Fin del Sexenio ha Impactado de Manera Negativa al ISSSTE

845
Fin del Sexenio ha Impactado de Manera Negativa al ISSSTE
Fin del Sexenio ha Impactado de Manera Negativa al ISSSTE

*Existen Retrasos en Pago a Personal Eventual.

Tapachula, Chiapas; 11 de Agosto.- Como consecuencia del cierre de sexenio se han presentado algunas eventualidades que han generado inconformidad entre el personal de guardias y suplencias, pero se han ido solventando, afirmó la directora de la clínica hospital “Roberto Nettel Flores”, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE Tapachula), María Eugenia García Castillejos.
Dijo que los pagos para ese sector laboral son a través de un presupuesto asignado a nivel estatal y los están cubriendo paulatinamente, hasta el momento llevan depositado hasta la segunda quincena de Mayo, toda vez que esta problemática no es local, a nivel nacional.
“Los trabajadores de guardias y suplencias son un grupo importante, estamos hablando de más de 100, ya se ha platicado y se han tomado acuerdos con la presencia del coordinador de recursos humanos, de recursos financieros y la representante sindical”, agregó.
La etapa crítica vendrá del 1 de Agosto al 31 de Diciembre porque habrá retrasos para los pagos del personal de guardias y suplencias, esto ocurre cada fin de sexenio, no es nuevo, e informó que hubo ajustes del 30 por ciento en algunas áreas para reforzar otras, en beneficio de los derechohabientes.
En cuanto al abasto de medicamentos comentó que se encuentran en el 90 por ciento de surtimiento, dijo que sí hay algunas deficiencias de algunas claves, pero forman parte de un desabasto a nivel nacional, entre ellas porque no se esté elaborando el medicamento o porque no lo esté entregando el laboratorio al Instituto.
No manejan subrogado de medicamentos, pero los derechohabientes pueden comprarlos y meter sus facturas a reembolso, lo mismo que por estudios, para lo cual deben cubrir algunos requisitos y pueden dirigirse al Departamento de Atención al Derechohabiente. EL ORBE / Rodolfo Hernández González