Recorte Presupuestal a la Cafeticultura y al Campo fue Brutal: Productores

342
Recorte Presupuestal a la Cafeticultura y al Campo fue Brutal: Productores

*Irregularidades en el Programa.

Tapachula, Chiapas. 14 de octubre del 2020.- «En el programa Sembrando Vida se están cometiendo actos de corrupción. Por ejemplo, un solo productor entró como beneficiario, metió a su esposa y a sus hijos en los listados, y recibe hasta 50 mil pesos de ese programa», sostuvo, Ismael Gómez Coronel, representante de la Unión de Cooperativas Unidos Para Estar Bien.
En entrevista dijo que ese programa gubernamental es un invento, «porque la cafeticultura desde hace décadas siembra árboles frutales y maderables para que se aprovechen como sombra, y con ello se protege al medio ambiente, abona las tierras y, los campesinos cuidan que no se presenten incendios y haya un equilibrio en los ecosistemas, pero desde hace más de un siglo».
Consideró que «el recorte al presupuesto general al campo ha sido brutal en lo que va del sexenio» y que por ello los cafeticultores están completamente indefensos y abandonados.
Aseguró que el presupuesto para el campo en México no solo se recortó, sino que desapareció por completo y para todos los cultivos.
«La verdad es que, ahora, los pobres están abandonados y a merced de los intermediarios y de las grandes industrias, que los siguen manteniendo con migajas», apuntó.
También recordó que, «en sexenios pasados, la protesta insistente de los campesinos era que los apoyos gubernamentales para la cafeticultura eran insuficientes, pero ahora ya no existe absolutamente nada».
Luego se refirió a las enfermedades del cafeto, como la Roya y la Broca, de las que dijo siempre han existido, pero habían sido controladas mediante programas específicos, pero que también fueron suspendidos desde hace dos años y hoy se presenta un rebrote que pone en riesgo a toda la producción del país.
«El problema no es que exista a enfermedad, sino quién la va a atender, si nadie nos escucha ni nos hace caso», agregó al puntualizar que, antes, a Sagarpa, a través de la Senasica, se encargaba del control de las plagas en el país.
Lamentó que los diputados federales y locales de Chiapas, un estado inminentemente productor del campo, pero también muy pobre, no hagan nada para rescatar a ese sector vulnerable.
Y es que, según Gómez Coronel, en las pasadas campañas electorales los entonces aspirantes a legisladores prometieron defender la cafeticultura, pero ya en funciones se olvidaron de todo y hasta desaparecieron a la Comisión del Café. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello