domingo, agosto 14, 2022
spot_img
InicioSección PoliticaEstatalDebido a Canícula, en Julio-Agosto Lloverá Poco Para Después Presentarse Torrenciales en...

Debido a Canícula, en Julio-Agosto Lloverá Poco Para Después Presentarse Torrenciales en el Soconusco

* Investigadores Llaman a la Población Prepararse Ante el Temporal que se Avecina.

Tapachula, Chiapas; 26 de julio del 2022.- La canícula, que comenzó en los últimos días y que se prevé durará alrededor de un mes, es un signo que esté año será atípico. Es decir, entre los meses de julio y agosto lloverá poco, pero después se registrarán torrenciales históricos con infinidad de inundaciones, según advierten especialistas basados en conclusiones científicas.
Roberto Fourzali Moisés, presidente del Consejo de Cuenca de la Costa de Chiapas, explicó en entrevista para el rotativo EL ORBE, que, de entrada, del 2016 al 2021, Chiapas ha presentado lluvias por debajo de la media que se tiene registrada en los últimos 30 años.
Además, que en el 2020 vino el primer año del fenómeno «La Niña», cuando hubo más de 30 huracanes, aunque se mantuvo precipitaciones por debajo de lo normal; mientras que en el 2021 hubo lluvias atípicas en la región. Por ejemplo, en una sola noche en el municipio de Mazatán llovió 220 milímetros.
«En este 2022, nos está lloviendo más y eso es el primer indicativo para decirnos que este año habrá torrenciales y que será el tercer año de La Niña. La lluvia comenzó en abril y Tapachula ya está arriba de mil 500, milímetros; la parte sur pegada a la costa en 700, y la montaña por arriba de los 2 mil 500».
Luego informó que, de acuerdo al Laboratorio de Predicción Climatológica, en este periodo de canícula habrá una disminución de lluvias y aumento de las temperaturas ambientales. Bajarán en el rango de 150 a 250 milímetros.
En esos mismos pronósticos científicos, informó que se esperan que al concluir agosto, y para el resto del año, la situación será análoga, es decir, será muy similar a lo ocurrido al 2008 y al 2021, con intensas lluvias.
«Hemos comentado a los agricultores de la parte baja, que es necesario desazolvar los drenes, porque va haber lluvia fuerte e inundaciones de los terrenos, sobre todo en octubre y noviembre. Probablemente la temporada de zafra se retrasé. Se recomienda cuidar el agua y retirarse de todos los afluentes, sobre todo en el caso del Texcuyuapan, que pueden subir los niveles y ocasionar problemas», indicó,
La idea en torno al campo es despejar los drenes y no tratar de detener el flujo del agua, sobre todo en las regiones bajas, con tal de evitar en lo más que se puedan los desbordamientos. EL ORBE / JC

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Debido a Canícula, en Julio-Agosto Lloverá Poco Para Después Presentarse Torrenciales en el Soconusco

* Investigadores Llaman a la Población Prepararse Ante el Temporal que se Avecina.

