De Manera Ordenada se Festeja a la Virgen de Guadalupe en el Santuario de Tapachula

352
De Manera Ordenada se Festeja a la Virgen de Guadalupe en el Santuario de Tapachula

Tapachula, Chiapas; 11 de diciembre del 2020. – Debido a la pandemia del coronavirus y ante el pronunciamiento de las autoridades en prevenir hasta donde sea posible cualquier contagio, hubo cambios importantes en la celebración de la Virgen de Guadalupe en este mes de diciembre en el país.
En el caso de Tapachula, Edy Girón Díaz, sacerdote colaborador en el Santuario erigido a la Virgen de Guadalupe, al oriente de la ciudad, dijo en entrevista para EL ORBE que desde octubre y durante todo el mes de noviembre, estuvieron entregando pases para el acceso de los fieles a cada una de las 12 eucaristías que han sido programadas para este sábado, con la orden de que nadie podrá ingresar si no tiene registrado su acceso.
Añadió que el aforo de ese templo es de alrededor de mil personas, pero que ahora, en acato de la sana distancia, solo entrará una quinta parte, es decir, 200 feligreses a cada misa (eucaristía) quienes estarán separados, sin importar que algunos de ellos sean familiares.
Abundó que cada misa tiene un espacio de casi dos horas entre una y otra, a fin de que haya el tiempo prudente para realizar la limpieza y desinfección de las instalaciones. La de las 12 del día es la episcopal que será oficiada por el obispo de la Diócesis de Tapachula, Jaime Calderón.
Asimismo, a los fieles que no se organizaron y que no alcanzaron pases para las eucaristías en el santuario, les pidió que eviten ir y que, en su lugar, participen en las parroquias de sus colonias, donde los párrocos realizarán festejos similares.
Por otro lado, informó que durante todo el docenario previo al día de la Virgen de Guadalupe, no recibieron a ninguna peregrinación, por lo que agradeció la buena disposición de los fieles en no hacerlas, “porque todo esto ayuda a seguir cuidando la salud de toda la población. La virgen nos quiere vivos, y nos quiere ver el próximo año”. EL ORBE / Jesús Sánchez Martínez