No Más Corrupción y Simulación en el Problema Migratorio: Empresarios

327
No Más Corrupción y Simulación en el Problema Migratorio: Empresarios

*Debe Atenderse el Problema de Fondo.

Tapachula, Chiapas; 12 de Febrero del 2021.- De acuerdo al empresario local, Abel Campuzano, urge que el personal del Instituto Nacional de Migración (INM) sea investigado a fondo y supervisado de manera permanente por un cuerpo colegiado vertido de la sociedad, para evitar la simulación y la corrupción, porque de otro modo no se podrá resolver el problema migratorio.
En entrevista para rotativo EL ORBE, dijo que mientras no se tenga un plan integral supervisado por los ciudadanos, miles de migrantes seguirán entrando a la ciudad.
“Las autoridades federales realizan una supuesta contención de los extranjeros que deben ser detenidos y deportados a sus lugares de origen para evitar que lleguen a Tapachula”, indicó.
Asimismo, lo primero que se tiene que formar es un cuerpo ciudadano en materia de migración y seguridad que se aplique al cien por ciento y no se preste a la simulación, para atender la problemática que ha puesto en una situación compleja y preocupante a la frontera sur.
El único que puede atender el problema migratorio es el Gobierno Federal, sostuvo, porque es el que tiene los recursos, “porque no basta que tenga una Guardia Nacional o una estación migratoria en donde los encierren, lo urgente es que se haga un trabajo profesional y eso, los empresarios no lo ven”.
Es triste lo que sucede en esta ciudad, porque se ha terminado la convivencia debido al clima de inseguridad e incertidumbre generada por la presencia de los extranjeros que se encuentran en este municipio, refirió.
En el aspecto migratorio, agregó que las autoridades no realizan un trabajo profesional, sino que únicamente se dan “mejorales” al problema a base de supuestas acciones, mientras millares de migrantes ingresan a diario a Tapachula.
Agregó que, cuando se creen las condiciones para un desarrollo económico, podrá haber empleo para los chiapanecos que lo piden todos los días, para después pensar en resolver los problemas de otros países. EL ORBE / M. Blanco