Queremos Irnos a Otro Estado Donde Haya Trabajo: Africanos

491
Queremos Irnos a Otro Estado Donde Haya Trabajo: Africanos

Tapachula, Chiapas; 02 de Octubre.- Aun cuando las acciones de protesta se han agudizado en los recientes días, el Gobierno Federal a través del Instituto Nacional de Migración (INAMI) se ha mantenido en la postura de no dejar avanzar por territorio mexicano a más de 3 mil 500 migrantes africanos que se encuentran varados en Tapachula.
La mayoría de los extracontinentales llevan más de 5 meses en esta ciudad, en espera de que las autoridades les entreguen el tan anhelado pase de salida para que puedan transitar libremente por territorio nacional, ya que la intención no es de establecerse en Tapachula, ciudad a la que se refieren como un “infierno”.
En la desesperación y en una manera de presión, un grupo aproximado de 400 africanos permanecen en plantón a las afueras de la Estación Migratoria “Siglo XXI”, cuyo campamento está formado por casas de campaña, las cuales están cubiertas por plásticos debido a las fuertes lluvias que se han registrado en los recientes días.
Han transcurrido alrededor de 44 días desde que los africanos se instalaron en la explanada principal del inmueble federal y durante este tiempo han estado expuestos a condiciones extremas y de hacinamiento, ya que muchos pasan días sin consumir alimentos y bajo los incandescentes rayos del sol o fuertes lluvias, además de la falta de atención médica.
Los niños y las mujeres son las que más están sufriendo debido a las condiciones extremas en las que se han mantenido en el campamento, sin embrago, las autoridades no han querido resolver de manera definitiva la problemática migratoria de los extracontinentales.
Tal es el caso de Judiol, una madre proveniente de El Congo que, junto con sus dos hijos, Marcelo y Brazilia se encuentra sufriendo ante la falta de respuesta del Instituto Nacional de Migración de otorgar pases de salida a su familia y a los miles de sus connacionales varados en Tapachula.
Narró en exclusiva para el rotativo EL ORBE que tuvo que salir de su país para librar la vida de sus hijos ante los diversos conflictos que se viven, y para lograr mejores oportunidades para sus pequeños, Marcelo de un año y Brazilia de 5 años.
Narró que tuvieron que salir en barco hasta Brasil y de ahí comenzaron junto con otros africanos a caminar por países sudamericanos y centroamericanos, en donde dijo, no tuvieron dificultad para transitar.
El trayecto duró aproximadamente 6 meses hasta llegar a Tapachula, sin embargo, es en México donde se han encontrado con problemas para continuar su viaje hacia los Estados Unidos.
“Aquí mucho sufrimiento, estamos todo el día en estas condiciones, en el sol y en la lluvia, queremos ayuda para que nos den los papeles, porque los niños están sufriendo al no haber comida y se están enfermando”.
La situación de María y su pequeño es similar, ya que durante los más de 40 días que llevan en el campamento ha tenido que soportar la falta de comida, toda vez que no tiene dinero ni para comprar una tortilla.
Dijo que Tapachula es un infierno, ya que están viviendo muy mal debido a que las condiciones son pésimas y precarias, afortunadamente en los últimos días han probado alimentos porque un grupo de religiosos les han llevado comida.
“Las condiciones son pésimas, no tenemos comida, solo una iglesia trae comida para nosotros, los niños están mal porque se mojan todos los días con la lluvia, pero el gobierno no nos escucha, no nos atienden.
Las dos madres de familia coincidieron en que si no los dejan ingresar a Estados Unidos, la intención no es de es de quedarse en Tapachula porque aquí no hay trabajo, por ello quieren irse por lo menos a otro Estado, pero hasta el momento el Instituto Nacional de Migración no les da el oficio de salida para que puedan avanzar hacia el centro o norte del país.
90% de los africanos no tienen
posibilidad de pedir asilo en EEUU
La asamblea de migrantes africanos sostuvo una reunión con la asociación de iglesias evangélicas del país (CONFRATERNICE), a fin de que sean apoyados jurídico y políticamente sobre su situación migratoria.
El Presidente de esta asociación religiosa a nivel nacional, Arturo Farela Gutiérrez, sostuvo que, a través de esta agrupación se le brindará todas las condiciones humanitarias, legales, políticas y médicas a los migrantes que están a las afueras de la Estación Migratoria “Siglo XXI”, para resolver esta situación que no les ha permitido seguir su camino hacia la frontera norte.
La próxima semana se reunirá con funcionarios de primer nivel de la Secretaría de Gobernación y del Instituto Nacional de Migración, para buscar una solución jurídica a la situación de los migrantes que están a la espera del salvoconducto.
Sin embargo, se les notificó que no todos tienen la posibilidad de recibir la asistencia de asilo en los Estados Unidos, ya que, a partir de la visita de un especialista enviado por el Gobierno Norteamericano, se les dijo a los migrantes que sólo el 10 por ciento de estos mil extracontinentales, tienen la documentación requerida para iniciar el trámite, el resto, tiene que buscar una alternativa de estadía y trabajo en nuestro país y que debe ser en otro estado porque Chiapas no tiene fuentes de trabajo. EL ORBE/ Marvin Bautista