Aparece Elefante Marino en la Costa de Chiapas

527
Aparece Elefante Marino en la Costa de Chiapas

*Está vivo y pesa cerca de media tonelada.

Tapachula, Chiapas; 16 de diciembre del 2020.- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONAP), informó que, en las últimas horas. personal técnico operativo recibió el aviso de un vigilante comunitario del Santuario Playa de Puerto Arista sobre el avistamiento de una hembra de elefante marino (Mirounga leonina), que se cree proviene de la Patagonia en Argentina, a unos 7 mil 500 kilómetros de Chiapas.
De acuerdo al reporte, su primera localización se ubicó a kilómetros y medio al sureste de ese campamento.
Vecinos de ese sector habían alertado que el animal ya había sido vista al amanecer el día en una zona conocida como Manglares de la Barra o la Barrita, rumbo a Boca del Cielo.
Se dijo que, con el apoyo de los especialistas en mamíferos marinos, Arturo Romero Tenorio, de la Fundación Amikoo-Dolphinaris y de, Juan Pablo Gallo Reynoso, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Unidad Guaymas, se identificó al elefante marino.
Los habitantes lo habían confundido con una ballena, pues el dorso del animal tenía esa apariencia cuando se asomaba sobre la superficie del agua.
Se calcula que tiene una longitud de tres metros de largo y un peso aproximado de 400 kilogramos. Su llegada sorprendió a pobladores y visitantes de Puerto Arista, de la cual irrumpió la tranquilidad con su sorprendente presencia, nada usual para esta playa del Pacífico mexicano.
Esta especie se encuentra dentro de una lista de categorías de riesgo a nivel internacional. De acuerdo a comentarios de los especialistas y de la observación, no se trata de un varamiento, ya que el ejemplar puede valerse por sí mismo.
Durante el segundo avistamiento alrededor de las 2:45 de la tarde, el personal del Santuario llegó al sitio donde se ubicó al ejemplar que había vuelto al agua, pues se asustó con la presencia de los turistas que se acercaban a grabar y tomarle fotos.
Según los testigos, viajó del sureste hacia al noreste de la línea de costa; sin embargo y sin una razón aparente, volvió al sur, llegando al centro de Puerto Arista. La afluencia turística no permitió que el mamífero descansara y por eso asustado regresó al mar.
Más tarde, volvió a realizar un arribo a la playa, esta vez, el personal del Santuario pudo montar vigilancia, apoyado por elementos de la Guardia Nacional, con lo cual el animal marino pudo descansar.
De acuerdo a la coordinación del Santuario, el animal se encuentra saludable y sin algún tipo de herida, así como ningún indicio de captura incidental, por lo que no requirió ninguna acción de manejo.  EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello