas personas, “como un ejercicio permanente de depuración, de transparencia y de combate a la corrupción”.
Sánchez Cordero, por su parte, aseguró que esas acciones “son necesarias en la lucha contra la corrupción y el crimen nacional y transnacional”.
Sin precisar más información particular de los agentes cesados, las causas, en qué estados de la Republica, y si fueron puestos a disposición de un fiscal del Ministerio Público, apuntó que “este cumplimiento estará relacionado con las funciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para la prevención, la detección y combate a las operaciones con recursos de procedencia ilícita”
Asimismo, según la funcionaria, “de los ilícitos relacionados con actividades comúnmente conocidas como lavado de dinero”.
En ese mismo periodo, el rotativo EL ORBE ha llevado a la opinión pública los señalamientos de organizaciones sociales, de derechos humanos, empresarios y sectores productivos, sobre supuestos actos de corrupción de agentes y directivos del INM Chiapas, pero no han sido atendidos esos reclamos y los presuntos responsables siguen en funciones.
Por ejemplo, que, en el Puente Internacional Frontera Talismán, miles de guatemaltecos que tratan de ingresar a territorio nacional de manera legal con fines recreativos o de compras, pero para ello tienen que renovar su Tarjeta de Visitante Regional, tiene que hacer largas filas para hacer esos trámites, en la salvedad de que solo atienden a 200 personas al día.
Así, los turistas tienen que esperar muchas horas, algunos hasta dos o tres en días en esa fila, bajo los intensos rayos del sol o de las lluvias, para cumplir con ese requisito.
Curiosamente, según las versiones de los afectados, se acerca a ellos unos adolescentes vestidos de civil e incluso los guardias de seguridad privada que deambulan en el cruce, y les ofrecen realizar los trámites en minutos a cambio de fuertes sumas de dinero, y lo cumplen.
Unos más ofrecen realizar otros trámites migratorios, bajo el mismo procedimiento; es decir, reciben el dinero, se van, entran a las oficinas de gobierno y más tarde regresan por los beneficiados para que pasen a firmar directamente.
Mientras que, en las oficinas de Regulación Migratoria, denunciaron que miles de extranjeros abarrotaban las calles ubicadas en el fraccionamiento Las Vegas para tratar de entregar sus documentos y empezar su trámite, pero que pasaban meses buscando una cita para poder entrar.
A muchos migrantes les llamó la atención de que llegaban grupos y pasaban casi de inmediato para la cita, y después se enteraron, según defensores de derechos humanos, que les vendían las citas.
Pero también hay señalamientos de la venta de otros documentos a los migrantes, como las visas humanitarias hasta en cuatro mil dólares; oficios de salida y liberación para aquellos que los recluían en la Estación Migratoria Siglo XXI, desde donde señalan los soltaban por las madrugadas.
Por eso se espera que esas y otras denuncias sean investigadas a fondo y se castigue a quienes resulten responsables, incluso en contra de aquellos que gozan de inmunidad por ser funcionarios de altos funcionarios de gobierno. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello