El Papa Pide a los Obispos no Abandonar a la Familia, Jóvenes, Sacerdotes y Pobres: Nuncio Apostólico

619
El Papa Pide a los Obispos no Abandonar a la Familia, Jóvenes, Sacerdotes y Pobres: Nuncio Apostólico
El Papa Pide a los Obispos no Abandonar a la Familia, Jóvenes, Sacerdotes y Pobres: Nuncio Apostólico

Tapachula, Chiapas; 14 de Septiembre.- La familia, jóvenes, sacerdotes y pobres, son los cuatro ejes que el papa Francisco les pide a los obispos que se atiendan, que no se les abandone, afirmó el Nuncio Apostólico en México, Franco Coppola.
Entrevistado en el marco de su vista a esta ciudad a la toma de posesión de Jaime Calderón Calderón, como el VIII obispo de la Diócesis de Tapachula y al preguntarle sobre la relación de la iglesia con el Gobierno Federal electo, señaló que “el presidente electo vino donde estaban los obispos en una sesión permanente en Monterrey y presentó su plan de trabajo y a todos nos pareció muy bueno, digamos que las palabras que nos dirigió, los planes que nos explicó, los compartimos completamente, nosotros estamos a su lado, sobre todo en el combate a la pobreza, en el combate a la violencia, combate a la corrupción, en esto sí estamos a su lado, sin discusión”.
Chiapas es bastante conocido en todo el mundo y seguramente también en El Vaticano y por el Papa, por su diversidad cultural, por la presencia de tantas comunidades indígenas que también a través de la iglesia han encontrado la manera de vivir y de sobrevivir en la sociedad actual.
Los Cuatro Desafíos de la Iglesia.
Añadió que el papa Francisco les pide a sus obispos de Chiapas estar atentos a cuatro realidades. Uno de ellos es la familia, sobre todo porque la familia es la célula base de toda sociedad y también de la iglesia, porque si no se cuida a la familia todo cae, cae la sociedad, cae la iglesia, “entonces tenemos que ir a ayudar a la familia, la familia se enfrenta hoy a una situación en la que no pueden hacer lo que han visto hacer a sus padres, porque los tiempos han cambiado muchísimo, porque sus hijos no son como eran ellos cuando eran pequeños, entonces hay un desafío enorme y la iglesia tiene que ayudar a la familia”.
Como segundo punto, dijo, la iglesia tiene que concentrarse sobre los seminarios, a veces se encuentran padres que no son fieles a su compromiso, que no son buenos sacerdotes, esto depende también de la formación que han recibido y el discernimiento que se hizo sobre ellos, no estaban hechos para ser padres o no los han formado convenientemente, por eso hay que tener mucho cuidado en los seminarios y el obispo tiene que estar muy de cerca con los seminaristas, porque debe de aceptar en el seminario a sus mejores sacerdotes.
El Nuncio Apostólico señaló que los jóvenes como tercer punto, para la iglesia son un desafío, porque si la iglesia no cambia y se contenta sólo con recibir a los que vienen, pierde a los jóvenes, de ahí que hay que ir a buscarlos donde se encuentren si no llegan a la iglesia, Jesús no estaba sobre la sinagoga, siempre estaba caminando por las calles y los sacerdotes tienen que caminar por las calles.b EL ORBE/Rodolfo Hernández González