¿CIERRE DE CANTINAS?

56

El Coronavirus puso a temblar al Mundo, cada país, ciudad o municipio hace lo que puede y en la forma que puede, ahora vemos que Estados Unidos quiere abrir sus fronteras sintiendo que la economía lo ha rebasado.
México entra en ese proceso de que quiere acabar de lleno con los contagios, que están sucediendo, y manda a la burocracia a descansar sin darle ningún apoyo a las empresas que son los que los mantienen, sin ningún estímulo, “Ustedes paguen que de ahí comemos”.
Estados Unidos es de los países “ganadores”, avanzan en número de infectados pretendiendo superar a Italia en casos de coronavirus; como en las Olimpiadas, viene de atrás y alcanza a los primeros lugares, estamos seguros que es en lo único que no le agradaría.
Aquí en nuestro Tapachula, decidieron cerrar unas cantinas, cantinuchas diría yo, porque las grandes siguen «trabajando» para que el pueblo tenga «sana diversión». Como que los burócratas que viven del impuesto del pueblo no supieran la contaminación existente en ese tipo de giro, andan con el “petate del muerto” de que cierran para poder abrirlas después. Qué necesidad tiene el pueblo de estar aguantando contaminaciones innecesarias, pero en fin, “una de cal por dos de arena”. Como ya lo dijimos anteriormente, esto que ahora están haciendo es como consecuencia de lo que publicamos de 8 columnas hace unos días, si se quiere acabar realmente con la pandemia es importante tomar las debidas precauciones para poder llevar a cabo el cometido.
En una entrevista que hizo EL ORBE hoy en las principales calles del centro de la ciudad, manifestaban los boleros y todos los que tienen que trabajar para ganarse el alimento todos los días, ante la situación que vivimos no es justo que se apoye económicamente a los extranjeros «morenos» que van en grupos de hasta 7 personas, levantando hojitas de «basura» y recibiendo más de 250 pesos por día cada uno – haciendo nada-. Descansan tres, mientras uno lleva la escoba y el otro el bote de basura, cuando mucha gente del mercado y de diversos lados de la ciudad tienen que arriesgarse al virus por falta de apoyos.
Por otro lado, el Ayuntamiento dice que perdona impuestos para ayudar a la economía familiar, cuando hasta la fecha se han pagado todas las contribuciones. Deberían de gestionar la condonación del agua, la energía eléctrica, el ISR, Impuesto sobre nómina, que sí laceran la economía en esta época de “sangre, sudor y lágrimas”.
El Soconusco sufre desde que la llegada de caravanas migrantes ahuyentaron el turismo… ¿Usted cómo la ve?