Colapsa Tapachula por Presencia de Migrantes

307
Colapsa Tapachula por Presencia de Migrantes

*Se Estima que ya hay más de 120 mil y Contando.

Tapachula, Chiapas; 07 de Septiembre del 2021.- Miles de migrantes haitianos y de otras nacionalidades han logrado colapsar a Tapachula, capital económica de Chiapas y punto neurálgico de la crisis migratoria por la que atraviesa México en los últimos tres años.
Los migrantes, la gran mayoría caribeños, se han desperdigado por todo el municipio y se han establecido rentando casas y lugares para poder iniciar el proceso de asilo o algún trámite migratorio en la Ciudad, además de exigir se les cumpla con las promesas de que el país les daría trabajo, educación, atención médica, alimentos y apoyos económicos.
Se estima que esta semana ha roto todos los récords de migrantes concentrados en la Ciudad que, según la estimación de algunas asociaciones civiles, ya sobrepasan los 120 mil.
Tan solo este martes, se pudo observar a miles de ellos deambulando en los parques “Miguel Hidalgo”, “Las Etnias” y “Benito Juárez”, además de las calles aledañas al Centro de la localidad.
Estos se mantienen reunidos -generalmente- en grupos muy numerosos, situación que ha causado el malestar ciudadano, pues no cumplen con las medidas sanitarias y ahuyentan a los consumidores locales y al turismo.
Este éxodo no únicamente es de haitianos, sino también de venezolanos, cubanos, hondureños, guatemaltecos, salvadoreños, nicaragüenses, costarricenses, colombianos y de 99 nacionalidades en total, que siguen ingresando al municipio cada día.
A través de las cámaras de EL ORBE, se pudo apreciar la aglomeración de indocumentados en el primer cuadro de la Ciudad, y ni un solo agente del INM que verifique su estancia legal en el país, tal y como lo hicieron la semana pasada a los participantes de las caravanas, a quienes detuvieron hasta con patadas.
A la par de eso, migrantes se han apostado a un costado al templo erigido en honor a San Agustín, ubicado también en ese mismo sector, en donde ya instalaron un tianguis de venta de comida, ropa y otros artículos de dudosa procedencia y calidad, en banquetas, pasillos, áreas verdes y en la misma calle.
Otros deambulan por las calles vendiendo aguas frescas, refrescos y alimentos, actividades de las que se han ido apoderando, al igual que de la prostitución. EL ORBE / M. Blanco