Incremento en Precios de Insumos Impacta al Sector Campesino de la Región

83
Incremento en Precios de Insumos Impacta al Sector Campesino de la Región

* Disminuye Producción de Cultivos.

Tapachula, Chiapas; 29 de marzo del 2022.- El incremento en los precios de los insumos, como son los fertilizantes, insecticidas, herbicidas, fungicidas y otros que se utilizan en la producción de soya, maíz, ajonjolí, en los municipios de la región Soconusco, en donde se cultivan los alimentos que consume México, ha venido a darles un duro golpe a los agricultores.
Así lo manifestó al rotativo EL ORBE el productor de granos, Jorge Arroyo Ruiz, quien aseguró que de por sí ya estaban mal los agricultores por la falta de apoyos desde hace casi cuatro años, con esa alza y el de los combustibles, ha sido el acabose, en virtud de que ahora no tienen a dónde ir.
A pesar de los inconvenientes, dijo, han seguido en la lucha por la producción, pero que desafortunadamente cada día es menos lo que pueden hacer, debido a que no cuentan con ningún apoyo por parte del gobierno federal.
La inflación en ese periodo también ha sido devastador, sobre todo para los más pobres. Puso como ejemplo: que, en el sexenio pasado que tanto ha criticado muchos, una bolsa de urea, el fertilizante más común que se usa en la producción de maíz, costaba 300 pesos. Sin embargo, hoy esa misma bolsa cuesta mil 100 pesos.
Recordó que, en tiempo de campaña, los protagonistas de la actual administración se habían comprometido a proporcionar precios de garantía en la producción de maíz, pero resulta que hoy no hay un solo lugar donde el agricultor pueda vender su cosecha, por lo cual no les queda más que atenerse a lo que paguen los intermediarios.
Consideró que los precios deberían ser acordes a los gastos que se hacen con la adquisición de insumos y de todo lo que se requiere en las cosechas, para que haya una garantía que les permita sobrevivir, al igual que sus familias.
Todos esos y otros factores que conforman la problemática, apuntó, han repercutido también en la producción, la cual ha provocado una caída general de un 40 por ciento, «porque muchos ya se olvidaron de las siembras por la sencilla razón de que no tienen dinero para los gastos». EL ORBE / Nelson Bautista