Caza Furtiva, Principal Causa de Incendios Forestales en la Reserva de la Encrucijada

379
Caza Furtiva, Principal Causa de Incendios Forestales en la Reserva de la Encrucijada
Caza Furtiva, Principal Causa de Incendios Forestales en la Reserva de la Encrucijada

 

Tapachula Chiapas; 07 de Febrero.- Durante cada temporada de estiaje, los riesgos de que se susciten incendios forestales en la Biosfera de la Encrucijada son altos, sobre todo porque en la zona natural protegida, se presenta de manera desmedida la caza furtiva de la fauna silvestre.
El Coordinador Contra incendios forestales de la Conafor, Andrés Cabrera Trinidad, afirmó que a pesar de las pláticas de prevención que realizan en las comunidades, los habitantes aún continúan con la caza de la fauna que hay en la zona, considerada como la causa de los siniestros en la zona natural protegida.
Los comuneros provocan incendios al querer cazar animales en peligro de extinción, como los casquitos, iguanas, armadillos, entre otras especies, y no consideran el peligro que representa esta actividad ilícita, porque de combinarse con factores como el viento y la acumulación de combustible que hay en la zona, podrían generar un problema difícil de controlar, dijo.
Señaló que de manera permanente se ha brindado pláticas de prevención y capacitación en las comunidades, en donde se les informa del peligro que generan a la Reserva de la Encrucijada el realizar actividades ilícitas, y aunque en cada temporada se han logrado reducir el número de siniestros, el riesgo siempre está latente.
Tan sólo en el 2018, la Comisión Nacional Forestal contabilizó 32 incendios en la región Soconusco, entre forestales, de tulares y pastizales, con un total de mil 300 hectáreas consumidas; cuyos siniestros fueron provocados, en su mayoría por los cazadores furtivos.
El entrevistado puntualizó que de los 32 incendios registrados en la temporada pasada, un 80 por ciento se presentó en la Reserva de la Encrucijada, por ello, la Brigada oficial de la Conafor ha redoblado las capacitaciones y los recorridos en la zona natural al inicio del periodo de estiaje para evitar el registro de siniestros.
Personal de la Conafor, brigadas comunitarias e incluso elementos de la Secretaría de Marina, del Ejército Mexicano y de la Policía Federal división Gendarmería realizan recorridos en la reserva de la Encrucijada para evitar que las personas continúen con la caza de especies en peligro de extinción para evitar el registro de incendios en la zona.
Finalmente, Cabrera Trinidad enfatizó, que cada año, debido a las altas temperaturas y a las actividades ilícitas se presenta el mayor número de incendios en los municipios de Acapetahua, Villa Comaltitlán, Mapastepec, Escuintla y Huixtla. EL ORBE/ Mesa de la Redacción