Tapachula, Chiapas; 26 de julio del 2022.- La canícula, que comenzó en los últimos días y que se prevé durará alrededor de un mes, es un signo que esté año será atípico. Es decir, entre los meses de julio y agosto lloverá poco, pero después se registrarán torrenciales históricos con infinidad de inundaciones, según advierten especialistas basados en conclusiones científicas.
Roberto Fourzali Moisés, presidente del Consejo de Cuenca de la Costa de Chiapas, explicó en entrevista para el rotativo EL ORBE, que, de entrada, del 2016 al 2021, Chiapas ha presentado lluvias por debajo de la media que se tiene registrada en los últimos 30 años.
Además, que en el 2020 vino el primer año del fenómeno «La Niña», cuando hubo más de 30 huracanes, aunque se mantuvo precipitaciones por debajo de lo normal; mientras que en el 2021 hubo lluvias atípicas en la región. Por ejemplo, en una sola noche en el municipio de Mazatán llovió 220 milímetros.
«En este 2022, nos está lloviendo más y eso es el primer indicativo para decirnos que este año habrá torrenciales y que será el tercer año de La Niña. La lluvia comenzó en abril y Tapachula ya está arriba de mil 500, milímetros; la parte sur pegada a la costa en 700, y la montaña por arriba de los 2 mil 500».
Luego informó que, de acuerdo al Laboratorio de Predicción Climatológica, en este periodo de canícula habrá una disminución de lluvias y aumento de las temperaturas ambientales. Bajarán en el rango de 150 a 250 milímetros.
En esos mismos pronósticos científicos, informó que se esperan que al concluir agosto, y para el resto del año, la situación será análoga, es decir, será muy similar a lo ocurrido al 2008 y al 2021, con intensas lluvias.
«Hemos comentado a los agricultores de la parte baja, que es necesario desazolvar los drenes, porque va haber lluvia fuerte e inundaciones de los terrenos, sobre todo en octubre y noviembre. Probablemente la temporada de zafra se retrasé. Se recomienda cuidar el agua y retirarse de todos los afluentes, sobre todo en el caso del Texcuyuapan, que pueden subir los niveles y ocasionar problemas», indicó,
La idea en torno al campo es despejar los drenes y no tratar de detener el flujo del agua, sobre todo en las regiones bajas, con tal de evitar en lo más que se puedan los desbordamientos. EL ORBE / JC

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Debido a Canícula, en Julio-Agosto Lloverá Poco Para Después Presentarse Torrenciales en el Soconusco

* Investigadores Llaman a la Población Prepararse Ante el Temporal que se Avecina.

Tapachula, Chiapas; 26 de julio del 2022.- La canícula, que comenzó en los últimos días y que se prevé durará alrededor de un mes, es un signo que esté año será atípico. Es decir, entre los meses de julio y agosto lloverá poco, pero después se registrarán torrenciales históricos con infinidad de inundaciones, según advierten especialistas basados en conclusiones científicas.
Roberto Fourzali Moisés, presidente del Consejo de Cuenca de la Costa de Chiapas, explicó en entrevista para el rotativo EL ORBE, que, de entrada, del 2016 al 2021, Chiapas ha presentado lluvias por debajo de la media que se tiene registrada en los últimos 30 años.
Además, que en el 2020 vino el primer año del fenómeno «La Niña», cuando hubo más de 30 huracanes, aunque se mantuvo precipitaciones por debajo de lo normal; mientras que en el 2021 hubo lluvias atípicas en la región. Por ejemplo, en una sola noche en el municipio de Mazatán llovió 220 milímetros.
«En este 2022, nos está lloviendo más y eso es el primer indicativo para decirnos que este año habrá torrenciales y que será el tercer año de La Niña. La lluvia comenzó en abril y Tapachula ya está arriba de mil 500, milímetros; la parte sur pegada a la costa en 700, y la montaña por arriba de los 2 mil 500».
Luego informó que, de acuerdo al Laboratorio de Predicción Climatológica, en este periodo de canícula habrá una disminución de lluvias y aumento de las temperaturas ambientales. Bajarán en el rango de 150 a 250 milímetros.
En esos mismos pronósticos científicos, informó que se esperan que al concluir agosto, y para el resto del año, la situación será análoga, es decir, será muy similar a lo ocurrido al 2008 y al 2021, con intensas lluvias.
«Hemos comentado a los agricultores de la parte baja, que es necesario desazolvar los drenes, porque va haber lluvia fuerte e inundaciones de los terrenos, sobre todo en octubre y noviembre. Probablemente la temporada de zafra se retrasé. Se recomienda cuidar el agua y retirarse de todos los afluentes, sobre todo en el caso del Texcuyuapan, que pueden subir los niveles y ocasionar problemas», indicó,
La idea en torno al campo es despejar los drenes y no tratar de detener el flujo del agua, sobre todo en las regiones bajas, con tal de evitar en lo más que se puedan los desbordamientos. EL ORBE / JC

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular